Políticos del PPD y PNP piden reuniones con Raúl Grijalva y el grupo que lo acompañará a Puerto Rico para discutir borrador para plebiscito avalado por el Congreso de EE.UU.

Algunos se están quejando de que no tendrán oportunidad de hablar directamente con el representante demócrata de Arizona sobre la "Ley de Estatus de Puerto Rico", presentada a la prensa el 19 de mayo

El representante de Arizona, Raul Grijalva, llega esta semana a Puerto Rico para discutir la "Ley de Estatus de Puerto Rico".
El representante de Arizona, Raul Grijalva, llega esta semana a Puerto Rico para discutir la "Ley de Estatus de Puerto Rico".
Foto: Bonnie Cash / AFP / Getty Images

Por José A. Delgado

Líderes legislativos de Puerto Rico han reclamado reunirse con el grupo de congresistas, encabezados por Raúl Grijalva (Arizona), que estará en San Juan esta semana para discutir el borrador de legislación que propone un plebiscito federal en Puerto Rico entre la estadidad, la independencia y la libre asociación.

Por un lado, el presidente de la Cámara de Representantes, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, ha cuestionado la alegada decisión del presidente demócrata del Comité de Recursos Naturales de limitar las reuniones de esta semana en San Juan con grupos políticos a los directivos de los partidos inscritos, y no contar necesariamente con los caucus de la Legislatura de Puerto Rico.

Mientras, la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP) del Senado ha pedido una reunión a Grijalva, lo que apunta a que también pueden estar fuera del calendario que ha programado el Comité de Recursos Naturales.

Grijalva anunció que llegará a San Juan el jueves para discutir el borrador de legislación anunciado el pasado 19 de mayo en una serie de reuniones el viernes con los directivos de los partidos políticos y un foro público el sábado para escuchar a organizaciones y público en general.

Junto a Grijalva estarán, por lo menos, las congresistas demócratas Nydia Velázquez y Alexandria Ocasio Cortez, boricuas electas por distritos de Nueva York, y la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, hasta el momento la única republicana que ha respaldado el anteproyecto de ley.

Hernández Montañez –quien se ha opuesto a la nueva propuesta después de respaldar el proyecto 2070 de Velázquez y Ocasio Cortez que buscaba iniciar el proceso con una Convención de Status-, criticó que se pueda querer que la convocatoria al plebiscito federal vaya por encima de la Legislatura de Puerto Rico. Llamó la atención a la diversidad que existe dentro de los partidos representados en la Legislatura, donde su Partido Popular Democrático (PPD) tiene frágiles mayorías.

Si solo se van a reunir con las instituciones políticas, están verdaderamente desconectados de lo que está pasando en Puerto Rico. Se deben reunir con los que tienen los votos en la Legislatura, dijo Hernández Montañez, al indicar que conoce que el grupo se va a entrevistar con el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, pero en su carácter de presidente del PPD.

Cuando se presentó el pasado 19 de mayo el borrador de legislación, el líder de la mayoría demócrata de la Cámara baja federal, Steny Hoyer (Maryland), dijo que el gobernador Pedro Pierluisi tendrá que lidiar con la división política en la Legislatura.

Pero, Pierluisi, presidente del PNP, intervino para argumentar que la medida que se propone sería autoejecutable y no requeriría acción de la Legislatura de Puerto Rico para regular las tareas de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE).

Aunque el debate sobre el futuro político de Puerto Rico no está en la agenda del Senado de Estados Unidos, Hernández Montañez insistió en que irá a los tribunales a abogar por la inclusión de una opción de Estado Libre Asociado si el status territorial vigente es excluido de la papeleta de un potencial plebiscito y/o si se intenta pasar por encima de la Legislatura de Puerto Rico.

Por su parte, la delegación del PNP en el Senado, en una carta a Grijalva, reclamó también una oportunidad para discutir el anteproyecto de ley.

En un comunicado de prensa, los 10 senadores del PNP, encabezados por Thomas Rivera Schatz, afirmaron que aunque están entusiasmados con la legislación, es importante que nuestra delegación reciba una oportunidad para sentarnos y discutir los muchos aspectos positivos que nosotros entendemos este proyecto representa, así como también para tomar tiempo para explicar algunas de nuestras recomendaciones para hacerlo mejor”.

Pierluisi, la comisionada González, vicepresidenta del PNP, y el propio directorio de la colectividad ya han respaldado el borrador de legislación, sin pedir cambios.

El secretario general del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), el exsenador Juan Dalmau, por su parte, dijo que la reunión de su colectividad con el grupo que encabeza Grijalva está prevista para el viernes en la sede de su partido.

En la reunión, Dalmau estará acompañado por el presidente del PIP, el exsenador Rubén Berríos Martínez, y el constitucionalista Carlos Gorrín Peralta, profesor en la Escuela de Derecho de la Universidad Interamericana.

“El borrador de proyecto presentado en el Congreso sobre el status de Puerto Rico es un paso importante porque significa que Estados Unidos, que ya había expresado que Puerto Rico es un territorio no incorporado, sujeto a los poderes plenarios del Congreso, es decir, una colonia según el derecho internacional, ahora dice que debe dejar de serlo”, indicó Dalmau.

El borrador de legislación que puede impulsar el liderato de la Cámara de Representantes de Estados Unidos propone un plebiscito entre la estadidad, la independencia y la libre asociación para el 5 de noviembre de 2023. Si ninguna alternativa obtiene el 50% más 1 de los votos, habría una segunda vuelta el 3 de marzo de 2024.

Según la propuesta, la estadidad, de ganar la consulta, pudiera ser proclamada por el presidente de Estados Unidos en solo un año, sin detallar las complicaciones fiscales de la transición, que, según fuentes del Congreso, dependería de otras leyes.

Pero, el borrador de legislación alude a un proceso de transición para la independencia y la libre asociación, por el cual se garantiza libre tránsito entre ambos países y las mismas subvenciones federales que ahora se reciben -aunque en una asignación en bloque-, durante toda una década. En el caso de la independencia, el libre tránsito entre ambos países se extendería por 25 años.

Las subvenciones federales bajo la independencia y la libre asociación se reducirían anualmente en un 10% a partir del año 11.

Por medio del primer pacto de libre asociación, los hijos de dos padres estadounidenses pudieran acceder prácticamente de forma automática a la ciudadanía estadounidense.

Sin embargo, Hoyer, Velázquez y Ocasio Cortez han acentuado que la intención es garantizar la ciudadanía estadounidense a los nacidos en la Isla durante el primer pacto de libre asociación, cuyo término estará sujeto a negociación. La congresista Velázquez ha indicado, además, que buscarán “hacer más claro” el lenguaje sobre el acceso a la ciudadanía bajo la libre asociación.

Te puede interesar:

6 puntos clave de la medida de consenso para resolver el estatus de Puerto Rico mediante plebiscito avalado por el Congreso de EE.UU.