Sentencian a hispano por matar a su bebé recién nacido lanzándolo al suelo en Nueva York

Aunque al principio mintió a las autoridades, Christian Rodríguez fue sentenciado a 12 años de prisión después de admitir que arrojó fatalmente a su hijo recién nacido al suelo en El Bronx (NYC)

Ambulancia de FDNY.
Ambulancia de FDNY.
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

Christian Rodríguez fue sentenciado el martes a 12 años de prisión después de declararse culpable de arrojar fatalmente a su hijo recién nacido al suelo en El Bronx (NYC).

Rodríguez, de 27 años, fue sentenciado por homicidio involuntario, tras la muerte en 2019 de su hijo de 6 semanas de nacido. Después de su sentencia de prisión enfrenta cinco años adicionales de supervisión.

“El recién nacido del acusado estaba llorando y en lugar de consolarlo, lo arrojó al suelo, acabando con su vida”, acusó la fiscal de distrito de El Bronx, Darcel Clark, citada por Pix11. “La violencia del acusado es inconcebible e inapropiada para cualquier padre”.

El sospechoso inicialmente les dijo a los investigadores que accidentalmente había golpeado la cabeza de su hijo con el marco de la puerta de un dormitorio. Pero más tarde admitió que había arrojado enojado al bebé al suelo.

“Me enojé y arrojé a Aiden al suelo de cara”, dijo Rodríguez, según la denuncia penal. “Me frustré y lo tiré al suelo”. En ese momento acababan de llegar a su residencia de la casa cercana de una abuela del bebé.

Aiden Rodríguez murió de un traumatismo craneal por abuso. Una exploración encontró que sufrió fracturas en el cráneo, una hemorragia subdural aguda, una hemorragia subaracnoidea aguda izquierda dispersa, un desplazamiento de la línea media del cerebro y hematomas en ambos lados de la cabeza.

Rodríguez había sido acusado previamente en un caso que involucraba a su hija: en 2015, supuestamente le dijo a la policía que “se estaba frustrando” y la dejó caer. La menor sufrió moretones e hinchazón alrededor de la cara y la nariz. Fue entonces acusado de poner en peligro imprudentemente y arriesgar el bienestar de un menor.

Este mes hubo otros dos casos parecidos en Nueva York: una madre y su novio fueron acusados por la muerte de un niño autista de 8 años maltratado y desnutrido, que pesaba apenas 30 libras (13.6 kilos), en El Bronx. Y una hispana se declaró culpable de dejar morir de hambre a su hijastro de 7 años en Long Island.

El año pasado se reportaron además varios casos de niños fallecidos por supuesta violencia doméstica en Nueva York. Si usted es víctima o sospecha que alguien algún está siendo maltratado, sobre todo si es un menor de edad o anciano: