Llevan a su perro al veterinario por aumento de peso y resulta que tiene un tumor de más de 2 libras

Una familia llevó a su golden retriever al veterinario porque notaron que había aumentado de peso, sin embargo, los especialistas le detectaron un tumor del tamaño de una pelota de fútbol

Marty tenía un enorme tumor en la pata.
Marty tenía un enorme tumor en la pata.
Foto: MARK RALSTON/AFP / Getty Images

Una familia llevó a su golden retriever al veterinario porque notaron que la mascota pesaba más de lo normal, sin embargo, los especialistas veterinarios detectaron un tumor en una de sus patas del tamaño de una pelota de fútbol.

Los dueños de Marty pensaban que su perrito había engordado por comer demasiado, ya que al pesarlo se dieron cuenta que en poco tiempo había ganado 2.2 libras, por lo que decidieron llevarlo al veterinario para un posible cambio de dieta.

Marty, un golden retriever de 11 años, se enfrentaba a la perspectiva de una dieta reducida para ayudarlo a perder peso, sin embargo, resultó que tenía un tumor de 7.8 pulgadas en una de sus patas.

Fue llevado de urgencia para una cirugía en Veterinary Specialists Scotland (VSS) en Livingston, West Lothian, Escocia, lugar donde reside la familia y tuvo una operación de emergencia; la buena noticia fue que a pesar de que tenían pocas esperanzas, Marty sobrevivió milagrosamente.

La propietaria, Jane Gallacher, le dijo a Zenger News que estaba resignada a la probabilidad de que su perro perdiera la vida con o sin intervención veterinaria, y agradeció a la veterinaria especialista Joanna McCagherty por salvarle la vida.

Jane, de Stirling, dijo: “Enfrentamos la posibilidad de llevar a Marty a casa para morir o una operación potencialmente compleja que puede o no salvarlo”.

“Nuestro veterinario aconsejó que su mejor oportunidad residía en que lo transfirieran a un centro veterinario dirigido por especialistas para cirugía y atención hospitalaria, donde operarían a Marty esa noche”, agregó.

“Estábamos muy agradecidos y sabíamos que, sin cirugía, Marty podría morir durante el fin de semana”.

“Cuando conocimos a Joanna el viernes por la tarde, Marty salió trotando por el pasillo detrás de ella como si supiera que su vida estaba en sus manos. Todos confiamos en ella desde el principio”, agregó la madre de familia.

La veterinaria explicó el plan y les comentó sobre los riesgos que podría padecer la mascota, incluso detectaron que la pata de Marty se había roto debido al gran tumor, pero que su cuerpo había detenido la hemorragia.

La buena noticia es que no había perdido demasiada sangre, por lo que no necesitaba una transfusión de sangre.

Al retirarle el tumor, se dieron cuenta que la masa era del tamaño de una pelota de fútbol.

“Nos sentimos muy mal porque habíamos estado recortando un poco su comida pensando que se estaba poniendo un poco pesado; ahora pesa más de 2,2 libras menos”, agregó la familia.

Diez días después, la veterinaria les llamó, tras hacer análisis del tumor de Marty, con la buena noticia de que se trataba de un tumor benigno y que la mascota no tenía cáncer.


También lee:
· Zoológico intenta hacer pasar a un perro Golden Retriever por un león
· Video: Pareja abandona a 11 cachorros en refugio cerrado de Florida
· Perro que trabaja como inspector de pasajeros en aeropuerto de Las Vegas es nombrado el can “más lindo del TSA del 2021”