Fórmula para bebé: por escasez la FDA advierte el riesgo de crear versiones caseras

Ante el serio desabasto de fórmula en polvo para bebés que enfrenta el país, es importante tomar en cuenta las advertencias de la FDA antes de hacer una versión casera de este alimento

Las fórmulas infantiles caseras pueden ocasionar problemas graves de salud y seguridad en los bebés.
Las fórmulas infantiles caseras pueden ocasionar problemas graves de salud y seguridad en los bebés.
Foto: Irina Wilhauk / Shutterstock

Ante el problema de escasez de productos de fórmula para bebés en Estados Unidos, algunos padres y cuidadores han recurrido a la elaboración de fórmula infantil casera. La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) insta a no preparar ni alimentar a los bebés con las fórmulas infantiles caseras y advierte de los riesgos.

La FDA no recomienda que se preparen fórmulas infantiles en casa debido a problemas graves de salud y seguridad. Se reportan bebés hospitalizados que habían sido alimentados con fórmulas caseras.

Recetas de fórmulas caseras pueden poner en riesgo la salud del bebé

“Los problemas potenciales con las fórmulas caseras incluyen la contaminación y la ausencia o cantidades inadecuadas de nutrientes importantes. Estos problemas son muy serios y las consecuencias van desde desequilibrios nutricionales graves hasta enfermedades transmitidas por los alimentos, las cuales pueden poner en peligro la vida”, dice la FDA en un comunicado.

La Academia Americana de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés) señala que, aunque las recetas de fórmulas caseras que circulan por Internet pueden parecer saludables, menos costosas o una respuesta a la escasez de fórmulas para bebés, son arriesgadas.

La AAP Advierte que los bebés necesitan un equilibrio específico de nutrientes, ni demasiado ni muy poco de nada.

Las fórmulas caseras también pueden causar infecciones o problemas graves con niveles altos o bajos de minerales como el calcio o electrolitos como el sodio.

La FDA ha recibido informes de bebés hospitalizados que padecían hipocalcemia (bajo nivel de calcio) y que habían sido alimentados con fórmula para bebés casera.

Además de la leche materna humana, la fórmula infantil comercial puede ser la única fuente de nutrición para los bebés y está estrictamente regulada por la FDA.

“La leche materna humana contiene todo exactamente en las cantidades correctas, y la fórmula infantil puede proporcionar una excelente nutrición cuando las familias no pueden o deciden no amamantar”, señala la AAP.

Otras alternativas ante la escasez de fórmula infantil

Los pediatras no recomiendan diluir las fórmulas infantiles para hacerlas rendir. En situaciones urgentes, la AAP dice que es seguro usar la fórmula para niños pequeños durante unos días para los bebés que tienen cerca de un año de edad.

Si bien no es lo ideal, se puede alimentar a los bebés de más de 6 meses de edad con leche entera de vaca durante un breve período de tiempo hasta que mejore la escasez.

Mientras se usa leche de vaca se deben dar al bebé muchos alimentos sólidos que contengan hierro o preguntar al pediatra por un suplemento que proporcione este mineral.

Te puede interesar:
Bebés terminan en el hospital por haber sido alimentados con leche de fórmula caseras
Escasez de fórmula para bebés empeora: cerca del 40% de las marcas ya se agotaron
¿Por qué es peligroso dar miel a los niños menores de un año?