$4.5 millones de dólares para hombre golpeado por guardias privados “racistas” y homofóbicos: demanda en Nueva York

Una jueza de Nueva York otorgó $4.5 millones de dólares de compensación para un hombre negro y gay que quedó parcialmente ciego tras una severa golpiza en 2013 por parte de miembros de una patrulla de seguridad jasídica en Williamsburg

Comunidad jasídica en Brooklyn, NYC, 2020.
Comunidad jasídica en Brooklyn, NYC, 2020.
Foto: ANGELA WEISS/AFP / Getty Images

Una jueza de Nueva York otorgó $4.5 millones de dólares de compensación para Taj Patterson, un hombre negro y gay que afirmó haber quedado parcialmente ciego en una severa golpiza en 2013 por parte de miembros de una patrulla de seguridad jasídica en Williamsburg.

“Han pasado nueve años”, dijo Patterson. “Muchas idas y venidas. Muchos escenarios legales que no entendía. Fue un proceso largo.”

“Ha sido una pelea dura desde el primer día. Estás tratando con personas que tienen una conexión muy estrecha con la policía y figuras políticas”

Zahra Patterson, madre de la víctima

“Nunca se puede poner precio a la pérdida de la vista”, dijo Zahra Patterson, la madre de Taj, quien actualmente tiene 31 años. “Ésta ha sido una pelea dura desde el primer día. Estás tratando con personas que tienen una conexión muy estrecha con la policía y figuras políticas”.

El abogado de Patterson dice que ahora enfrenta la abrumadora tarea de recolectar el dinero de la “Patrulla de Seguridad de Williamsburg” (Williamsburg Safety Patrol), también conocida por su nombre hebreo, “Shomrim”. “La comunidad jasídica fue muy buena recaudando dinero para la defensa, pero no sé qué tan buenos serán para hacer lo mismo con el veredicto”, dijo Andrew Stoll.

Los registros judiciales muestran que la patrulla de seguridad y cada uno de los cinco acusados ​​individuales dejaron de responder a la demanda y fueron declarados en rebeldía, estatus definido por los funcionarios como “una decisión judicial oficial a favor de una parte cuando la otra parte no responde ni acude a los tribunales en la fecha del juicio.”

Aaron Twersky, el abogado que representó a la patrulla de seguridad durante años, se retiró del caso en junio y en una carta al tribunal dijo que la organización dejó de cooperar con él y le estafó los honorarios.

Para agregar aún más complejidad, la patrulla de seguridad admitió en 2015 en una carta presentada ante el tribunal que no tenía seguro, según muestran los registros.

A pesar de la falta de seguro, los registros muestran que la ciudad ha donado varios cientos de miles de dólares a la Patrulla de Seguridad de Williamsburg y sus afiliados desde 2014, incluidos $93,250 en el año fiscal 2023 del fondo discrecional del Concejo Municipal.

Entre los concejales que aprobaron fondos para el año fiscal en curso se encuentran Inna Vernikov y Lincoln Restler, de Brooklyn, y la presidenta del Concejo, Adrienne Adams, destacó Daily News.

El caso se remonta a la madrugada del 1 de diciembre de 2013, cuando Patterson caminaba hacia su casa alrededor de las 4:30 a. m. por Flushing Av y unos 10 hombres jasídicos comenzaron a agredirlo con insultos homofóbicos.

Dentro de las primeras 24 horas, el Precinto 90 de la policía de Nueva York clasificó el ataque como un delito menor por parte de un agresor solitario y marcó el caso como “final, sin arrestos, CERRADO”.

Cuatro personas prestaron declaración como testigos y los policías tenían la placa de uno de los vehículos del asaltante. Y Patterson y su madre presionaron a la policía y aproximadamente una semana después NYPD comenzó a investigar el caso como un crimen de odio.

Cinco hombres fueron arrestados por cargos de asalto. Se retiraron los cargos contra dos, mientras que otro dos más se declararon culpables de un delito menor de encarcelamiento ilegal en 2016.

El quinto sospechoso, Mayer Herskovic, fue condenado por asalto de pandillas en 2017, pero su condena fue anulada en 2018 por un tribunal de apelaciones alegando que no había pruebas suficientes para acusarlo.

Patterson presentó demandas en tribunales estatales y federales. El caso federal fue desestimado en 2017, pero el caso estatal continuó. Y el pasado 19 de septiembre la jueza Miriam Sunshine emitió el laudo a favor del demandante. Las únicas personas en la sala ese día eran la jueza, Patterson, su madre y su abogado Stoll.

Los funcionarios de la Patrulla de Seguridad de Williamsburg, los abogados de los acusados y ellos mismos declinaron responder a las solicitudes de comentarios del Daily News.