Doble homicidio de conductor hispano Uber y peluquera china: identifican a jóvenes baleados y quemados en un auto en Nueva York

NYPD identificó a la pareja baleada y calcinada dentro de un auto estacionado en una zona apartada en El Bronx: un hispano conductor de Uber Eats jugador de baloncesto y la dueña de un salón de belleza en Chinatown

Una de las morgues de NYC, en Midtown East.
Una de las morgues de NYC, en Midtown East.
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

Un hispano conductor de Uber Eats jugador de baloncesto y la dueña de un salón de belleza: la policía identificó como Jesse Parrilla y Nikki Huang a los jóvenes baleados y calcinados dentro de un auto estacionado en una zona apartada en El Bronx (NYC).

Los investigadores creen que murieron baleados y luego fueron quemados. Ambas víctimas eran amigos y fueron hallados sentados en la parte delantera del auto Honda Accord de Michelle Morales, la madre del joven.

Los bomberos encontraron los cuerpos de Parrilla (22) y Huang (23) entre los restos en llamas del automóvil, alrededor de las 4:15 a. m. del lunes en Shore Road, cerca del campo de golf Pelham Split Rock en Pelham Bay Park.

Parrilla recibió un disparo en el pecho y la cabeza, dijo su afligida madre al Daily News. Huang también fue baleada en la cabeza, según fuentes policiales, que recuperaron evidencia balística dentro y fuera del auto incendiado.

Deben haberlo secuestrado. Creo que todavía tienen su teléfono”, dijo la madre hispana en relación a la dramática muerte. “Lo llevaron allí y le prendieron fuego para que pareciera un accidente. No tengo idea de quién haría esto. Era mi único hijo… Quiero justicia… Era un joven bueno, amoroso, generoso y un hijo maravilloso”.

“Lo llevaron allí y le prendieron fuego para que pareciera un accidente. No tengo idea de quién haría esto. Estaba en camino de jugar baloncesto profesional. Era mi único hijo… y un hijo maravilloso”.

Michelle Morales, madre de joven baleado y quemado

Parrilla trabajaba para Uber Eats e iba a comenzar un nuevo trabajo en la sala de correo del Hospital Bellevue, mientras soñaba con tirar al aro para la NBA, dijo su madre mientras una multitud de dolientes la consolaba el martes afuera de su casa en East Village.

“Estaba en camino de jugar baloncesto profesional… Esa era su pasión y su misión”. Su hijo le estaba haciendo un favor a Huang al llevarla, dijo Morales. Los dos amigos se conocen desde la escuela secundaria.

La joven era dueña de un salón de manicura en Grand Street en Chinatown y sus padres tienen un restaurante chino al final de esa calle, dijo Morales. En su memoria se instaló un pequeño santuario afuera de ese negocio, que estuvo cerrado el martes por la noche.

No se han realizado arrestos. Quien posea información debe llamar a 1-800-577-TIPS (8477) y en español 1-888-57-PISTA (74782). También a través de la página crimestoppers.nypdonline.org o por mensaje de texto a 274637 (CRIMES), seguido por TIP577. Todas las comunicaciones son estrictamente confidenciales.