Reclaman al Congreso que se incrementen medidas de seguridad contra incendios

Congresistas neoyorquinos Adriano Espaillat y Ritchie Torres lideran esfuerzo para evitar que tragedias como la de El Bronx se repitan no sólo en la Gran Manzana sino en toda la nación

Decenas de bomberos en la escena del incendio en un edificio de 19 pisos en El Bronx, el 9 de enero.
Decenas de bomberos en la escena del incendio en un edificio de 19 pisos en El Bronx, el 9 de enero.
Foto: Scott Heins / Getty Images

El pasado 9 de enero, un voraz incendio en el edificio Twin Parks en El Bronx cobró la vida de 17 personas, entre ellos 8 menores. Días antes, el 5 de enero, un siniestro en Filadelfia, Pennsylvania, dejó 12 víctimas mortales.  

Y para evitar que tragedias como esas se repitan, los congresistas Adriano Espaillat y Ritchie Torres se han puesto al frente de un llamado  al Congreso para que se incrementen las medidas de seguridad contra incendios en la ciudad de Nueva York y en toda la nación. En su esfuerzo están acompañado por un grupo de legisladores entre los que se encuentran Jamaal Bowman, Jerrold Nadler y Carolyn Maloney, también representantes por Nueva York; Madeleine Dean y Dwight Evans, de Pennsylvania;   Earl Blumenauer, legislador por Oregon;  Juan Vargas y Nanette Barragan, de California y   Jesús G. “Chuy” García  y Jan Schakowsky, de Illinois.

En una carta dirigida a los líderes de Asignaciones Presupuestarias de la Cámara de Representantes, los legisladores recuerdan que  en un solo año, los bomberos responden a 1.4 millones de incendios en los Estados Unidos que pueden provocar miles de muertes y millones de dólares en daños a la propiedad. Por ello, instan a que “apoyen la inclusión de medidas de seguridad contra incendios para las comunidades residenciales” en el presupuesto federal del año fiscal 2022.

Los  congresistas recalcan que  en todo el país, los incendios domésticos continúan siendo una de las principales causas de muerte y pérdida de propiedad.

“En 2020, hubo 490,500 incendios residenciales que resultaron en la pérdida de 2,730 vidas. Aunque solo una cuarta parte de los incendios ocurren en propiedades residenciales, causan el 74 por ciento de las muertes relacionadas con incendios”, puntualizan. “Desafortunadamente, debido a un legado de leyes de zonificación racistas, las personas negras tienen más probabilidades que otras personas de otras razas de morir en accidentes como incendios. Aunque solo representan el 13 por ciento de la población de EEUU, los afroamericanos representan el 25 por ciento de las personas que mueren en incendios residenciales en todo el país”. 

Los representantes proponen que dado que en el proyecto de ley de Transporte, Vivienda y Desarrollo Urbano del año fiscal 2022, el comité ha recomendado que se asignen $460,000 millones a la Oficina de Hogares Saludables y Control de Peligros Relacionados con el Plomo y ese dinero está parcialmente destinado a mitigar los riesgos comunes para la salud que se encuentran en los hogares, se  hagan cambios para incluir los riesgos de fuegos y de esa formar garantizar que los esfuerzos de mitigación del riesgo de incendio sean elegibles para financiación. 

Para Espaillat, estas tragedias dejan en claro la necesidad urgente de un mayor apoyo federal.

“El que los neoyorquinos se sientan seguros y protegidos en sus apartamentos debería ser un derecho, no un privilegio, independientemente de su código postal o estatus socioeconómico”, subrayó.

Por su parte, Torres indicó que no es casualidad que los cuatro peores incendios en la historia de la ciudad de Nueva York en los últimos treinta años hayan ocurrido en El Bronx.

“La tragedia en Twin Parks North West, en mi distrito, solo subraya la necesidad de una acción federal para garantizar que los inquilinos estén seguros en sus hogares sin importar su código postal”, dijo. “A medida que el Congreso continúa negociando el presupuesto, es esencial que las soluciones de mitigación de incendios estén totalmente financiadas y contabilizadas”.