Pistolero de Uvalde, Texas, acorraló y baleó a estudiantes por 77 minutos antes de que fuera abatido por agentes

Luego del ataque inicial, uniformados pensaron por error que Salvador Ramos estaba atrincherado y que ya no se trataba de un incidente de tiroteo activo; la respuesta al tiroteo se encuentra bajo investigación

El memorial en recordación de las víctimas del tiroteo en Uvalde, Texas.
El memorial en recordación de las víctimas del tiroteo en Uvalde, Texas.
Foto: Brandon Bell / Getty Images

El pistolero de la escuela de Uvalde, Texas, permaneció en el centro de estudios por unos 77 minutos antes de que fuera abatido por agentes de la policía.

La cadena ABC reportó este martes que Salvador Ramos estuvo en el salón en el que mató a 19 estudiantes y a dos maestras en Robb Elementary School por esa cantidad de tiempo, y, en ese periodo, descargó 315 rondas de municiones.

En los primeros cuatro minutos de la embestida, fueron disparadas cientos de estas.

Luego de ese ataque inicial, uniformados pensaron por error que el tirador estaba atrincherado y que ya no se trataba de un incidente de tiroteo activo, según el Departamento de Seguridad Nacional de Texas.

Pero, mientras los oficiales permanecían en el exterior del salón, Ramos disparó en al menos seis ocasiones.

A eso de las 11:35 a.m., cuando los primeros tres oficiales que ingresaron al edificio se acercaron a los salones 111 y 112, el sospechoso disparó al pasillo a través de una puerta cerrada. Fue, como resultado de lo anterior, que dos oficiales sufrieron heridas por raspones de bala.

Pero, mientras los policías permanecían en el exterior del salón, Ramos disparó en al menos seis ocasiones.

Unos dos minutos después, el atacante disparó 16 rondas de municiones adicionales; y, posteriormente, a las 11:38 a.m., 11:40 a.m. y 11:44 a.m. No está claro hacia dónde iban dirigidas esas balas.

A eso de la12:21 p.m., cuando habían 19 policías en el exterior de los salones, el agresor disparó nuevamente hacia la puerta, lo que llevó a los agentes a moverse hacia el pasillo.  

A pesar de una llamada al 911 desde el interior de una de las aulas que alertaba de nueve estudiantes vivos, los agentes no ingresaron hasta las 12:50 p.m.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, dijo el viernes que la respuesta al tiroteo está siendo investigado.
El ataque en la escuela elemental es la más sangrienta desde el 2012.

Antes de acudir al centro educativo, Ramos le disparó a su abuela con la que vivía. Aunque la mujer se encuentra estable, es muy probable que no pueda volver a hablar.

Te puede interesar:

“Todos en este mundo merecen ser violados”, el salvaje mensaje de pistolero de Uvalde, Texas, en chat Yubo la misma mañana del tiroteo