Por qué pintar a las vacas con rayas de cebra podría ahorrar millones de dólares a las granjas

Un estudio de PLOS ONE sugiere que la forma más eficaz de evitar que las moscas e insectos molesten a las vacas es pintándolas para hacerlas parecer cebras

Un problema grave de picaduras de moscas en una granja puede causar una reducción en la producción de leche en un 30% en las vacas.
Un problema grave de picaduras de moscas en una granja puede causar una reducción en la producción de leche en un 30% en las vacas.
Foto: Jurgens Potgieter / Shutterstock

Los ganaderos harán todo lo posible para evitar que las moscas y otros insectos molesten a su ganado, como utilizar bolsas de polvo y repelentes. Sin embargo, una investigación sugiere que la mejor manera de mantener alejados a estos insectos es simplemente pintando la piel de las vacas como si fueran cebras.

Un estudio publicado en PLOS ONE ha revelado que, al pintar rayas de cebra en el ganado, se reduce significativamente la cantidad de moscas que le pican. Esto es importante y valioso para los ganaderos, ya que las moscas no solo son molestas, sino que también pueden afectar negativamente la salud de las reses y causar pérdidas económicas de hasta miles de millones de dólares en la industria ganadera de los Estados Unidos cada año.

Al encontrar una solución a este problema, el ahorro sería realmente significativo.

Las moscas picadoras causan dolor a las vacas al morderlas mientras están durmiendo, comiendo u ordeñando. El picor provoca que las vacas se distraigan, y que coman, duerman y pasten menos. Además, las vacas se agrupan para protegerse de las moscas lo que genera un gran estrés y lesiones.

Un problema grave de picaduras de moscas en una granja puede causar una reducción en la producción de leche en un 30%.

Ante este problema, los investigadores japoneses buscaron una solución en la sabana, específicamente en las rayas de las cebras, que se sospecha que actúan como un repelente natural contra los insectos.

Desde lejos, las moscas son atraídas tanto por las cebras como por los caballos. Sin embargo, al acercarse, el pelaje rayado de una cebra confunde la visión de baja resolución de las moscas. Esto hace que los insectos pasen volando o chocando contra las cebras en lugar de posarse con éxito sobre ellas.

Al notar esto, los investigadores pintaron seis vacas negras con rayas blancas, un trabajo que solo les llevó cinco minutos por animal. Después observaron al ganado durante tres días y apuntaron cualquier comportamiento que hiceran para repeler las moscas, como pisotear las patas, mover la cola y contraer la piel.

Y, solo para asegurarse de que realmente eran las rayas y no los vapores de pintura lo que repelía a los insectos, los investigadores repitieron el proceso, primero con rayas negras y luego sin rayas.

La sorpresa fue que el efecto de las rayas blancas era evidente. Las vacas con rayas negras tuvieron una ligera reducción en el número de moscas que las molestaban, pero no fue tan efectivo como en las vacas con rayas de cebra. Las vacas con rayas blancas sufrieron menos de la mitad de la cantidad de moscas mordedoras que las vacas sin pintar.

Es necesario realizar más investigaciones con un mayor número de vacas para confirmar los resultados obtenidos en este estudio. Sin embargo, los hallazgos son muy alentadores. Si se comprueban estos resultados, se podría utilizar una pintura no tóxica para repeler las moscas mordedoras en lugar de los pesticidas actuales, lo que sería una opción más económica, sana y amigable con el medio ambiente.

También te puede interesar:
Hombre muere dramáticamente tras ser pisoteado por una “vaca fugitiva” en Gales
Ancestros de los humanos ya comían alimentos procesados desde la prehistoria
EE.UU. es el país que más carne consume en el mundo: ¿cómo impacta en la salud y el medio ambiente?