Marilyn Manson habría abusado de mujeres en un cuarto insonorizado que construyó en su casa

Se revelaron detalles de los métodos que Marilyn Manson usaba supuestamente para torturar a sus parejas sentimentales, uno de ellos el “Bad Girls Room”: un pequeño cuarto en su antiguo apartamento de West Hollywood que él utilizaba como cámara de castigo

Marilyn Manson.
Marilyn Manson.
Foto: Kevin Winter. / Getty Images

En los últimos meses, un número considerable de mujeres rompieron el silencio para presentarse como víctimas de abusos sexuales y psicológicos a manos de Marilyn Manson, incluidas algunas de sus exnovias y una antigua asistente personal.

Varias de ellas emprendieron, además, acciones legales en su contra mientras Brian Warner, nombre real del rockero, sigue negando todas las acusaciones.

En febrero, la actriz Evan Rachel Wood, ofreció un desgarrador relato sobre los distintos abusos que había padecido por una expareja sentimental y el trastorno de estrés postraumático que aún sufría en consecuencia.

En aquel momento, muchos dieron por sentado que se refería a Marilyn, con quien, incluso, llegó a comprometerse en 2010, pero ninguna de las dos partes quiso confirmar o desmentir esa teoría.

De hecho, el cantante interrumpió una entrevista cuando intentaron realizarle una pregunta al respecto, aunque en el pasado sí había reconocido que llegó a fantasear con golpear a Evan con un martillo y que, durante una de sus rupturas, él se cortó cientos de veces por cada llamada que ella no le respondió.

Ahora, la revista Rolling Stone publicó un nuevo artículo en el que recoge el testimonio de varias de sus supuestas víctimas, que revelaron que el músico tenía un pequeño cuarto del tamaño de un probador en su antiguo apartamento de West Hollywood, construido como un estudio de grabación casero, pero que él utilizaba como cámara de castigo.

Manson rebautizó esta cabina como “Bad Girls Room” y aprovechó su espacio reducido y la insonorización para encerrar a decenas de mujeres y abusar de ellas tanto mental como físicamente. Así lo explicó Ashley Morgan Smithline exasistente y ex amante de Manson.

“Incluso si estuviera gritando, nadie me escucharía”, es como ella lo contó al medio. “Primero peleas, y él disfruta la lucha. Aprendí a no luchar contra eso, porque eso le estaba dando lo que quería. Simplemente fui a otra parte de mi cabeza”, relató.

Según detalló Rolling Stone la decoración de la habitación era completamente negra con sangre, esvásticas, fotos recortadas de revistas pornográficas y la temperatura se mantenía por debajo de los 65°F (18°C).

La actriz Esmé Bianco, por su parte, asegura que Manson la suministró drogas y alcohol de forma constante mientras vivieron juntos y la sometió a todo tipo de vejaciones que incluyeron azotarla con un látigo y electrocutarla.

Ante esta oleada de acusaciones, Marilyn Manson se mantiene firme en su inocencia.

Previamente las negó en un comunicado, que decía: “Obviamente, mi arte y mi vida han sido durante mucho tiempo imanes de controversia, pero estas recientes afirmaciones sobre mí son horribles distorsiones de la realidad. Mis relaciones íntimas siempre han sido completamente consensuadas con socios de ideas afines. Independientemente de cómo, y por qué, otros ahora eligen tergiversar el pasado, esa es la verdad”, manifestó.

Sigue leyendo: Marilyn Manson se entregó a la policía tras acusaciones de agresión, pero quedó libre bajo fianza
¡Nueva acusación! Marilyn Manson tiene en su casa una habitación para violar
Marilyn Manson es despedido de su disquera tras acusaciones de Evan Rachel Wood