Qué comía la reina Isabel II todos los días

La reina Isabel II amaba el chocolate. Quien fuera el chef por más de una década de la reina revela qué comía la monarca todos los días y cuáles eran los productos que evitaba, además de la carne poco cocida

Isabel II bebiendo vino

La reina Isabel II moderaba su consumo de alcohol. Crédito: Yui Mok - WPA Pool | Getty Images

La reina Isabel II, quien falleció este jueves en su residencia en Balmoral, tuvo una vida longeva de 96 años. Los expertos en salud han sugerido que la dieta es un factor clave de la longevidad. Isabel fue una mujer de hábitos. Revisamos qué es lo que solía comer la reina todos los días.

Los alimentos favoritos y la rutina de alimentación de Isabell II han sido revelados en distintas ocasiones por Darren McGrady “The Royal Chef”, quien fue chef personal de la reina Isabel II, Diana y los príncipes William y Harry. McGrady trabajó para la reina y su familia desde 1982 hasta 1993.

Pescado y verduras

McGrady dijo que la reina no se engrandecía de la comida opulenta como banquetes de cinco platos con salsas espesas y mousses elaborados. “Las noches que está sola, se apega al pescado a la plancha o escalfado con algunas verduras y ensalada, pero sin patatas ni fécula”, dijo en el pasado en chef a CNN.

También solía comer pollo a la parrilla con verduras. Además le gustaban los tazones grandes de ensalada y fruta fresca.

La reina disfrutaba de las bananas. “Con un plátano, cortará la parte inferior y cortará el plátano a lo largo, y luego cortará el plátano en rodajas pequeñas para comer con un tenedor”, dijo McGrady a Recipes Plus.

No comía pasta, papas ni ajo

En diferentes ocasiones McGrady señaló que Isabel II no comía alimentos ricos en almidón. No comía pasta, papas o ajo. “Nunca podemos servir nada con ajo o demasiadas cebollas”, dijo el chef.

No le gustaba la carne poco cocida

McGrady señaló que no podían servir carne poco hecha a la reina, ya que a ella le gustaba más la carne bien cocida.

Disfrutaba del chocolate

McGrady señaló que Isabel II era adicta al chocolate, pero no cualquier chocolate, al chocolate negro. “Cuanto más oscuro mejor. No le gustaba el chocolate con leche ni el chocolate blanco”.

El pastel favorito de la reina era un pastel de galletas de chocolate. Le gustaba tanto que viajaría con ella por todo el país. “El pastel de galletas de chocolate es el único pastel que se repite una y otra vez todos los días hasta que se acaba”, dijo McGrady.

Té y galletas en el desayuno

Hola comparte que la reina con comenzaba su día con un pre-desayuno de una taza de té Earl Grey caliente con leche, sin azúcar y algunas galletas.

Comía los mismos bocadillos con el té de la tarde

“The Royal Chef” afirmó en su canal de YouTube que a la realeza le encantaba comer sándwiches de mermelada durante la hora del té. “A la reina le servían centavos de mermelada en la guardería cuando era niña”, desde entonces los comía para el té de la tarde.

No solía beber demasiado alcohol

McGrady aclaró que la reina no solía consumir demasiado alcohol, de vez en cuando bebía una copa. “The Royal Chef” dijo que la bebida favorita de la reina era la ginebra. Cuando en la cena se servía una copa de vino y no era un evento nocturno, optaría por su vino dulce alemán favorito.

Te puede interesar:
Alimentos que no come la familia real de Inglaterra
Qué comieron 10 celebridades antes de morir
David Beckham revela lo que Victoria come todos los días desde hace 25 años

En esta nota

La reina Isabel II

Suscribite al boletín de Comida

Recibe gratis novedades sobre alimentación y nutrición para una vida saludable en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain