Pavo de Acción de Gracias: 7 recomendaciones a seguir para la salmuera

Remojar tu pavo de Acción de Gracias en salmuera es un procedimiento que puede hacer que el ave resulte jugosa y con gran sabor, compartimos siete recomendaciones básicas que debes tener en cuenta

Dejar un pavo en salmuera húmeda durante al menos 12 horas ayudará a que resulte jugoso y sabroso luego de su cocción.
Dejar un pavo en salmuera húmeda durante al menos 12 horas ayudará a que resulte jugoso y sabroso luego de su cocción.
Foto: Brian Chase / Shutterstock

Remojar el pavo en agua salada es una estrategia para evitar que el ave quede seca después de la cocción. Si bien no es un paso obligatorio, la salmuera es un procedimiento que vale la pena si deseas un paco de Acción de Gracias jugoso y sabroso. Compartimos las recomendaciones a seguir para la salmuera como lo haría un experto en la cocina.

La salmuera es una solución básica de agua y sal en la que se remoja el pavo para ayudar a que la carne absorba más humedad y se mantenga jugoso; la solución también sazona al ave y hace que la carne sea más tierna.

1. Deja en salmuera al menos durante 12 horas

Un pavo que ha estado en salmuera húmeda durante al menos 12 horas se mantendrá jugoso después de un largo periodo de cocción. Aunque eso no es motivo como para dejar cocinar el ave todo el día. Una de las razones para un pavo seco es cocinarlo demasiado.

Puedes dejar el pavo en salmuera por más tiempo, algunos cocineros prefieren 24 horas. Por seguridad, evita dejarlo más de 48 horas. De acuerdo con el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), después de descongelarlo, un pavo está seguro en el refrigerador durante uno o dos días.

También puedes poner en salmuera un pavo parcialmente descongelado. El proceso de descongelación continuará en la salmuera.

2. Separa el ave en partes

Separar el pavo en partes ayuda a que se cocinen adecuadamente sin resecarse, ya que la pechuga y los muslos requieren de un diferente tiempo de cocción.

También es una buena opción separar el ave desde que se pone en salmuera. Las piernas necesitan menos salmuera.

3. Almacena en el refrigerador

Después de descongelar el ave en el refrigerador, el remojo en la salmuera también debe seguirse en el refrigerador para mantener el pavo en almacenamiento seguro.

Después de dos horas a temperatura ambiente, los alimentos perecederos entrarán en la “Zona de peligro” (entre 40 F y 140 F), que es donde las bacterias pueden multiplicarse rápidamente y hacer que los alimentos se vuelvan peligrosos.

4. Disuelve la sal en el agua

Asegúrate de que la sal está disuelta en la solución y la salmuera se ha enfriado antes de agregar el pavo. Como regla general, agrega 1 taza de sal por cada galón de agua que uses.

5. Usa bolsa

El pavo debe estar completamente cubierto con la solución de salmuera. Puede ser difícil encontrar espacio en el refrigerador para una olla demasiado grande para el pavo. Usar una bolsa para la salmuera puede resultar una opción conveniente. Doble bolsa gruesa si deseas prevenir escurrimientos.

6. Usa pavos que no hayan sido previamente salados

The Kitchn recomienda no poner en salmuera a los pavos etiquetados como “kosher”, “mejorado” o “auto-rociado” ya que pueden resultar demasiado salados.

7. Sécalo, frótalo con especias y embarra mantequilla

Una vez fuera de la salmuera, seca el pavo y embárralo de mantequilla, esto mejorará su sabor. Mezcla mantequilla con especias. Eat This Not That comparte la recomendación de Tony Sudak, ex chef y actual carnicero aprendiz de Walden Local Meat Co.:

“Combina dos barras de mantequilla blanda sin sal, 2 cucharadas de romero picado, 2 cucharadas de salvia picada y 2 cucharadas de tomillo fresco picado, y mezcla bien. Luego, separa suavemente la piel de la pechuga y unta la mantequilla debajo de la piel. Haz lo mismo en la pierna y el muslo”.

Te puede interesar:
Pavo de Acción de Gracias: Por qué es mejor cocinar el relleno fuera del pavo
Pavo de Acción de Gracias: cómo elegir el adecuado
Por cuánto tiempo exactamente necesitas cocinar el pavo