Niña de 11 años en Indiana es quien avisa al 911 que padrastro asesina a su madre delante de ella

Mac Lewis está acusado de asesinar a balazos a Elizabeth Bennett Lewis delante de la niña y el amiguito de esta, de 10 años, en la vivienda familiar en Sellersburg

Mac Lewis enfrenta cargos en Indiana de está acusado de asesinato, intento de asesinato e imprudencia criminal con un arma de fuego.
Mac Lewis enfrenta cargos en Indiana de está acusado de asesinato, intento de asesinato e imprudencia criminal con un arma de fuego.
Foto: Oficina del Alguacil del condado Clarks / Cortesía

Las autoridades en Indiana revelaron que una niña de 11 años fue quien llamó, desesperada, al sistema 911 para alertar que su madre había sido asesinada por su padrastro.

La Oficina del Alguacil del condado Clarks indicó que el sospechoso, identificado como Mac Lewis, asesinó a Elizabeth Bennett Lewis delante de la niña y el amiguito de esta de 10 años en la vivienda familiar en Sellersburg el viernes pasado.

Los dos menores estaban en “cercana proximidad” cuando el sospechoso le disparó a la mujer con una pistola.

Mútiples disparos fueron detectados en varias habitaciones y áreas de la residencia”, detalla un comunicado de prensa de esa oficina.

“La persona que llamó inicialmente al 911 por este incidente fue la hija de la Sra. Lewis; ella llamó mientras Mac Lewis activamente estaba disparando su arma por la casa y finalmente disparó y mató a la madre de esta”, añadieron las autoridades.

Cuando los oficiales llegaron, hallaron muerta a Bennett Lewis -que trabajaba como enfermera- con múltiples impactos de bala.

Para ese momento, el presunto pistolero había escapado de la escena. Posteriormente, fue arrestado por la policía de Sellersburg luego de que lo detuvieran en una carretera estatal.

Mac Lewis está acusado de asesinato, intento de asesinato e imprudencia criminal con un arma de fuego.

Larry Wilder, representante de la familia Bennett Lewis, pidió a través del New York Post privacidad para manejar la tragedia.

“La familia Bennett ha pedido que les den este momento a solas para llorar la pérdida de Lizzie por este acto insensible de violencia”, declaró Wilder.

“Ellos piden que todos tomen un momento para recordarla como una madre maravillosa, una hermana devota y una as an amazing mother, a devoted sister y una hija amada”, añadió el portavoz.

“Lizzie entregó su corta vida para cuidar y ayudar a otros”, destacó Wilder.

“Su decisión de convertirse en una enfermera fue solo una extensión de su deseo de hacer de este mundo uno mejor para todos”, sostuvo el vocero. “Ella será extrañada por sus dos hijos, su familia y todos los que la conocieron y la amaron”, puntualizó.