Por qué el camote es un magnífico aliado para reducir el colesterol alto

El colesterol alto es uno de los antecedentes más contundentes de diversas enfermedades cardíacas. La buena noticia es que existen alimentos que son un gran aliado cotidiano, integrar el consumo de camote es un grandioso complemento gracias a su alto contenido en fibra y diversos nutrientes esenciales

Se ha demostrado que consumir entre 5 y 10 gramos (o de preferencia más) de fibra soluble al día, es uno de los mejores métodos para reducir el colesterol LDL. Y por fortuna, el camote es muy rico en fibra soluble e insoluble.
Se ha demostrado que consumir entre 5 y 10 gramos (o de preferencia más) de fibra soluble al día, es uno de los mejores métodos para reducir el colesterol LDL. Y por fortuna, el camote es muy rico en fibra soluble e insoluble.
Foto: shutterstock

A estas alturas todos sabemos que una de las condiciones más temidas para la salud cardíaca es el colesterol alto, uno de los diagnósticos más recurrentes en consultas médicas actualmente. Si bien, existen diversos factores que lo desencadenan es bien sabido que entre los principales se encuentra un alto consumo de alimentos grasos y la baja actividad física. La buena noticia es que el mejor antídoto es realizar ajustes en el estilo de vida y la calidad de la dieta, de manera específica existen algunos alimentos que son el mejor aliado. Uno de los más recomendados es un vegetal generoso y saciante que se ha puesto muy de moda en diversas tendencias de nutrición y que se caracteriza por su inmenso poder nutricional y versatilidad: el camote.

Tener demasiadas partículas de colesterol en la sangre hace que puedan acumularse en las paredes de las arterias y eventualmente, se pueden formar depósitos llamados placas. Los depósitos pueden estrechar o bloquear las arterias y generar diversas complicaciones que en algunos casos llegan a ser mortales.

No es ningún secreto que las frutas y verduras son una excelente opción para las personas con niveles altos de colesterol. De manera específica, de acuerdo con declaraciones de Heart UK se sabe que los alimentos que se caracterizan por su densidad de nutrientes, tienen el poder de reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, derrames cerebrales e incluso algunos tipos de cáncer. Y el elemento que en común que hace que las frutas y verduras sean un aliado fundamental para la salud cardiovascular es la fibra. De hecho según declaraciones oficiales de Clínica Mayo, la fibra soluble puede reducir la absorción de colesterol en el torrente sanguíneo.

Se ha demostrado que consumir entre 5 y 10 gramos (o de preferencia más) de fibra soluble al día, es uno de los mejores métodos para reducir el colesterol LDL popularmente nombrado como “malo”. Recibe este título, ya que provoca problemas de salud, incluida la enfermedad cardíaca y diversos accidentes cardiovasculares que pueden ser fatales. La razón por la cual este tipo de fibra resulta particularmente benéfica es por que no se absorbe en los intestinos y puede ayudar a eliminar el colesterol del cuerpo uniéndolo.

Por lo tanto, para aquellas personas que estén buscando alimentos que sean un buen complemento cotidiano para reducir los niveles de colesterol, la Asociación Nacional de Lípidos recomienda optar por alimentos con alto contenido de fibra soluble. De hecho, diversas organizaciones que son reconocidas a nivel mundial como es el caso de la Organización Benéfica del Corazón del Reino Unido enumera la batata o el camote como una buena opción.

A grandes rasgos podemos decir que el camote, es una planta de la familia Convolvulaceae, cultivada en gran parte del mundo por su raíz tuberosa comestible. Se caracteriza por ser un vegetal repleto de energía, ya que tiene un alto concentrado de carbohidratos, además de ser rico en fibra, vitaminas del complejo B, vitamina A, C y minerales como potasio y magnesio, que ayudan en la prevención de algunas enfermedades como diabetes, cáncer e infarto. De manera específica se sabe que el camote contiene ocho gramos de fibra dietética total, tanto soluble como insoluble. Cabe mencionar que la fibra insoluble describe un carbohidrato indigerible que no se disuelve en agua tibia.

Además de su extraordinario contenido en fibra, según la Escuela de Salud Pública de Harvard T. H. Chan. las batatas también son ricas en betacaroteno y antocianinas, un flavonoide con efectos antioxidantes. Y son un gran complemento para ayudarnos a alcanzar las necesidades diarias de potasio, ya que aportan cerca del 12% del requerimiento diario. El potasio ayuda a controlar los niveles de sodio en el cuerpo, y es un mineral muy importante para controlar la hipertensión. Por lo tanto un equilibrio saludable entre potasio y sodio, es una buena estrategia para prevenir el engrosamiento de las arterias sanguíneas, que puede ser un problema causado por niveles altos de colesterol.

Lo mejor de todo es que el camote es un vegetal muy disfrutable, accesible y fácil de integrar en la dieta diaria. Es ideal para consumir en puré, en ensaladas y ceviches, como una rica guarnición: ya sea asado, al vapor, al horno o a la parrilla; también es ideal para preparar sopas, cremas y salsas. Además va de maravilla con todo tipo de vegetales, semillas, frutos secos y cereales integrales. Por último y no menos importante vale la pena mencionar que el camote, es un vegetal lleno de nutrientes esenciales que benefician la salud en otros aspectos. Brinda mucha energía por lo que mejora el rendimiento físico y mental, es un buen complemento saciante en la pérdida de peso, mejora el funcionamiento digestivo e intestinal y gracias a sus poderosos antioxidantes, fortalece al sistema inmunológico.

Te puede interesar: