Exclusiva

Senador Schumer destaca la fortaleza y empatía de jueza Jackson y su relevancia para acercar a la Corte Suprema a la diversidad de EE.UU.

El líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer, destaca en entrevista la importancia de la nominación de la jueza Ketanji Brown Jackson para la Corte Suprema, su papel para las comunidades de color, incluidos los hispanos, y el impacto de esto en la reorganización de los tribunales, para lograr que reflejen la diversidad de Estados Unidos

El senador Chuck Schumer con la jueza Ketanji Brown Jackson.
El senador Chuck Schumer con la jueza Ketanji Brown Jackson.
Foto: STEFANI REYNOLDS / Getty Images

La jueza Ketanji Brown Jackson ha causado la mejor de las impresiones en el líder del Senado, el demócrata Chuck Schumer (Nueva York), quien la define con palabras como “fortaleza” y “empatía”, por lo que descarta que su confirmación para la Corte Suprema enfrente severos tropiezos, adelantando que hay un respaldo importante de republicanos.

“¿Sabes? Ella empatiza con la gente que llega a las cortes”, dijo el senador en entrevista.

Luego de que el presidente Joe Biden nominara oficialmente a la jueza Jackson, algunos miembros del Senado se reunieron con ella, incluido el demócrata Dick Durbin (Illinois) –quien lleva el mando en el proceso de confirmación–, el líder de la minoría republicana, Mitch McConnell (Kentucky) y el líder Schumer.

“She just knocked my socks off”, lanzó sin más el senador Schumer. Esa expresión en inglés no tiene una traducción literal al español, pero básicamente expresa cómo una persona puede resultar tan impresionante que resulta emocionante haberla conocido.

¿Qué puede representar para las comunidades de color, incluidos los latinos, que la jueza Jackson haya sido nominada?, se le preguntó al senador Schumer, quien no dudó en destacar la oportunidad que él, al frente del Senado, tuviera la posibilidad de ayudar a reorganizar el mapa judicial del país, hacerlo más parecido a la población que sirven los jueces.

Siempre he creído que, por ahora, nuestras cortes no reflejan al resto del país. Entonces, durante mi periodo como líder de la mayoría, he expresado que debemos tener a muchos, muchas más mujeres, y muchas más personas de color en las bancas [de juez], no solamente, sabes, elegantes miembros de firmas de abogados”, expuso.

Schumer destacó como parte de esta labor la confirmación de 42 jueces nominados por el presidente Biden en su primer año –según un reporte de la oficina de Cortes de EE.UU.– y celebró la cifra solamente cercana a lo que hizo John F. Kennedy, que logró la confirmación de 46 en el mismo periodo.

Hasta ahora podría ser impresionante, pero falta que el presidente demócrata supere los 245 jueces que nombró el presidente Donald Trump, quien logró cambiar –con apoyo de los republicanos en el Senado– la estructura del sistema judicial para la impartición de justicia de primer nivel, en las cortes de Distrito.

“De los jueces que hemos confirmado, tres cuartas partes han sido mujeres y dos terceras partes ha sido gente de color”.

Senador Schumer

El líder demócrata defiende con orgullo el logro alcanzado hasta ahora, que sumó a 10 jueces en Cortes de Apelaciones, incluida la jueza latina Myrna Pérez, en el Tribunal del Segundo Circuito de Apelaciones con sede en Nueva York, considerado uno de los más poderosos.

“Solamente una, por ejemplo, la jueza Myrna Pérez, ella está ahora en el Segundo Circuito, probablemente la segunda o tercera corte más importante en el país”, dijo. “Ella es la única despachando ahí. Es hija de inmigrantes mexicanos”.

De ese tribunal, de hecho, salió la jueza de la Corte Suprema, Sonia Sotomayor, la primera latina en esa posición. Schumer no duda en destacar ese hecho, sobre todo porque él la propuso al presidente Barack Obama.

“Fui a ver al presidente Obama cuando había una vacante bajo su término [presidencial] y le dije que su mejor opción iba a ser Sonia Sotomayor, y él me escuchó”, recuerda. “Así que ahora la tenemos a ella, también tenemos tantas otras juezas que hemos añadido. Y no sólo tenemos esa diversidad demográfica por primera vez, sino diversidad profesional”.

Sobre la diversidad de expertos como jueces, el senador Schumer se refiere a que algunos son defensores de derechos civiles, de derecho al voto, fiscales, abogados que han laborado en firmas.

“Es gente que viene de la comunidad”, expuso. “Y ahora tenemos la oportunidad de nuevo de hacer historia con la nominación de la jueza Kentaji”.

Retos que impactan a latinos

Cualquier decisión que tomen los jueces del Máximo Tribunal tienen impacto en los latinos, así sea sobre el derecho al voto –como leyes estatales que limitan el voto a personas de color–, la salud reproductiva o asuntos migratorios.

La jueza Jackson –quien llegó al Tribunal de Circuito de D.C. nominada por el presidente Obama– llegaría a representar cierto balance en una corte con seis jueces conservadores, incluidos tres nombrados por el presidente Trump.

El senador Schumer consideró que el perfil de la jueza Jackson es perfecto para las decisiones en el Máximo Tribunal.

“Primero, cuando estudié su historial utilicé dos palabras con la letra B”, señaló en referencia a “brillante”, luego mencionó que mostraba “amor” en sus decisiones y eso era “brillante”.

“Ella ha avanzado en la vida como una joven mujer, a través de su carrera, y legalmente su carrera… no encontrará a nadie que se cruce en su camino para criticarla”, aseguró. “Esas personas quizá no estén de acuerdo con sus opiniones judiciales, quizá no concuerden con su filosofía legal, pero nadie la criticará personalmente”.

En manos de la jueza Jackson podrían caer decisiones sobre la protección de ‘dreamers’ a través del programa para los Llegados en la Infancia (DACA), luego de que en julio del 2021 un juez federal de Texas calificara de “ilegal” el programa.

También podría ser parte del debate sobre el programa de Protocolos de Protección al Migrante (MPP), conocido como Permanecer en México, el cual quiere terminar el presidente Biden, así como tomar decisión sobre el polémico Título 42, el cual permite la expulsión acelerada de inmigrantes por razones sanitarias bajo el argumento de la pandemia de COVID-19.

El líder republicano Mitch McConnell con la jueza Ketanji Brown Jackson. / FOTO: Drew Angerer-Getty Images

Apoyo republicano

El 21 de marzo, el Comité Judicial del Senado iniciará las audiencias para entrevistar a la jueza Jackson. El senador Schumer dijo que, a diferencia con lo que ocurrió con la jueza Amy Coney Barrett –nombra por Trump–, el proceso tomó 25 días en iniciar, no los 16 que solamente se tomaron los republicanos.

El demócrata confía en que la jueza será tratada justamente, incluso señaló que hay respaldo de algunos republicanos, mencionando que incluso el senador Charles Ernest Grassley (Iowa) había expresado avanzar “lo antes posible” con el proceso.

“Quizá ellos no concuerden con ella, pero no la han tratado con descortesía”, expresó Schumer. “Queremos terminar la primera semana de abril”.

La jueza Jackson llegaría en lugar del juez Stephen Breyer, quien anunció su retiro.