Qué le sucede al cuerpo cuando mezclas alcohol y cafeína

Mezclar cafeína con bebidas alcohólicas es una combinación peligrosa entre un estimulante y un depresor; el riesgo de daños atribuibles al alcohol puede aumentar y provocar efectos negativos permanentes

Mezclar alcohol con cafeína puede llevar a un consumo excesivo de alcohol.
Mezclar alcohol con cafeína puede llevar a un consumo excesivo de alcohol.
Foto: Shutterstock

La combinación de bebidas alcohólicas con cafeína puede resultar peligrosa. Es una práctica que aumentaría el riesgo de daños atribuibles al alcohol.

La cafeína es una sustancia estimulante que puede enmascarar los efectos depresivos del alcohol. Los bebedores pueden sentirse más alerta y creer que se encuentran menos alcoholizados de lo que en realidad estan y aumentar la ingesta de alcohol.

La cafeína no reduce los efectos del alcohol

Consumir cafeína no reduce los efectos del alcohol o disminuye el estado de ebriedad. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) explican que la cafeína no tiene ningún efecto sobre el metabolismo del alcohol en el hígado, por lo que no reduce las concentraciones de alcohol en la sangre, ni reduce el deterioro debido al consumo de alcohol.

Los CDC comparten que los bebedores que mezclan alcohol con bebidas energéticas son más propensos a acciones peligrosas que los que quienes consumen alcohol sin mezclar con cafeína. Entre estas acciones estan sexo no deseado o sin protección, conducir ebrio o viajar con un conductor que estaba intoxicado, o sufrir lesiones relacionadas con el alcohol.

La Organización Mundial de la Salud señala que el alto consumo de alcohol causa muerte y discapacidad relativamente temprano en la vida. En el grupo de edad de 20 a 39 años, aproximadamente el 13.5 % del total de muertes son atribuibles al alcohol. El consumo de alcohol está asociado con lesiones resultantes de la violencia, los choques y colisiones en la carretera.

Mezclar alcohol con cafeína puede llevar a un atracón de alcohol

Mezclar alcohol y bebidas con cafeína, como las bebidas energéticas, es una es una práctica popular entre los jóvenes y adultos jóvenes en Estados Unidos, según reportan los CDC. 

Un estudio de 2014 publicado en The Journal of Pediatrics encontró que los bebedores de 15 a 23 años que mezclan alcohol con bebidas energéticas tienen 4 veces más probabilidades de beber en exceso (consumir 6 o más tragos por episodio de atracón) que los bebedores que no mezclan alcohol con bebidas energéticas.

Beber demasiado, en una sola ocasión puede ocasionar una intoxicación alcohólica que puede ser mortal.
El Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo (NIAAA) explica que una sobredosis de alcohol ocurre cuando hay tanto alcohol en el torrente sanguíneo que las áreas del cerebro que controlan las funciones básicas de soporte vital, como la respiración, el ritmo cardíaco y el control de la temperatura, comienzan a cerrarse.

Una persona con intoxicación alcohólica necesita atención médica inmediata. Entre los síntomas de sobredosis de alcohol se encuentran confusión mental, dificultad para permanecer consciente o despertar, vómitos, convulsiones, respiración lenta (menos de 8 respiraciones por minuto), ritmo cardíaco lento, piel fría y húmeda, temperatura extremadamente baja, falta de reflejo nauseoso (con ello aumenta el riesgo de asfixia) y piel pálida o azulada.

Te puede interesar:
Muere entrenador por sobredosis de cafeína: cuánta puede matarte
Solo una cerveza al día puede reducir el tamaño de tu cerebro, revela nuevo estudio
La cantidad de alcohol que tomes puede aumentar el deseo sexual o arruinar un encuentro íntimo por completo