Navidad 2021: por qué la mejor decisión es comer lo que tengas ganas sin presionarte

La temporada navideña viene acompañada de los más suculentos y deliciosos platillos, con ello viene la temida preocupación asociada con el aumento de peso. Te invitamos a conocer 5 de las principales creencias falsas que nos impiden disfrutar de la temporada y conducen a hábitos poco saludables

La mayoría de nosotros perdemos aproximadamente la mitad del peso ganado en vacaciones en un mes, de acuerdo con una investigación publicada en el New England Journal of Medicine. No es necesario recurrir a métodos extremos.
La mayoría de nosotros perdemos aproximadamente la mitad del peso ganado en vacaciones en un mes, de acuerdo con una investigación publicada en el New England Journal of Medicine. No es necesario recurrir a métodos extremos.
Foto: Unsplash

Llega la temporada navideña y con ella los excesos, la realidad es que a muchos de nosotros nos preocupa el posible aumento de peso. Sin embargo, de acuerdo con los expertos tener un problema de mentalidad dietética durante las vacaciones (o en realidad en cualquier momento), nos lleva a pensar demasiado en lo que estamos comiendo. Esto no solo nos quita el disfrute de estos deliciosos platillos tradicionales de los que podemos disfrutar solo una vez al año, el mayor problema es que se trata de una configuración que nos lleva a pensar que necesitamos “compensar” esos gustos con otro tipo de conductas poco saludables y que conducen al temido efecto rebote. Con base en ello nos dimos a la tarea de recopilar los cinco principales conceptos erróneos que deberás dejar a un lado durante la temporada navideña, y que en realidad nos han hecho daño durante mucho tiempo. Recuerda que lo mejor que puedes hacer es disfrutar de la temporada y la familia, con gozo y procurando siempre el equilibrio.

1. Mito #1: Estás destinado a entrar en 2022 con jeans más grandes

Una de las principales creencias que gira en torno a los excesos de temporada, es que conducen a un extremo aumento de tempo y esto es completamente falso. De acuerdo con los expertos y diversos trabajos de investigación, es muy poco probable aumentar mucho de peso durante las vacaciones. Sin embargo, es importante estar conscientes sobre aquellas conductas alimenticias que es importante limitar, ya que suelen relacionarse con unos centímetros de más: un alto consumo de alimentos salados, azucarados y grasos, y el alcohol, causan hinchazón y retención de agua, lo que puede darnos la sensación de aumento de peso. El verdadero aumento de peso se debe únicamente a la grasa o los músculos, sin embargo los cambios de peso asociados con la retención de líquidos suelen ser bastante agresivos. La buena noticia es que la mayor parte de este “peso de agua” desaparecerá una vez que se reanude los hábitos saludables regulares. Así que es muy probable que para inicios del 2022 sigas entrando en tus jeans, algunos consejos infalibles son: beber mucha agua, comer frutas y verduras, caminar o realizar algo de actividad física y practicar unos días de ayuno. En pocos días de retomar tu rutina normal, te sentirás nuevamente el mismo.

2. Mito #2: Los dulces de temporada son la principal razón por la que comemos en exceso

Todos sabemos que los dulces y golosinas de temporada son lo más irresistible, y de hecho solemos considerarlos los principales detonantes del aumento de peso. Sin embargo, es muy probable que no sean la razón principal por la que comemos de más. Se ha comprobado que el factor social es la razón, es decir tendemos a comer más cuando estamos socializando que cuando estamos solos: hasta en un 48% más. Para evitar excedernos de manera inconsciente podemos ajustar algunos hábitos: evita consumir demasiadas botanas, cuida el consumo de cócteles y alcohol, no te excedas en carbohidratos, no pruebes todos los postres y no comas hasta saciarte por completo. Otro gran consejo es crear otras actividades familiares como juegos de mesa, cartas, y otro tipo de actividades que no estén asociadas con la comida exclusivamente.

3. Mito #3: Hacer ejercicio muy duro puede omitir cualquier exceso

Uno de los principales mitos entorno a los excesos de temporada, es que podemos excedernos todo lo que queramos y una buena sesión de ejercicio y sudor nos hará compensarlo. De hecho se cuenta con un estudio bastante interesante al respecto, encabezado por los investigadores de la Texas Tech University, quienes se enfocaron en estudiar los hábitos alimenticios de un grupo de personas: la mitad de las cuales estaban activas físicamente, durante las seis semanas entre el Día de Acción de Gracias y el Año Nuevo. Los resultados fueron contundentes, ya que encontraron que ambos grupos aumentaron aproximadamente la misma cantidad de peso. Más importante aún, percibir el ejercicio como una forma de cancelar la sobrealimentación es una forma de pensar poco saludable. Por lo tanto, comer nuestras comidas favoritas no es algo por lo que debamos “castigarnos”. Trata de separar mentalmente la comida del ejercicio y acepta mantenerte activo por todos sus beneficios más allá de lo que la báscula indique.

4. Mito # 4: Es bueno desintoxicarse después del Año Nuevo

¡Tampoco es bueno hacerlo! Dar un giro brusco de los dulces, las carnes y las pastas, a una limpieza de jugos es una preparación para el desastre. Estos regímenes altamente restrictivos son dietas rápidas disfrazadas y, pueden causar estragos en el metabolismo, llevar a comer en exceso y con ello aumentar de peso. En realidad no son necesarios: la mayoría de nosotros perdemos aproximadamente la mitad del peso ganado en vacaciones en un mes, de acuerdo con una investigación publicada en el New England Journal of Medicine. Esto se debe principalmente a que la gente vuelve a sus hábitos alimenticios habituales. En los casos que se necesite perder más, se requiere de fuerza de voluntad, no de desdicha.

Te puede interesar: