Alerta por auge de crímenes de odio y prejuicios en Nueva York: Día Internacional de Conmemoración del Holocausto

El Día Internacional de Conmemoración del Holocausto encuentra hoy a la "liberal" Nueva York con cifras alarmantes por el auge de la violencia, incluso mortal, aparentemente motivada por la raza o la fe, en particular contra asiáticos y judíos

Judíos ortodoxos e hispanos conviven en vecindarios de Brooklyn.
Judíos ortodoxos e hispanos conviven en vecindarios de Brooklyn.
Foto: Fernando Martínez / Impremedia

De nuevo este año el Día Internacional de Conmemoración del Holocausto encuentra a la “liberal” Nueva York con cifras negativas en materia de tolerancia y crímenes de odio.

“El 27 de enero la UNESCO rinde tributo a la memoria de las víctimas del Holocausto y ratifica su compromiso de luchar contra el antisemitismo, el racismo y toda otra forma de intolerancia que pueda conducir a actos violentos contra determinados grupos humanos”, dice el portal de la organización sobre el Día Internacional de Conmemoración del Holocausto.

En particular las comunidades asiáticas y judías han denunciado un auge en los ataques en su contra en varios puntos de EE.UU., incluyendo Nueva York, con incluso casos de homicidios y golpes aparentemente motivados por la raza o la orientación religiosa.

A principios del pasado diciembre, NYPD informó un aumento del 100% en los delitos de odio denunciados en general, sin contar los no reportados. Los casos anti asiáticos subieron 361% (de 28 en 2020 a 129 en 2021); los anti-LGBT aumentaron 193% (de 29 víctimas a 85); y los ataques judíos, que ya eran los más altos en frecuencia (121 en 2020) subieron 51%, hasta sumar 183 casos en 2021, resumió ABC News.

Los judíos son la comunidad religiosa más atacada en EE.UU. y desde 2016 han sido el objetivo de al menos 21 complots extremistas o amenazas creíbles en todo el país. La situación preocupa a expertos como Alexander Rosenberg, abogado de origen venezolano y director regional de la “Anti-Defamation League” (ADL) en Nueva York y Jersey. Ya en 2019 y 2020 esa organización había advertido que NY es el estado con más ataques de odio a los judíos en todo el país.

-En los últimos dos años en NY los ataques a la comunidad asiática han sido más violentos que los antisemitas. ¿Alguna razón detrás de ello?
-Nos pesa mucho ver los incidentes de odio en contra de la comunidad asiática, y mandamos nuestra palabra de aliento a todas las victimas, sus familiares y la comunidad en general. Sin embargo, cada incidente es aislado y generalizar acerca de la severidad sería injusto con las victimas. La semana pasada en Texas un secuestrador mantuvo a un rabino y tres de sus feligreses retenidos por mas de 11 horas en una sinagoga; en diciembre de 2019 ocurrieron la matanza de Jersey City (NJ) y el apuñalamiento de Monsey (NY); en marzo de ese año se dio la matanza de Powey (California) y en octubre de 2018 vimos con horror cómo fueron asesinados 11 feligreses en una sinagoga en Pittsburgh. Cada uno de estos incidentes ha marcado a la comunidad de forma indeleble. Detrás de cada uno hay historias diferentes, al igual que las hay con las decenas de ataques físicos que se han vivido en el estado Nueva York contra judíos durante los últimos 3 a 4 años.

-¿Por qué cree que ha habido un repunte de los crímenes de odio en general en NYC y en específico hacia los judíos? Ello a pesar de que NY es territorio marcadamente del partido Demócrata, que promueve la tolerancia y diversidad.
-Hay una cantidad importante de factores intervinientes, el repunte comienza en 2016. Entre 2013 y 2020 se ha triplicado la cantidad de incidentes de antisemitismo en EE.UU. Estos van desde la polarización política y la retórica incendiaria que han usado de lado y lado del espectro político, pasando por el odio propugnado y no filtrado por redes sociales, temas de discordia social y hasta de salud mental. Durante la pandemia específicamente se le ha atribuido injusta y no verazmente a la población asiática el origen del virus, y a la población judía -de forma también injusta y no veraz – el esparcir el virus por una percibida falta de acatamiento de las normas de control. Ello ha propiciado una generalización por parte de la población que no es capaz de ver mas allá de los prejuicios y de las generalizaciones. Hemos tratado de hacer ver que cada individuo actúa autónomamente y no debemos atribuir a un grupo al que se percibe pertenece un individuo, las acciones aisladas de ese individuo.

“Asimismo, también es de hacer notar las dificultades que la pandemia ha traído consigo, desde un punto de vista económico y de limitaciones de vida. Hay por ende una tendencia a buscar chivos expiatorios en minorías y poblaciones marginalizadas, y los crímenes de odio e incidentes con base en el prejuicio son una manifestación más de ello”, agregó Rosenberg, graduado en la UCAB (Caracas) y Columbia University (NYC), y además “Menachem Begin Fellow” en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel.

-¿Qué hace la comunidad judía para evitar el antisemitismo en el área triestatal? ¿Diferente estrategia que en Europa y Medio Oriente?
-Nuestra organización (ADL), por la que puedo hablar, intenta educar en contra de todos los prejuicios a través de programas educativos en más de 300 colegios en el estado Nueva York. Asimismo solicita que todos los servidores públicos se planten en contra de cualquier incidente de odio; y tiende puentes de amistad con lideres comunitarios para crear incentivos de diálogo social. También, a través de nuestro Centro para la Tecnología y Sociedad, hemos hecho cabildeo para que las empresas de redes sociales implementen los controles y regulaciones necesarios para que el odio no percole hacia nuestros niños y la sociedad en general. A través de nuestro Centro para el Estudio del Extremismo hemos estudiado y alertado a la sociedad acerca de los efectos perjudiciales de la propaganda y las teorías de conspiración, todas ellas asociadas con el antisemitismo, el odio y los prejuicios. Finalmente hacemos un llamado a todos para que se conviertan en embajadores en contra del odio, donde quiera que se encuentren.