10 maneras en las que el alcohol afecta tu cuerpo

Además de favorecer el envejecimiento, el consumo de alcohol tiene otros efectos negativos en el cuerpo, como debilitar los huesos, encoger el cerebro y aumentar el riesgo de cáncer

Estudios revelan que el consumo diario de alcohol puede envejecer el cerebro.
Estudios revelan que el consumo diario de alcohol puede envejecer el cerebro.
Foto: Shutterstock

El consumo de alcohol puede tener múltiples efectos negativos en el cuerpo aun cuando se consume con moderación. Los daños tienden a ser peores a mayor consumo. Los efectos van desde disminuir la calidad del sueño hasta reducir el volumen cerebral y aumentar el riesgo de cáncer.

Todas las bebidas alcohólicas, incluidos el vino tinto y blanco, la cerveza y los licores pueden dañar el cuerpo.

1. Encoge tu cerebro

El consumo de alcohol puede afectar el volumen y funcionamiento del cerebro. Incluso un consumo moderado de alcohol puede afectar el volumen de materia gris y la microestructura de la materia blanca. Consumir solo una cerveza o copa de vino al día puede envejecer tu cerebro dos años, según revela un estudio recién publicado en la revista Nature.

Los efectos del alcohol en el cerebro pueden mermar la capacidad para pensar, aprender y recordar cosas. También afecta el estado de ánimo y el comportamiento.

2. Aumenta el riesgo de cáncer

El consumo de bebidas alcohólicas puede aumentar el riesgo de cáncer. Ninguna cantidad de alcohol es segura. 

Entre los distintos tipos de cáncer que el alcohol aumenta el riesgo se incluyen: cáncer de boca, garganta, laringe, esófago, mama, hígado, colon y recto. La American Cancer Society señala que el consumo de alcohol representa aproximadamente el 6% de todos los cánceres en los Estados Unidos.

3. Daña tu corazón

Hay quienes creen que beber un poco de alcohol puede favorecer la salud del corazón, pero esto no sería así. El Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo (NIAAA) advierte que beber durante mucho tiempo o demasiado en una sola ocasión puede dañar el corazón y causar problemas como miocardiopatía, arritmias, accidente cerebrovascular y alta presión sanguínea.

4. Afecta el sistema inmunológico

El alcohol ralentiza la capacidad del cuerpo para protegerse de las infecciones, incluso hasta 24 horas después de emborracharse. La Organización Mundial de la salud señala que el consumo de alcohol debilita el sistema inmunológico.

El alcohol daña las células del sistema inmunológico, también puede matar las bacterias intestinales saludables y que ayudan a reducir el riesgo de infecciones.

5. Aumento de peso y “panza cervecera”

Además de que el alcohol suma calorías vacías, puede aumentarte de peso y hacer crecer la barriga por la manera en la que se metaboliza. “En general, la ingesta de alcohol se asocia con cinturas más grandes, porque cuando bebes alcohol, el hígado quema alcohol en lugar de grasa“, dice el Dr. Michael Jensen, experto en endocrinología e investigador de obesidad de la Clínica Mayo a WebMD.

6. Daña el hígado

El alcohol es de las bebidas que más daño causan al hígado. Cleveland Clinic señala que el hígado graso, enfermedad hepática alcohólica en etapa temprana, se desarrolla en aproximadamente el 90% de las personas que beben más de una onza y media a dos onzas de alcohol por día. El consumo continuado de alcohol conduce a la fibrosis hepática y finalmente a la cirrosis.

El hígado graso suele ser completamente reversible. Por lo general, el daño al hígado causado por la cirrosis no puede revertirse.

7. Afecta el páncreas

El NIAAA señala que alcohol hace que el páncreas produzca sustancias tóxicas que pueden provocar pancreatitis, una inflamación peligrosa e hinchazón de los vasos sanguíneos en el páncreas que impide una digestión adecuada.

8. Te envejece y daña la piel

El alcohol el alcohol contribuye a la pérdida de colágeno y aparición de arrugas. Además puede afectar el funcionamiento del cerebro y otros órganos vitales, como el hígado y los riñones, y hacer que envejezcan más rápido.

9. Debilita tus huesos

El consumo de alcohol puede hacer que tus huesos se vuelvan más delgados y frágiles. Los Institutos Nacionales de Salud explican que el exceso de alcohol afecta el equilibrio del calcio; interfiere con la producción de vitamina D necesaria para la absorción del calcio; y además puede provocar deficiencias hormonales en hombres y mujeres que aumentan el riesgo de osteoporosis.

10. Afecta tu sueño

Beber alcohol puede inducir a la somnolencia pero disminuye la calidad del sueño. Sleep Fundation explica que el alcohol puede crear un desequilibrio entre el sueño de ondas lentas y el sueño REM. También señala que las personas con trastornos por consumo de alcohol comúnmente experimentan síntomas de insomnio.

Te puede interesar:
El café no ayuda a “bajar la borrachera” ni a curar la resaca
La cantidad de alcohol que tomes puede aumentar el deseo sexual o arruinar un encuentro íntimo por completo
5 hábitos alimenticios que te pueden envejecer hasta 10 años