Multimillonario ruso pierde yate de $300 millones tras incautación solicitada por Estados Unidos

El majestuoso yate Amadea, valuado en unos $300 millones de dólares, fue incautado por las autoridades de EE.UU. en colaboración con la Policía de Fiji, como parte de las sanciones a multimillonarios rusos conectados con Vladimir Putin

El valor del yate Amadeo se estima en $300 millones de dólares.
El valor del yate Amadeo se estima en $300 millones de dólares.
Foto: Departamento de Justicia / Cortesía

La Policía de Fiji ejecutó una orden de incautación del yate Amadea, un barco de lujo de 348 pies propiedad del oligarca ruso Suleiman Kerimov, quien fue sancionado por los Estados Unidos.

La acción se concretó con el apoyo y la asistencia del FBI, actuó de conformidad con una solicitud de asistencia legal mutua del Departamento de Justicia estadounidense, tras una decisión respaldada por un juez de Washington, D.C.

El decomiso del yate se determinó bajo un principio basado en causa probable de violaciones de la ley de EE.UU., incluida la Ley de poderes económicos de emergencia internacional (IEEPA), lavado de dinero y conspiración.

Kerimov fue parte de los más de 50 oligarcas rusos sancionados por EE.UU., debido a su conexión con el régimen de Vladimir Putin. El Departamento del Tesoro citó a Kerimov como funcionario del Gobierno de la Federación Rusa y miembro del Consejo de la Federación Rusa.

Kerimov era dueño del Amadea después de su designación como funcionario. Su familia también fue sancionada, debido a que las autoridades consideraron que se beneficiaron de transacciones en dólares estadounidenses.

“Este fallo debe dejar en claro que no hay escondite para los bienes de las personas que violan las leyes estadounidenses. Y no hay escondite para los activos de los criminales que habilitan al régimen ruso”, dijo el Fiscal General Merrick Garland.

Las autoridades estadounidenses han buscado recuperar bienes de los multimillonarios rusos, como el yate Amadea.

“Esta incautación demuestra la persistencia del FBI en perseguir a los oligarcas rusos sancionados que intentan evadir la rendición de cuentas por su papel en poner en peligro nuestra seguridad nacional”, dijo el director del FBI, Christopher Wray.

Andrew Adams, quien dirige el Task Force KleptoCapture, destacó la incautación a 8,000 millas de Washington, D.C.

“Simboliza el alcance del Departamento de Justicia a medida que continuamos trabajando con nuestros socios globales para acabar con la sensación de impunidad de quienes han apoyado la corrupción y el sufrimiento de tantos”, dijo.