Mandó a matar a su padre y hermano: juicio a mafioso italiano en Nueva York

Comenzó en Brooklyn el juicio federal contra el mafioso Anthony Zottola Sr., acusado del asesinato de su padre y el intento de homicidio de su hermano menor en El Bronx. Un pandillero Bloods detenido está colaborando con la fiscalía

NYPD en una escena criminal en El Bronx.
NYPD en una escena criminal en El Bronx.
Foto: Getty Images

Durante un año el mafioso Anthony Zottola Sr. envió matones a golpear, apuñalar y finalmente dispararle a su padre en un autoservicio de McDonald’s en El Bronx para hacerse cargo del imperio inmobiliario de $45 millones de dólares del anciano, dijeron los fiscales el martes en el primer día del juicio federal en Brooklyn.

A pedido de su hijo el anciano Sylvester “Sally Daz” Zottola de 71 años fue asesinado por la pandilla Bloods mientras estaba sentado al volante de su automóvil esperando un café en un autoservicio de McDonald’s en El Bronx el 4 de octubre de 2018, día de cumpleaños de su nieto, dijo el fiscal federal adjunto Devon Lash.

“Anthony nunca podría haber imaginado que conduciría al asesinato de su propia familia”.

Ilana Haramati, abogada del acusado Anthony Zottola Sr.

Inmediatamente después de que el gángster pandillero Busawn “Shelz” Shelton recibió la noticia de que se había realizado el golpe, le envió un mensaje de texto a Anthony y le preguntó: “¿Podemos festejar hoy o mañana?”, según el fiscal Lash.

“Mañana”, le respondió Anthony. “Es el cumpleaños de mi pequeño hombre. Lo llevaré a su lugar favorito McDonalds (después) al cine. Jajaja. Como yo si comiera esas cosas. Gracias por ser un gran amigo, mi hombre”.

Zottola Sr. está en juicio por el asesinato de su padre y el intento de homicidio de su hermano menor, Salvatore Zottola, de 45 años, quien sobrevivió a un tiroteo el 11 de julio de 2018 frente a su casa frente al mar en El Bronx.

El supuesto pistolero, Himen Ross, y su conductor, Alfred López, también están en juicio.

“Sally Daz” dirigía una red de máquinas de juego ilegales “Joker Poker” en todo El Bronx para la mafia, pero su hijo tenía los ojos puestos en su negocio de bienes raíces que, según testificó el martes Salvatore Zottola, generaba más de $1 millón de dólares en alquileres al año.

Shelton se destacó en los argumentos iniciales, pero no está en juicio y es posible que no suba al estrado en absoluto. El mes pasado se declaró culpable de orquestar el complot de asesinato a sueldo. Su acuerdo de culpabilidad, que no incluye un trato de cooperación, lo pondrá tras las rejas de 35 a 40 años, destacó Daily News.

La abogada de Zottola Sr., Ilana Haramati, atribuyó todo el complot al pandillero Shelton. “Una relación con Shelton era… una forma de evitar las extorsiones de la mafia que su padre había soportado durante más de 40 años. Era una forma de conseguir su propia protección”, afirmó.

“Ese fue el error de Anthony. Anthony juzgó mal a sus supuestos amigos. No eran amigos en absoluto”. Y agregó: “Anthony nunca podría haber imaginado que conduciría al asesinato de su propia familia”.

La Cosa Nostra funciona a través de entidades conocidas como “familias”, que en Nueva York son cinco: Bonanno, Genovese, Luchese, Colombo y Gambino. Al parecer, el anciano Zottola era socio de Bonanno y Lucchese.