Acusan a cinco policías en Georgia por asesinato de mexicano que murió desnudo y sometido como George Floyd luego de festival de música

Agentes forzaron al suelo al hispano de 24 años y lo inmovilizaron mientras le aplicaron unos 12 electrochoques con una pistola Taser, incluso cuando ya estaba sometido en el suelo

Interior de una cárcel.
Interior de una cárcel.
Foto: Dan Kitwood / Getty Images

Cinco oficiales de la policía en Georgia enfrentan cargos de asesinato por la muerte por asfixia del hispano Fernando Rodríguez, de 24 años, tras un festival de música.

El viernes pasado, un gran jurado acusó a cada uno de los oficiales con un cargo de asesinato malicioso, dos de asesinato mayor y uno de agresión agravada por el incidente reportado el 20 de septiembre de 2019.

Rodríguez, de origen mexicano, caminaba desnudo por el medio de la carretera luego de asistir al Imagine Concert Music Festival en Atlanta Motor Speedway. Los oficiales lo forzaron al suelo y lo inmovilizaron mientras le aplicaron unos 12 electrochoques con una pistola Taser, incluso cuando ya estaba sometido en el suelo.

Los agentes involucrados además enfrentan cada uno, un cargo por violar el juramento al cargo por estirar a Rodríguez en el suelo en posición prono mientras estaba esposado, sujetándolo hacia abajo y aplicando presión en el cuerpo, según detalló la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado Henry.

En imágenes de la intervención que reseñaron medios como el Atlanta Journal-Constitution y Buzz Feed News, Rodríguez parecía confundido, pero no estaba enfrentando a los oficiales cuando uno de ellos lo sometió con una pistola paralizante.

El hispano cayó hacia atrás y no dio la vuelta como los oficiales le ordenaron, por lo que volvieron a utilizar la pistola varias veces más. Los agentes se arrodillaron en los brazos, cuello y espalda del sospechoso por 10 minutos.  Esto a pesar de que se alertó de que el hombre no estaba respirando.

Rodríguez fue declarado muerto unos pocos días después. Su muerte fue clasificada como homicidio.

Por los hechos fueron acusados los oficiales del condado Henry, Robert Butera y Quinton Phillips; también enfrentan cargos los agentes de Hampton, Mason Lewis, Marcus Stroud y  Gregory Bowlden. Este lunes, los cinco acusados se entregaron a las autoridades, pero salieron en libertad bajo fianza tras pagar cada uno $100,000.

La familia de la víctima presentó, en julio pasado, una demanda federal contra el Departamento de Policía de Hampton en la que piden $3 millones de dólares. El recurso alega que los uniformados debieron brindarle atención médica a Rodríguez en lugar de utilizar la fuerza física.

El litigio contra el Departamento de Policía del Condado Henry está en proceso.

El abogado de la familia, Page Pate, dijo en declaraciones a Buzz Feed News, que los agentes torturaron al hispano.

“Fernando estaba desarmado, desnudo, y en necesidad de atención médica. En lugar de tratar de ayudar a Fernando, estos oficiales lo torturaron y lo mataron”, argumentó el defensor legal. “La familia entiende que sigue siendo difícil en Georgia acusar a oficiales de la policía con crímenes, mucho menos convictos por crímenes. Pensamos que esta acusación es un buen primer paso, pero este caso está lejos de acabar”, puntualizó.  

En junio pasado, el exoficial de la policía de Minneapolis, Minnesota,  Derek Chauvin fue condenado por el asesinato del afroamericano George Floyd, a quien sometió al suelo con su rodilla en el cuello por unos 9 minutos.

Chauvin fue sentenciado a 22 años y medio de cárcel.