China quiere que jefe de Evergrande pague con su fortuna las enormes deudas de la empresa que ascienden a más de $300,000 millones

Para el gobierno de China, Xu Jiayin, fundador de Evergrande, debe ser quien pague las deudas de la empresa con su propio dinero, mismas que ascienden a más de $300,000 millones de dólares

China está monitorando que dinero de Evergrande se use para proyectos y no se desvíe a pago de deudas.
China está monitorando que dinero de Evergrande se use para proyectos y no se desvíe a pago de deudas.
Foto: NOEL CELIS / Getty Images

Autoridades del gobierno chino manifestaron que Xu Jiayin, fundador de la inmobiliaria Evergrande, debe usar su fortuna personal para ayudar a enfrentar la enorme deuda de la empresa, dio a conocer la agencia AFP.

Evergrande es una de las principales empresas chinas, y su crisis de liquidez afectó el sentimiento de los inversionistas y provocó una sacudida en el mercado inmobiliario del país asiático, al tiempo que provocó temores de un posible contagio a toda la economía, incluso a nivel global.

Recientemente, había preocupación porque la empresa debía pagar un bono offshore con fecha de vencimiento el sábado pasado. Afortunadamente el grupo pagó sorpresivamente a tiempo los intereses y también anunció que reanudó labores en más de 10 proyectos que se encontraban paralizados.

Sin embargo, la agencia Bloomberg News dio a conocer el martes que personas informadas en el tema, aseguran que autoridades de Pekín están presionando a Xu para usar su propio dinero para ayudar a sufragar la deuda de la empresa.

No obstante, AFP señala que es poco probable que Xu pueda asumir solo ese compromiso, pues la deuda de Evergrande es de más de $300,000 millones de dólares, mientras que la fortuna personal del empresario es de menos de $8,000 millones.

En alguna ocasión la fortuna del hombre de 63 años, lo llevó a ser la persona más rica de China, con más de $40,000 millones de dólares, pero eso fue pocos años atrás, antes de que se desataran los innumerables problemas de la empresa.

Segú las fuentes, los gobiernos locales en toda China están monitoreando las cuentas bancarias de Evergrande para asegurar que sus recursos se usen para concretar proyectos de vivienda pendientes y que el dinero no se desvíe al pago de deudas.

Las medidas de control de China sobre su endeudado sector inmobiliario provocaron la crisis de liquidez de Evergrande e inevitablemente afectaron a otras compañías.

También te puede interesar:

Evergrande: por qué la caída del gigante inmobiliario no es solo una amenaza para la economía en China

Por qué lo que pase con la compañía china Evergrande es tan importante para el Departamento del Tesoro de EE.UU.

Barclays y UBS explican qué tan grave podría ser la quiebra de Evergrande para los mercados internacionales