“No es un monstruo, amaba a sus hijos”: ex pareja defiende a madre de tres niños ahogados en playa de Nueva York

El padre de la niña que murió ahogada junto a sus hermanos en la playa Coney Island (NYC) defendió a la madre acusada, diciendo que no es un "monstruo", sino al contrario era "amorosa" con sus tres hijos

Coney Island, Brooklyn, NYC.
Coney Island, Brooklyn, NYC.
Foto: Fernando Martínez / Impremedia

Shamir Small, padre de la niña que murió ahogada junto a sus hermanos en la famosa playa Coney Island (NYC), defendió a la madre acusada, diciendo que ella no es un “monstruo” y por el contrario era “amorosa” con sus tres hijos.

Small habló el lunes con el diario New York Post después de que su hija Liliana “Lily” Stephen de 4 años fuese enterrada en un ataúd blanco tras ser velada en “Caribe Funeral Home” en Flatlands, Brooklyn.

“No quiero que sea recordada o conocida por cómo falleció”, dijo el padre sobre su hija, quien supuestamente fue asesinada junto con sus dos medio hermanos por su madre Erin Merdy, una mujer de 30 años con problemas de salud mental.

“Al contrario de lo que sucedió, su madre la amaba”

Shamir Small, padre de “Lily” Stephen, niña ahogada en Coney Island

“Ya ni siquiera quiero oír hablar de eso”, dijo Small. “No quiero verlo, leerlo o nada. Sólo quiero que todos recuerden que Lily, durante cuatro años, fue amada por todos los miembros de su familia”.

“Al contrario de lo que sucedió, su madre la amaba”, insistió Small sobre Merdy, quien sigue hospitalizada en la sala psiquiátrica de NYU Langone Brooklyn desde su detención la mañana del lunes 12 de septiembre y aún no está “autorizada médicamente” para enfrentar los cargos de asesinato con los que la policía de Nueva York la acusó.

Además de “Lily”, las otras víctimas fueron sus medio hermanos Zachary Merdy de 7 años y el bebé Oliver Bondarev, de 3 meses de edad.

Merdy enfrenta cargos de homicidio, indiferencia depravada hacia la vida humana y poner en peligro el bienestar de un menor por supuestamente ahogar a sus tres hijos. Al día siguiente los decesos fueron determinados oficialmente como criminales, tras el informe forense.

Los tres niños fueron descubiertos inconscientes alrededor de las 4:40 a.m. del 12 de septiembre a lo largo de la costa en West 35th Street, a sólo tres cuadras del apartamento donde vivían con su madre en Neptune Av. Murieron tras ser trasladados al Coney Island Hospital.

Una cadena de situaciones dramáticas, incluyendo problemas de salud mental, deudas, una batalla por custodia y amenaza de desalojo, al parecer llevaron a Merdy a ahogar a sus tres niños.

Los detectives están investigando si la depresión post parto desempeñó un papel en la triple muerte. Jacqueline Scott, abuela de los niños, dijo al Daily News que su hija estaba pasando por un mal momento, incluyendo “una depresión posparto”. Y agregó que Merdy “Era una buena madre”.

Merdy trabajaba como asistente de salud en el hogar, pero se había tomado un tiempo libre recientemente para cuidar a su bebé, nacido hace tres meses. La sospechosa tenía una larga deuda de renta y había sido amenazada con ser desalojada desde enero, después de que expiró la moratoria por COVID-19 del estado, según registros de la corte.

Una de cada 7 embarazadas experimenta depresión, según la Asociación Estadounidense de Psicología (APA), y los síntomas pueden ocurrir durante la gestación y durar días o incluso meses después del parto, acotó ABC News.

En un caso similar, en julio una madre hispana mató a sus tres niños y luego se suicidó en Connecticut.