Covid-19: Alemania anuncia restricciones para los no vacunados que limitan su acceso a la vida pública

Mientras el aumento de muertes diarias por Covid-19 en Alemania, llega a su número más alto en 9 meses; autoridades del país anuncian restricciones severas para los no vacunados

A partir de febrero del próximo año, la vacuna será obligatoria.
A partir de febrero del próximo año, la vacuna será obligatoria.
Foto: CLEMENS BILAN / EFE

En las últimas semanas, nuevamente Alemania se ha convertido en uno de los países más golpeados por la pandemia de Covid-19, al registrar repuntes significativos en cuanto a número de casos y muertes derivadas por el virus.

Sobre la situación, las autoridades del país han salido a decir que esta nueva ola de Covid-19 se debe, sobre todo, a la población que aún no se ha vacunado, por lo cual el gobierno alemán ha decidido tomar cartas en el asunto.

Este día, la canciller saliente Angela Merkel, tras su reunión con su previsible sucesor, Olaf Scholz, y los líderes regionales, anunció que Alemania impondrá restricciones a escala nacional a los no vacunados e implantará la vacunación obligatoria previsiblemente a partir de febrero de 2022.

Entre las medidas adoptadas se incluye el cierre de los negocios nocturnos (bares y discotecas) a partir de ciertos niveles de incidencia de contagios, así como restricciones a eventos públicos y contactos a los ciudadanos no vacunados, que solo podrán de manera limitada, convivir con personas fuera de su núcleo familiar.

Además, para acudir a lugares públicos, podría llegar a pedirse una prueba de Covid negativa.

Las mismas restricciones serán impuestas por comercios minoristas, así como por establecimientos de productos de primera necesidad.

Igualmente, a partir de este valor de referencia el aforo de encuentros privados de personas vacunadas o sanadas quedará reducido a 50 personas en interiores y 200 en exteriores.

En tanto, en las escuelas volverá a ser obligatorio el uso de la mascarilla.

“Todas estas medidas son estándares mínimos”, dijo Merkel, y agregó que los estados federados tienen libertad de imponer restricciones más estrictas.

Se trata, agregó de “un acto de solidaridad nacional” con el objetivo de reducir las cifras de contagios y la presión al sistema sanitario.

La canciller saliente señaló que la validez del pasaporte Covid se acortará a 9 meses tras haber completado la pauta completa, por lo que recibir una dosis de refuerzo es ahora importante.

Al mismo tiempo aseguró que habrá un tiempo suficiente de transición para que todos puedan recibir a tiempo la tercera dosis.

Agregó, además, que el Bundestag (cámara baja) debatirá y decidirá sobre la obligatoriedad de la vacuna, que podría entrar en vigor, precisó, a partir de febrero del año que viene, al tiempo que informó que se implicará en el debate a una comisión ética.

El futuro canciller, por su parte, calificó las medidas de “correctas y necesarias” y subrayó la importancia de ser “claros y precisos”. Llamó a la población a vacunarse contra el Covid-19 y señaló que las consecuencias de no hacerlo son visibles en Alemania.

Te puede interesar:

* Biden endurece acciones contra variante Ómicron con vacunas de refuerzo y restricciones a viajeros
* Este lunes EE.UU. pondrá restricciones a los viajeros procedentes de Sudáfrica
* En Holanda, vendían un insólito kit para infectarse de Covid-19 a $37 dólares con entrega a domicilio