Demócratas y republicanos en la Cámara de Representantes de EE.UU. se unen para presentar “histórico” proyecto de consenso para resolver estatus de Puerto Rico

En una conferencia de prensa desde Washington en la que estuvo presente el gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierliusi, líderes del Congreso como Nydia Velázquez, Alexandria Ocasio-Cortez y la comisionada residente Jennifer González, presentaron oficialmente el borrador final de una medida que dispone para un plebiscito con las opciones estadidad, independencia y libre asociación que sería avalado por el Congreso

Un equipo del líder de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, Steny Hoyer está encargado de la legislación de consenso para resolver el estatus de la isla.
Un equipo del líder de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, Steny Hoyer está encargado de la legislación de consenso para resolver el estatus de la isla.
Foto: Anna Moneymaker / Getty Images

En lo que catalogaron como un momento histórico para Puerto Rico, líderes del Congreso de Estados Unidos como la comisionada residente en Washington, la republicana Jennifer González, y la representante demócrata, Nydia Velázquez, anunciaron el borrador final de una legislación de consenso para tratar de resolver el problema de estatus de la isla a través de un proceso vinculante con opciones no territoriales.

“No estamos maquillando el proceso, son soluciones reales para resolver el problema colonial de la isla“, planteó González en una conferencia en la que además estuvo presente el gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi, de su mismo partido Nuevo Progresista.

“Es la primera vez que tenemos un proceso vinculante con opciones no territoriales desde el Congreso”, destacó la comisionada residente, con derecho para presentar medidas en Washington pero sin derecho al voto.

La puertorriqueña presentó junto a Darren Soto, representante demócrata de Florida, el proyecto H.R. 1522 para admitir a Puerto Rico como Estado de la Unión, que competía con el H.R. 2070 para una Asamblea Constitucional de Estatus, de las representantes de Nueva York, Velázquez y Alexandria Ocasio-Cortez.

El proyecto de consenso anunciado formalmente este jueves pasará a la consideración del Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes que lidera el demócrata por Arizona, Raúl Grijalva.

El borrador de la “Ley del Estatus de Puerto Rico” dispone para que los puertorriqueños elijan en un plebiscito, avalado por el Congreso, entre la estadidad, la independencia y la libre asociación.

La legislación de consenso, que tras la evaluación en la Cámara de Representantes deberá pasar al Senado, concilia ambas medidas y fue desarrollada por el equipo del segundo demócrata con más poder en la Cámara, Steny Hoyer, quien se inclina por la estadidad para la isla.

Hoyer reconoció que han habido varios esfuerzos de legislaciones similares que no han pasado el cedazo de ese cuerpo legislativo, y que podría pasar lo mismo con la medida. Sin embargo, aseguró que están comprometidos con el proceso y que seguirán trabajando para su aprobación.

“Un asunto de principios”, considera Steny Hoyer, líder de la mayoría demócrata en la Cámara

El estatus colonial es inaceptable“, planteó Hoyer.

“Esto no es un asunto político, es un asunto de principios, es un asunto sobre de lo que está hecho este país, Estados Unidos cree en la autodeterminación…”, argumentó el líder de la mayoría.

Los congresistas explicaron que bajo la medida los que ya son ciudadanos estadounidenses continuarán siéndolo en caso de que en la consulta prevalezca la independencia o la libre asociación. Sin embargo, en el caso de un estatus de libre asociación, las personas nacidas de padres ciudadanos serían elegibles para adquirir la ciudadanía estadounidense por la duración del acuerdo.

La “Ley del Estatus de Puerto Rico” provee para que se convoque un plebiscito federal en Puerto Rico para el 5 de noviembre de 2023. En el caso que ninguna de las opciones obtenga una mayoría absoluta (50% más uno de los votos), tendría que realizarse una segunda vuelta el 3 de marzo de 2024 entre las dos fórmulas con más votos.

La legislación además dispone para que la Comisión Estatal de Elecciones en la isla encabece una campaña educativa que deberá ser aprobada por el Departamento de Justicia federal. Esta agencia también deberá revisar y dar el visto bueno a la papeleta de votación.

Ocasio-Cortez, co-autora del H.R. 2070, se mostró esperanzada en que la medida avance en el Congreso federal.

“Yo nunca pensé que vería este día, es un milagro, definitivamente. Luego de tantas décadas de desacuerdo y debate sobre el estatus… hemos llegado a una resolución. Había mucho escepticismo sobre si esto iba a pasar porque no se ha resuelto en más de 100 años”, expuso por su parte la representante por Nueva York.

“Estamos aquí para acabar con la ciudadanía de segunda clase…Todas las partes aquí han hecho concesiones”, destacó sobre el proceso de negociaciones.

“Es un acuerdo político en proceso para que la gente de Puerto Rico pueda seleccionar su estatus y que por primera vez puedan participar de un plebiscito avalado por el Congreso”, puntualizó.

En la misma línea se expresó, Velázquez. “Estamos aquí para celebrar que llegamos a la mesa, y que dar un paso adelante es posible y que esto sea una lección para nuestros colegas”, declaró.

Por los pasados meses, simpatizantes de las medidas han medido fuerzas en el Congreso y han cabildeado por sus respectivos proyectos, lo que ha creado en la opinión pública la idea de que estamos en un momento clave para resolver desde Washington el centenario problema territorial de la isla

El año pasado, se realizaron audiencias en el comité de Grijlava en las que favorecedores de ambas legislaciones presentaron sus ponencias a favor y en contra de las mismas.

Aunque a nivel federal parece que las voluntades están alineadas, falta por ver la respuesta por parte de algunos miembros del Partido Popular Democrático (PPD), segunda colectividad de mayoría en la isla. Algunos de sus integrantes ya anticiparon que boicotearán cualquier proyecto federal que no incluya el actual Estado Libre Asociado territorial.

Coalición de la diáspora ve más cerca descolonización de la isla

Power 4 PuertoRico, coalición de la diáspora puertorriqueña en EE.UU. que reúne a decenas de activistas que avalan un proceso de descolonización en la isla, apuesta a que el Congreso está más cerca de resolver el problema.

“Con la soberanía de Puerto Rico aún en manos de 535 miembros del Congreso de los EE.UU., ahora también es más claro que nunca que la isla debe tener la libertad de determinar su propio futuro. Por eso nuestra coalición y más de 100 organizaciones aliadas nacionales y locales han apoyado un proceso transparente, justo e inclusivo para que el pueblo decida, y eso es precisamente lo que brinda una asamblea constitucional de estatus”, indicaron en un comunicado de prensa.

Sin embargo, enumeraron ciertos requisitos que debería contener la legislación que está siendo considerada en la Cámara.

Entre estos se encuentra un compromiso para que los votantes conozcan todos los detalles y las consecuencias de la votación. En ese sentido, el grupo pidió que las papeletas describan específicamente el plan de transición para cada opción.

La coalición emplazó a los que desarrollan la medida que, como parte del proceso de educación a los puertorriqueños, se detallen asuntos como el lenguaje oficial, la representación internacional de Puerto Rico en los deportes y otros foros (incluidos los Juegos Olímpicos), los futuros requisitos de ciudadanía de EE.UU., aplicación de las leyes fiscales federales, cooperación comercial y económica entre los países, cooperación de seguridad nacional para cada país, y cualquier cambio en las restricciones actuales de transporte marítimo y aéreo, incluida la Ley Jones.

Los miembros de Power 4 Puerto Rico además reclamaron que cualquier audiencia pública sobre estatus que se lleve a cabo en Puerto Rico debe realizar en español, y cualquier audiencia en Estados Unidos sobre el tema debe proporcionar interpretación en español.

El Concejo Pro- Estadidad para Puerto Rico (51 PRSC)  también espera que este proceso lleve a una decisión definitiva sobre el estatus.

“El proyecto de ley de compromiso es histórico porque es la primera vez que el Congreso ha propuesto una legislación vinculante que podría empoderar a los ciudadanos estadounidenses en Puerto Rico a elegir de forma definitiva y de aplicación directa sobre si convertirse en participantes completos e iguales en la sociedad estadounidense a través de la estadidad o crear su propio país separado por medio de la independencia o independencia con libre asociación. Presenta una decisión real. Lo que Puerto Rico seleccione, es lo que Puerto Rico tendrá”, planteó en declaraciones escritas George Laws García, el director ejecutivo de la coalición estadista.

Te puede interesar:

Decenas de activistas boricuas agrupados bajo Power4PuertoRico se movilizan a Washington, D.C. para pedir aprobación de proyecto 2070 para Asamblea constitucional de estatus