Descendientes de inmigrantes cubanos defienden política contra indocumentados de Ron DeSantis

Inmigrantes de Cuba y descendientes de originarios de ese país rechazan que la crisis humanitaria en la frontera "sea la misma" que enfrentaron en los años 60, lo que llevó a transportar a más de 14,000 niños de aquella isla para refugiarlos en EE.UU.; los descendientes de esos inmigrantes defienden las políticas contra indocumentados del republicano Ron DeSantis

El gobernador Ron DeSantis refuerza sus políticas contra inmigrantes indocumentados.
El gobernador Ron DeSantis refuerza sus políticas contra inmigrantes indocumentados.
Foto: Joe Raedle / Getty Images

Dos líderes cubanos, uno inmigrante y otra hija de inmigrantes, defienden las políticas contra indocumentados y niños no ciudadanos del gobernador de Florida, el republicano Ron DeSantis, al considerar que el tipo de inmigración desde Cuba “es diferente”.

En un evento liderado por el gobernador DeSantis este lunes, el republicano se lanzó nuevamente contra las políticas migratorias del presidente Joe Biden.

La reunión Miami fue con miembros de organizaciones ligadas a la “Operación Pedro Pan”, por la que llegaron al país unos 14,000 niños cubanos sin sus padres entre 1960 y 1962.

DeSantis encabezó la mesa redonda en el Museo Americano de la Diáspora Cubana de Miami, donde se exhibe una muestra por los sesenta años de dicha operación que trajo a Estados Unidos a miles de menores cubanos, quienes en ese entonces no tenían protecciones migratorias, pero huían para pedir refugio, tal como ocurre con menores de Centroamérica.

El gobernador de Florida defendió sus recientes propuestas legislativas para reforzar su combate a las “ciudades santuario” para indocumentados, las cuales limitan la colaboración de las autoridades locales en la aplicación de leyes migratorias, de exclusiva competencia federal, pero los estados conservadores están intentando limitar al máximo ese rechazo.

En la mesa redonda participó Máximo Álvarez, uno de los que llegó a EE.UU. a través de esa operación y ahora es fideicomisario de la organización Operación Pedro Pan Inc.

Álvarez justificó que la migración de menores cubanos de comienzos de los años 60 se efectuó a través de la Iglesia, y que no tiene nada que ver con el “tráfico humano” que actualmente se registra en la frontera sur, aunque dejó de lado los motivos humanitarios de menores de América Central.

El inmigrante y ahora activista expresó con contundencia su apoyo al gobernador DeSantis, quien este año aspira a la reelección y algunos analistas lo ven como un posible aspirante a la Presidencia en las elecciones de 2024.

La directora del museo y una de las integrantes de la organización, Carmen Valdivia, se apresuró a aclarar que en el evento cada quien hablaba en nombre propio y no en el de la organización, debido a las posturas contra inmigrantes, principalmente latinos.

La vicegobernadora de Florida, Jeanette Nuñez, hija de inmigrantes, dijo que el Gobierno de Florida no va a permitir que la izquierda compare la Operación Pedro Pan con la actual crisis en la frontera sur, donde en diciembre se registraron más de 178,000 aprehensiones según cifras de la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

“No sabemos a quién traen aquí porque no nos lo dicen”, recriminó a su vez la fiscal de Florida, Ashley Moody, quien alegó falta de comunicación con el Gobierno federal y sobre el que llegó a aseverar que “está poniendo las vidas de los estadounidenses en peligro”.

Sin embargo, no es la primera vez que una administración federal envía a inmigrantes indocumentados a centros de detención o refugios para menores, pero las diferencias entre demócratas y republicanos ahora marcan el debate.

Durante la mesa redonda, simpatizantes de DeSantis distribuyeron a los asistentes panfletos en los que consignaban “el verdadero impacto de las fallidas políticas fronterizas”.

DeSantis, que ha marcado una dura política contra los indocumentados desde que llegó al cargo en 2018, informó oficialmente a la Administración federal que Florida está dejando de albergar a menores migrantes que cruzan la frontera sin la compañía de alguno de sus padres o tutor legal.

A través de la fiscal estatal, Florida además ha interpuesto más de una demanda contra el Gobierno del demócrata Biden a raíz de las políticas migratorias.

La Operación Pedro Pan, iniciada un 26 de diciembre de 1960 y que oficialmente concluyó el 23 de octubre de 1962, con la suspensión de todos los vuelos comerciales entre Estados Unidos y Cuba, se efectuó poco después del triunfo de la revolución cubana.

Con información de EFE