Madre mexicana fallece tras quedar atrapada en máquina industrial de alimentos en fábrica de North Carolina

Virginia López Severiano, de 46 años, murió tras quedar atrapada en una máquina industrial de alimentos mientras la limpiaba

No está claro dónde serán enterrados los restos de la mujer.
No está claro dónde serán enterrados los restos de la mujer.
Foto: Leon Neal / Getty Images

La División de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) del Departamento de Trabajo de Carolina del Norte (Ncdol) investiga el accidente en el que murió una trabajadora hispana en una fábrica de alimentos.

La tragedia se reportó el pasado 3 de mayo en Azteca Market, en Selma.

Virginia López Severiano, de 46 años, murió tras quedar atrapada en una máquina industrial de alimentos.

“Nuestra División de Seguridad y Salud Ocupacional abrió una investigación en el lugar y la inspección está en curso”, confirmó la agencia estatal a Noticias 40.

La mujer limpiaba la máquina cuando quedó atrapada. El personal de emergencia que acudió a la escena para tratar de sacarla con vida pasó unos 90 minutos en esa labor, sin éxito.

El Departamento de Bomberos de Selma indicó a WNCN que básicamente los oficiales tuvieron que desarmar la máquina para remover el cuerpo.

Aparentemente, la máquina estaba encendida cuando la hispana la estaba limpiando.

“Vicky”, como le llamaban familiares y amigos, nació en Oaxaca, México, y residía en el pueblo de Smithfield. “Vicky fue una madre y esposa devota de sus hijos y su familia”, lee el orbituario de Parrish Funeral Home.

La mujer, que tenía tres hijos, era una gran cocinera y su pasión era servir a los demás.

Las exequias fúnebres de López Severiano iniciaron el 7 de mayo en la referida funeraria. Una misa en recordación fue celebrada este lunes en la iglesia católica Saint Ann en Clayton. No está claro si el cuerpo será enterrado en Estados Unidos o trasladado a su país de origen.

Para temprano en la mañana de este martes, una campaña abierta en GoFundMe había logrado recaudar unos $12,000 para cubrir los gastos funerarios.

Hace menos de un mes, otra hispana murió en ese estado mientras laboraba en una fábrica. El 16 de abril, Bibiana Arellano Delabra, de 22, murió aplastada por una máquina en la fábrica de pan en la que trabajaba.

Los hechos se reportaron en Automatic Rolls of North Carolina (Northeast Foods) en Clayton.

En ese caso, OSHA también inició una pesquisa, cuyos hallazgos aún no han sido revelados.

A nivel estatal, OSH investiga 15 muertes relacionadas con el trabajo desde enero pasado hasta el 30 de abril, según confirmó la agencia a Noticias 40. Los casos de López Severiano y Arellano Delabra se encuentran en la lista.