Exempleada afroamericana de FedEx recibió $366 millones después de demandar a la empresa por discriminación

Una mujer afroamericana sufrió un trato injusto de parte de sus empleadores en FedEx, por lo que un jurado determinó que debería ser compensada con cientos de millones de dólares. La empresa dice que apelará la decisión

En un comunicado, FedEx anunció que está apelando el veredicto del jurado.
En un comunicado, FedEx anunció que está apelando el veredicto del jurado.
Foto: monticello / Shutterstock

Jennifer Harris demandó a la empresa FedEx donde laboraba por haber sufrido situaciones de discriminación racial bajo la forma de represalias ante su negativa de cambiar de puesto cuando se lo pidieron de la empresa. La mujer logró que se le castigara a la compañía haciéndole que le pagaran cientos de millones de dólares.

Un juez federal de Texas ordenó a la empresa pagar $365 millones en daños punitivos.

“La gente ya no hace insultos raciales, no te llaman directamente con palabras que te ofenderían. El racismo y la discriminación se ven en las represalias, son sus acciones las que lo demuestran”, dijo Harris.

“Trabajé muy duro, tuve mucho éxito, me trasladaron y ascendieron seis veces y me ascendieron a liderazgo y ocupé tres puestos de liderazgo a nivel de gerente de ventas de distrito”, añadió la mujer.

Por qué dice la mujer que sufrió discriminación en FedEx

A pesar de su éxito como ejecutiva de cuentas en FedEx -compañía en la que permaneció desde 2007-, su experiencia en el trabajo dio un giro el 8 de marzo de 2019. Harris afirmó que estaba siendo discriminada por ser afroamericana después de que su gerente de raza blanca le pidiera que aceptara un puesto de menor rango que el que tenía.

Según la demanda, el supervisor de Harris le habría pedido que fuera a un puesto más bajo porque “era demasiado buena” en lo que estaba haciendo. La demanda continúa diciendo que, cuando Harris se negó a ser degradada, el trato negativo se intensificó y el supervisor de Harris eliminó algunas de sus comisiones.

Su supervisor pidió entonces que se investigara su trabajo alegando desempeño inaceptable. Esto lo hizo sin presentar los documentos necesarios que exigen las políticas de FedEx.

Uno de los abogados de Harris dijo que se manipularon cifras de ventas de la mujer para hacerla quedar mal.

Después de recibir críticas de desempeño deficientes, Harris sospechó que estaba siendo objeto de represalias en tanto modo de discriminación racial y planteó sus preocupaciones a los superiores, pero menos de un año después de su planteo, fue despedida.

Un jurado de Texas estuvo de acuerdo con Harris sobre que recibió un trato injusto y ahora FedEx deberá pagar por ello.

Harris dijo que es importante que la gente recuerde que nunca debe quedarse callada cuando le pasen este tipo de situaciones.

En un comunicado, FedEx anunció que está apelando el veredicto del jurado: “Estamos totalmente en desacuerdo con el veredicto y apelaremos. FedEx no participa ni tolera represalias. Seguimos nuestros protocolos para la gestión del desempeño con la Sra. Harris y estamos seguros de que actuamos correctamente con respecto a su despido”.

También te puede interesar:
Deliveristas de NYC inician “carrera” exigiendo salario de $30 por hora: ¡No aceptaremos menos!