Otro latinoamericano en Cooperstown: David Ortiz fue exaltado al Salón de la Fama del Béisbol

"Big Papi" David Ortiz se convirtió en el nuevo inmortal del Salón de la Fama del Béisbol en Cooperstown al lograr 77.9% de los votos de los electores; Barry Bonds y Roger Clemens se quedaron fuera

David Ortiz fue el primer pelotero en ser anunciado como inmortal en la votación del 2021.
David Ortiz fue el primer pelotero en ser anunciado como inmortal en la votación del 2021.
Foto: Adam Glanzman / Getty Images

El expelotero David Ortiz se convirtió este martes en el nuevo inmortal del Salón de la Fama del Beisbol en Cooperstown, en reconocimiento por su destacada carrera en las Grandes Ligas.

El pelotero con mayor votación en las papeletas y único anunciado de MLB fue el exdesignado y primera base de Boston Red Sox y Minnesota Twins, David Ortiz. La exaltación la consiguió con el 77.9 % de los votos en su año debut al totalizar en 20 años más de 500 HR (541), 1,768 impulsadas y 2,472 hits.

Ortiz fue protagonista en su primera temporada con los Patirrojos para ayudar a conseguir la primera Serie Mundial en 89 años que logró Boston en 2004 y romper así la llamada “Maldición del Bambino”, en donde los Medias Rojas no habían podido ganar una Serie Mundial desde 1919 tras vender a Babe Ruth a los Yankees.

Precisamente fueron los Yankees los primeros que sufrieron el poderío del Big Papi cuando su bate fue la pieza clave para que regresaran en la Serie de Campeonato de la Liga Americanade ese año tras estar abajo por tres derrotas. Ortiz disparó un cuadrangular que dejó en el terreno a los de New York en el juego 4 y en el quinto los volvió a dejar con un hit con bases llenas.

Aunque su carrera recién empezaba en el Fenway Park y un año después de conseguida la Serie Mundial, fue reconocido con una placa por los dueños de Red Sox como “el más grande clutch-hitter en la historia de los Red Sox de Boston”.

La insignia que le entregaron lo caracterizaría en el resto de su carrera y sus hits y jonrones fueron fundamentales para que en 2007 y 2013 Boston también pudiera ganar el Clásico de Otoño.

La decepción de los fanáticos en la ceremonia de Cooperstown fue la negativa de los votantes a incluir a los expeloteros Barry Bonds y Roger Clemens en sus papeletas.

Los escándalos por esteroides sacudieron tanto a Bonds como a Clemens a principios de los 2000. Aunque el primero es el máximo jonronero de la historia (762 HR), ganó 7 premios al Jugador Más Valioso de la temporada (un récord) y el pitcher consiguió 7 premios Cy Young y ganó 354 juegos, no fueron considerados en su último año posible de ingreso al Salón de la Fama.

Cabe destacar que en el caso de Bonds jamás dio positivo por consumo de esteroides, mientras que Clemens fue absuelto de todos los cargos y señalamientos que pesaban sobre él.

Ahora, el par de leyendas deberá esperar a la próxima reunión del Comité de Veteranos de la Era Moderna del Beisbol en 2024 y 2025 para conocer si son “dignos” de pertenecer al Salón de la Fama del Beisbol.

La exaltación del Big Papi representa el cuarto dominicano que tendrá su placa como inmortal en Cooperstown. Los otros expeloteros elegidos previamente fueron Juan Marichal, Pedro Martínez y Vladimir Guerrero.

Ortiz corona así su ingreso al Salón de la Fama del Beisbol en Cooperstown, NY, en una ceremonia que llega dos años después de la última exaltación en 2020 de Derek Jeter y Larry Walker, ya que en 2021 la votación de la Asociación de Escritores de Béisbol de Norteamérica (BBWAA) arrojó que ningún pelotero cumplió con la votación exigida (75% de las papeletas) para su ingreso.

También te podría interesar:

MLB: ‘Umpires robots’ estarán cerca de las Grandes Ligas en el 2022