NYC abre más centros de pruebas de COVID-19 para cubrir la gran demanda ante temor por avance de Ómicron

Ahora se contarán con 119 lugares para hacerse los test administrados por la Ciudad

Toda la semana se han visto larga filas en sitios para pruebas como las clínicas ‘CITYMD’.
Toda la semana se han visto larga filas en sitios para pruebas como las clínicas ‘CITYMD’.
Foto: Ramón Frisneda / Impremedia

Vacunas, pruebas, vacunas, pruebas. Esa es la ecuación que el alcalde Bill de Blasio repitió hasta el cansancio este miércoles, como la fórmula más efectiva que tiene la Ciudad de Nueva York para enfrentar la actual crisis del rápido aumento de contagios de COVID-19 provocado por la variante Ómicron, que en el más reciente reporte de 7 días consecutivo se confirmaron 11,000 nuevos contagios.

En su rueda de prensa diaria, De Blasio anunció la apertura este jueves de ocho lugares de pruebas adicionales en toda la Gran Manzana, lo que aumentará a 119 el total de los centros administrados por la Ciudad.

“Además de esto, a partir de mañana tendremos cinco centros móviles de la Ciudad distribuyendo pruebas rápidas para hacerse en el hogar”, dijo De Blasio, quien aseguró que actualmente se estaban realizando 180,000 pruebas diarias de COVID-19 en los sitios que maneja su Administración.

Para encontrar un lugar de prueba cerca de usted, visite la página web: nyc.gov/covidtest

El Alcalde aseguró que, afortunadamente, en “muchos de esos lugares no se están haciendo grandes filas, y son muy buenos para darle una respuesta rápida de los resultados, así que hay que enfocarse en eso”.

Entre tanto, el presidente de la Corporación Hospitales Públicos H+H (Health + Hospital), Mitchell Katz, informó de la expansión del horario de los sitios de test que funcionan en los 11 hospitales de la Ciudad, que ahora estarán abiertos de 7 a.m. a 7 p.m.

“Hemos podido hacer eso volviéndonos virtuales para nuestras visitas de atención ambulatoria, de modo que ahora podemos tener enfermeras y otro personal que trabaja en nuestras clínicas, a disposición de las áreas de pruebas para que sean mucho más rápidas. También hemos adquirido una cantidad suficiente de kits de pruebas para el hogar que podemes entregárselos a las personas que se sientan cómodas yendo a casa y hacerse las pruebas ellos mismos”, explicó el Dr. Katz.

Además de los esfuerzos a nivel local, las autoridades neoyorquinas también informaron de la apertura muy pronto de los primeros centro de vacunación administrado por el Gobierno federal.

Y para conseguir más ayuda de Washington, De Blasio estuvo acompañado del senador por Nueva York Charles Shummer, quien se prometió a lograr fondos adicionales para que FEMA abra cientos de centros de pruebas en los cinco condados.

Le envío una carta a FEMA hoy, pidiéndoles cientos de nuevas ubicaciones de prueba móviles. Necesitamos estas ubicaciones en toda la ciudad. Ahora, hoy dijeron que están enviando seis, eso no es suficiente, dada la magnitud de la crisis y lo que necesitamos”, dijo el senador, agregando que le pidió al Gobierno federal, “hace dos o tres semanas, en una de mis pequeñas conferencias de prensa dominicales, que hiciera esto ahora que el COVID está muy fuete. La variante está muy agresiva. Necesitamos estos sitios de prueba móviles ya, por que las pruebas son una de las mejores formas de vencer a este virus”.

Dan bienvenida a la ayuda federal

Y mientras la Ciudad de Nueva York continúa luchando contra el aumento de casos de Ómicron, el ‘NYC Test & Trace Corps’ dio la bienvenida este miércoles al primer despliegue de las unidades móviles de prueba del Equipo de Aumento del Acceso Comunitario a las Pruebas (ICATT) de los CDC.

Para la próxima semana, estas unidades proporcionarán 25,000 pruebas de PCR adicionales por semana a las comunidades que más necesitan pruebas convenientes y sin costo. El ‘Test & Trace’ indicó que la capacidad de prueba adicional ayudará a la Ciudad a seguir satisfaciendo la demanda de pruebas, que había alcanzado niveles récord de más de 150,000 por día a inicio de esta semana.

“El despliegue de unidades adicionales proporcionará un acceso aún mayor a pruebas convenientes y sin costo para los neoyorquinos que buscan el bienestar de sus familiares, amigos y vecinos al someterse a pruebas para romper las cadenas de transmisión y detener la propagación de COVID- 19. Junto con nuestros socios federales, continuaremos manteniendo la seguridad de la ciudad de Nueva York y derrotando esta última ola”, dijo el Dr. Ted Long, director Ejecutivo del NYC Test & Trace Corps.

El anuncio de más lugares para test se da precisamente el día en que ‘CITYMD’, las clínicas privadas que son usadas por miles de neoyorquinos para hacerse las pruebas y donde se han visto largas filas en los pasados días, anunció en su cuenta de Twitter que tuvo que cerrar temporalmente 13 lugares debido a falta de personal, aunque aseguró que esto no debería afectar sus operaciones ya que cuentan con 150 clínicas.

Suspenden visitas en hospitales

Otra de las medidas que está tomando la Ciudad para frenar el avance de Ómicron fue el suspender las visitas en los hospitales públicos y en la cárcel de Rikers Island.

En de los 11 hospitales de H+H, ahora se prohibirán las visitas y solo se permitirán en ciertas situaciones especiales: embarazadas que vayan a dar a luz, pacientes terminales y niños en unidades de cuidados intensivos y pacientes con discapacidades.

Además, se dará a los empleados del hospital le discreción de permitir algunas visitas, cuando consideren que son esenciales para la salud del paciente, aunque estará limitado el número de visitantes, y ahora solo podrán entrar las personas que hayan recibido un test negativo de COVID-19 en las últimas 24 horas y que no estén ‘full’ vacunados.

Otros sistemas de hospitales privados como el Mount Sinai y el NewYork-Presbyterian, también anunciaron este miércoles cambios en sus políticas de visitas, y aunque no las están limitando ahora solo permitirán el ingresos de personas completamente vacunadas.