VIDEO: Rusia ataca hospital infantil dejando víctimas bajo escombros, acusa Ucrania; la Unicef “horrorizada” por agresión a niños y bebés

"¡Paren las muertes!", imploró el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, quien denunció que Rusia lanzó cohetes a un hospital infantil y de maternidad en Mariupol, dejando a varias víctimas bajo escombros; la Unicef condenó la agresión y se mostró "horrorizada"

El ataque ocurrió en Mariupul.
El ataque ocurrió en Mariupul.
Foto: MAXAR TECHNOLOGIES -- THE WATERMARK / EFE

El Gobierno de Ucrania acusó que Rusia lanzó un ataque al hospital infatil y maternidad en Mariupol, dejando a niños bajo escombros.

Fue el propio presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, quien denunció el ataque aéreo ruso y pidió de nuevo el cierre del espacio aéreo ucraniano.

Ataque directo de las tropas rusas al hospital infantil. Hay personas, niños bajo los escombros. ¡Atrocidad! ¿Cuánto tiempo más será el mundo cómplice ignorando este terror? Cierren el espacio aéreo ya”, escribió Zelenski en Twitter.

El funconario compartió un video con su mensaje.

“¡Paren las muertes!”, exclamó Zelensky a los aliados de la OTAN, quienes han rechazado cerrar el espacio aéreo, ya que consideran que podría ser considerado un ataque directo a Rusia.

“Ustedes tienen el poder, pero parece que perdieron la humanidad”, lamentó el mandatario.

Por su parte, el jefe de la administración militar regional, Pavlo Kyrylenko, publicó un vídeo en Facebook que muestra la magnitud de los daños causados.

El ataque, que causó al menos 17 heridos según las autoridades ucranianas, tuvo lugar mientras estaban abiertos seis corredores humanitarios para la evacuación de civiles de las ciudades, en medio de acusaciones mutuas de incumplimiento de las treguas.

La Unicef horrizada

La directora ejecutiva de Unicef, Catherine Russell, se declaró este miércoles “horrorizada” por el supuesto ataque contra un hospital infantil en la ciudad ucraniana de Mariúpol, que las autoridades de Kiev atribuyen a Rusia y que habría dejado al menos 17 heridos.

Russell destacó en un comunicado las informaciones que apuntan a que el ataque dejó a niños y mujeres de parto bajo los escombros de edificios destruidos”.

“Todavía no conocemos el número de víctimas, pero nos tememos lo peor”, dijo la principal responsable de la agencia de Naciones Unidas para la infancia.

“Este ataque, si se confirma, subraya el horrible precio que esta guerra se está cobrando entre los niños y las familias de Ucrania. En menos de dos semanas, al menos 37 niños han sido asesinados y 50 heridos, mientras que más de un millón de niños han huido de Ucrania a países vecinos”, apuntó.

Las autoridades ucranianas han dicho que el ataque dejó al menos 17 heridos y causó enormes daños en la instalación.

Russell recalcó que los ataques contra población e infraestructuras civiles son “inconcebibles y deben cesar inmediatamente”.

Además, reiteró el llamamiento de Unicef a un alto el fuego inmediato y exigió a todas las partes del conflicto que cumplan con su obligación de proteger a los menores y garantizar que las organizaciones humanitarias pueden prestarles asistencia.

Preguntado sobre el ataque contra el hospital infantil, el portavoz de Naciones Unidas Stéphane Dujarric dijo a los periodistas que la organización estaba al corriente de las informaciones y tratando de verificarlas.

Como principio, Dujarric recordó que hospitales y otras instalaciones o servicios de salud no pueden nunca ser objetivos militares, tal y como establecen las normas humanitarias internacionales.

Con información de EFE