Madre acusada de torturar a hermanos en casa de los horrores en Texas había quemado genitales a uno de sus hijos hace 10 años

Zaikiya Duncan, de 40 años y quien habría mantenido esposados a los hermanos de 15 años en un cuarto de la casa en condiciones infrahumanas, fue procesada por delitos de abuso infantil hace 10 años

Zaikiya Duncan enfrenta cargos en Texas junto a su pareja Jova Terrell de abuso infantil.
Zaikiya Duncan enfrenta cargos en Texas junto a su pareja Jova Terrell de abuso infantil.
Foto: Facebook / Cortesía

La madre de los mellizos torturados y cautivos en una vivienda en Cypress, Texas, que lograron escapar esta semana ya había sido arrestada previamente por abuso de menores.

Zaikiya Duncan, de 40 años y quien habría mantenido esposados a los hermanos de 15 años en un cuarto de la casa en condiciones infrahumanas, fue procesada por delitos similares hace 10 años.

La televisora KHOU reportó que para ese entonces uno de sus hijos fue llevado a un hospital para ser tratado por quemaduras en los pies, genitales y otras partes del cuerpo.

Las autoridades médicas determinaron que muy probablemente fueron quemaduras con agua caliente. Cuando las autoridades llegaron a la vivienda de Duncan que en ese entonces vivía en Louisiana se toparon con un bebé de 20 meses envuelto en ropa y con sus manos atadas. En el hogar, se encontraba además el hermano de 4 años del infante.

Al ser cuestionada por las autoridades, Duncan admitió que a menudo obligaba a su hijo a permanecer en posición de “push-up” por hasta una hora, lo que le provocaba hinchazón en las manos. El menor además era forzado a dormir en el armario. La puerta del clóset estaba bloqueada con tableros para evitar que este escapara y “robara” comida de la cocina.

No está claro si el menor es el mellizo que escapó de la casa con su hermana a clamar por ayuda de vecinos.

Los documentos del arresto de Duncan y su pareja Jova Terrell, de 27, revelan que la mujer vertió lejía en las gargantas y genitales de los hermanos hasta quemarles la piel. Las víctimas además eran obligados a beber “Lysol” e “Easy Off” si hablaban mucho.

Luego de que los menores escaparan, la pareja huyó a Louisiana con sus otros cinco hijos, donde fueron detenidos en Baton Rouge.

Una cámara Ring de la casa de un vecino captó a los gemelos suplicando por ayuda a otros residentes aún cargando con las esposas en sus manos.

Te puede interesar:

Padres que mantenían cautivos a menores en la casa de los horrores de Texas los obligaban a beber lejía, “Lysol” e “Easy Off” si hablaban mucho