Mujer denuncia abuso sexual infantil de su esposo y muere días después; la policía cree que fue desmembrada

Keysha Preston denunció que su esposo Sean Dacko abusó sexualmente de un menor de edad de su familia y días más tarde murió; el esposo de la víctima es acusado de su muerte

Sean Dacko fue detenido por la muerte de su esposa quien lo denunció por abuso sexual infantil.
Sean Dacko fue detenido por la muerte de su esposa quien lo denunció por abuso sexual infantil.
Foto: Houston Police Departament / Cortesía

Keysha Preston denunció a su esposo Sean Dacko, de 47 años, ante las autoridades de Houston por abuso sexual infantil después de que una niña de su familia le confesara que su esposo la había tocado de manera inapropiada, además de ser testigo de algunos improperios inapropiados a un menor de edad.

Después de la denuncia, Keysha Preston, de 41 años, murió. La policía de inmediato sospechó que Sean Dacko estaba relacionado con su muerte.

Si bien la policía ha dado a conocer que los restos de la denunciante no han sido encontrados, Dacko fue arrestado el viernes 17 de diciembre por la policía de Houston y acusado de asesinato.

Las autoridades creen que Sean Dacko mató a Keysha Preston en un motel un día antes de Acción de Gracias, el 24 de noviembre, por medios desconocidos, sin embargo, la policía cree que fue desmembrada y su cuerpo fue puesto en una bolsa de lona, además de haber usado ácido para destruir sus restos.

La conclusión a la que llegaron se debe a que la policía revisó las imágenes de vigilancia del Motel King, en 3618 Laura Koppe Road, donde Sean se había estado quedando y lo vieron a él y a una mujer entrar juntos a una habitación el 24 de noviembre, más tarde se le vio salir con un par de bolsas pesadas a su automóvil.

“Tuvo dificultades para bajar las escaleras con la maleta o la bolsa de lona con ruedas y tuvo que usar ambas manos para subirla al maletero del automóvil“, dice la orden de registro.



Uno de los hijos de Keysha Preston denunció ante la policía la desaparición de su madre y reveló que el día 29 de noviembre recibió una llamada telefónica, de una persona anónima, asegurándole que Sean Dacko había cometido un asesinato.

Los investigadores se pusieron en contacto con la misma persona que llamó para denunciar a Dacko y fue entonces que se enteraron de que el acusado compró ácido muriático y un vehículo de desecho; además, reveló que el día que conoció a Sean tenía el rostro rasguñado, como si hubiera tenido una pelea.

Sean Dacko fue acusado de asesinato y está detenido en la cárcel del condado de Harris, con una fianza de $ 2 millones de dólares.

Te puede interesar: