Demócratas dependen de agenda ‘Build Back Better’ tras derrota electoral

Las elecciones del martes pasado dejaron claro a los demócratas que la baja popularidad del presidente Joe Biden y la falta de avances en agenda legislativa tienen gran impacto entre votantes; la agenda 'Build Back Better' (Reconstruir Mejor) es la mejor arma para el proceso intermedio

El presidente Joe Biden enfrenta problemas de aprobación, pero la ley de infraestructura podría darle un reimpulso.
El presidente Joe Biden enfrenta problemas de aprobación, pero la ley de infraestructura podría darle un reimpulso.
Foto: Sarah Silbiger / Getty Images

La semana pasada estuvo marcada por momentos clave para los demócratas, debido a los resultados electorales que confirmaron su mayor temor: los votantes no están contentos. Eso los llevó a perder la gubernatura en Virginia ante el republicano Glenn Youngkin.

La figura presidencial ha sido esencial en prácticamente todos los procesos intermedios y en esta ocasión no fue la excepción, ya que las encuestas revelan un desplome en la popularidad del presidente Joe Biden desde abril pasado, con mayores problemas en julio tras la salida de tropas estadounidenses de Afganistán.

La más reciente encuesta nacional de noviembre de Emerson College encontró al presidente Biden con un 50% de desaprobación y un 41% de aprobación, en concordancia con otros sondeos.

“La aprobación de Biden ha bajado cinco puntos desde la última encuesta nacional de Emerson en septiembre, cuando tenía un 46% de aprobación y un 47% de desaprobación”, indica el reporte. “Las cifras actuales del presidente casi se han invertido desde febrero, cuando su aprobación estaba en un 49% de aprobación y un 39% de desaprobación“.

Sin embargo, diversos analistas creen que la aprobación del proyecto de Ley de Infraestructura de $1.2 billones de dólares le dará un reimpulso al mandatario, quien podría enfrentar otro empuje si el Congreso logra la aprobación del plan económico de gasto social de $1.75 billones de dólares bajo el proceso de Reconciliación.

Una fuente de la Casa Blanca reconoció a Reuters que la Administración Biden es consciente del impacto de la lentitud de la agenda del mandatario entre los votantes. Algo que se ha expresado a los demócratas en el Congreso.

“Si los votantes se sienten frustrados por la inacción, la respuesta obvia es ser más decisivos y aprobar proyectos de ley”, dijo esa fuente.

El apuro en la Cámara

Apenas se confirmaron los resultados electorales, la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi (California), tiró de los hilos necesarios, incluida una maratónica sesión con los miembros del Caucus Progresista, para aprobar el paquete de infraestructura. Logró el cometido a última hora del viernes.

No sólo eso, Pelosi reconoce la importancia del plan económico de gasto social y prometió avances para antes del Día de Acción de Gracias.

Una fuente del Senado había adelantado a este diario que una vez que la Cámara aprobara el proyecto de ley, el cual incluye una protección para inmigrantes indocumentados, los senadores liderados por Chuck Schumer (Nueva York), necesitarían al menos dos semanas para revisar los planes incluidos, hacer enmiendas y someter la discusión al pleno.

En 2022, la mayoría demócrata está en peligro en el Congreso, sobre todo ante el anuncio de al menos de una docena de representantes que han preferido retirarse, como el representante David Price (Carolina del Norte) y el Mike Doyle (Pensilvania), además de John Yarmuth (Kentucky), presidente del Comité de Presupuesto.

El voto latino

No hay todavía un dato final sobre el voto latino en Virginia, donde representa alrededor del seis por ciento de votantes, pero los primeros datos que arrojaron encuestas todavía son alentadores para los demócratas, sobre todo porque entidades donde hay un “cambio de juego político” sirven de termómetro a nivel nacional.

El republicano Youngkin se acercó a la comunidad latina con un discurso sobre el empleo y la economía, dos de los temas que más preocupan a esa comunidad, según sondeos nacionales, incluidos los del Pew Research Center, pero mantuvo niveles de respaldo similares a la media nacional registrados en la elección del 2020, es decir, alrededor del 30 por ciento.

Según los conteos de Edison Research, los latinos apoyaron con 62% al demócrata Terry McAuliffe, mientras dieron el 32% al republicano Youngkin, pero los análisis están restringidos a un número muy pequeño de votantes.

Para el experto Eduardo Gamarra, quien encuesta a los votantes latinos en Estados Unidos y es profesor de Estudios Latinoamericanos en la Universidad Internacional de Florida en Miami, es muy temprano para saber “quién ganó el voto latino” en Virginia.

“Puedo decir a partir de mi investigación que lo que hemos estado viendo es un mensaje real para los demócratas, que no se están apoyando en temas que realmente hablan a los latinos”, dijo Gamarra a Politico.

Los demócratas están apostando a la agenda ‘Build Back Better’ para atraer a los votantes latinos, como lo adelantó el representante Rubén Gallego (Arizona), presidente del Comité del Caucus Hispano BOLD PAC.

“Depende de lo que ocurra con la agenda Build Back Better (Reconstruir Mejor), es cien por ciento seguro que la comunidad latina será beneficiada cuando se implemente“, dijo en entrevista a este diario previo a las elecciones. “Somos la clase trabajadora de Estados Unidos, somos la gente que continuó trabajando… cuando hubo cuarentenas fueron los latinos quienes siguieron trabajando, fueron a restaurantes, a tiendas, a granjas, a empacadoras de carne fábricas”.

Tras los resultados electorales del martes pasado, el BOLD PAC rechazó hacer comentarios a este diario sobre acciones a tomar para redireccionar su estrategia.

“Por el momento no estamos habiendo comentarios al respecto”, dijo una portavoz.

Dado que el asunto migratorio es clave en la agenda ‘Build Back Better’, organizaciones que trabajan con indocumentados, como Make The Road New York, advirtieron sobre “el llamado de atención” de los votantes a los demócratas.

“Los decepcionantes resultados electorales… deberían ser un llamado de atención al Partido Demócrata: para mantener a los votantes motivados y ganar las elecciones, el partido debe ofrecer resultados concretos para nuestras comunidades”, consideró Theo Oshiro, codirector ejecutivo de Make the Road Action.