Novia planea separar una mesa de “no vacunados” para su boda

La nueva realidad que enfrentamos ante la pandemia de COVID-19 nos obliga a pensar en nuevas estrategias durante los eventos sociales para evitar contagios y hasta enfrentamientos ideológicos

El dilema de esta novia es decidir si pondrá una mesa para los invitados no vacunados contra COVID.
El dilema de esta novia es decidir si pondrá una mesa para los invitados no vacunados contra COVID.
Foto: Unsplash

Luego de casi dos años de limitar las reuniones sociales debido a la pandemia de COVID-19, tener un acontecimiento importante en puerta como una boda supone no sólo un estrés natural relacionado con la organización sino, en esta nueva realidad, una preocupación por evitar contagios y hasta confrontaciones. Por eso una novia confesó que planea separar una mesa de “no vacunados” para su boda el próximo año.

Una mujer identificada como Heidi afirmó en un programa de radio australiano que se casará en marzo de 2022 y a su fiesta invitará a familiares que aún no se han vacunado contra COVID. Ella dijo: “Estoy pensando si tengo una ‘mesa anti-vax’ especial para que todos los demás invitados se sientan un poco más cómodos teniendo personas que no están vacunadas allí o no me preocupo por eso”, afirmó.

Es un hecho que el asunto de las vacunas puede dividir las opiniones de manera tajante y causar algunas confrontaciones ideológicas y hasta políticas, pero además estar entre personas vacunadas ofrecer cierta atmósfera de seguridad.

Sin embargo, las presentadoras del programa observaron que tener una mesa para los invitados antivacunas en realidad no tendría sentido separar a los invitados no vacunados porque seguramente durante el transcurso de la fiesta se mezclarían. En todo caso, sería más efectivo pedir una prueba negativa de COVID a los invitados que no cuenten con una vacuna, una medida que ya se está convirtiendo en un estándar para asistir a este tipo de eventos o, por ejemplo, para viajar.

De hecho, algunos lugares que organizan este tipo de eventos solicitan pruebas negativas de COVID para los asistentes, algo que es bastante fácil de realizar gracias a las pruebas caseras que están disponibles en las farmacias. Incluso en algunas regiones el acceso a un evento organizado para más de 10 personas está restringido para individuos completamente vacunados.

Las historias sobre novias que tratan de lidiar con el estrés de la organización de la boda son comunes en estos días. Por ejemplo, una novia que hizo firmar a sus damas un contrato de 37 reglas para acompañarla en su gran día, o esta novia que descubrió que su suegra intentaba envenenarla con pastelillos de coco, a los que era tremendamente alérgica.


Lee más:

+ FOTO: Un vestido de novia diseñado con mascarillas recicladas

+ Novia le exige prueba de coronavirus a su prometido antes de casarse

+ “Mi novia se baña una vez cada 15 días y no aguanto su olor”

+ Hombre virgen de 41 años busca novia virgen para su debut sexual