VIDEO: Polémica por problemas de respiración de Ron DeSantis, gobernador de Florida

"No confirma que sea #COVID, pero parece que algo anda mal", dijo un médico sobre los problemas de respiración del gobernador de Florida, Ron DeSantis, que se volvió viral en Twitter

Ron DeSantis, gobernador de Florida.
Ron DeSantis, gobernador de Florida.
Foto: Getty Images

El gobernador Ron DeSantis parece tener problemas para hablar, debido a la falta de aire, según un video que circula en Twitter y que ha generado polémica y comentarios, incluso de médicos.

“No estoy diciendo que Ron DeSantis tiene COVID, pero reaaaaalmente recomendaría a todos en ese cuarto que se pongan en cuarentena por los siguientes 10 días”, dijo el comentarista político Bryan Tyler Cohen.

El mensaje fue compartido con un video de MeidasTouch, donde se ve al gobernador republicano —quien está en contra del mandato de vacunas contra coronavirus— con dificultad para hablar, obligado a hacer pausas ante la falta de aire.

DeSantis daba un discurso en Kissimmee, Florida, sobre la inversión de $10 millones de dólares para la producción de chips o semiconductores, a fin de enfrentar los problemas de cadena de suministro.

Uno de los comentarios que llamó la atención en redes sociales y ha generado miles de reacciones fue el del médico Steve Brown, quien dijo que DeSantis tenía un serio problema respiratorio.

“Su fraseo, limitado apoyo respiratorio y uso de los músculos complementario de la respiración son reveladores. No confirma que sea #COVID19, pero parece que algo anda mal”, dijo Brown.

DeSantis ha sido uno de los gobernadores que ha estado en contra de medidas básicas contra COVID-19, como ordenar distancia social, el uso de mascarillas y la vacunación.

En algún momento del video, incluso DeSantis se disculpa por tener que hacer un esfuerzo extra al respirar.

En las últimas 24 horas, la entidad registró casi 60,000 nuevos casos de coronavirus, en medio del avance de la variante Ómicron.

Florida tiene un 63% de población completamente vacunada, según datos de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC). La media nacional es de poco más del 62%.