Veterinaria hispana robaba medicinas “vitales”: declarada culpable en Nueva York

Una hispana técnica veterinaria fue declarada culpable por hurto mayor y posesión criminal de propiedad robada, luego de ser captada robando medicinas "vitales" en su lugar de trabajo en NY

Elisa Sánchez fue hallada culpable de robar medicinas veterinarias.

Elisa Sánchez fue hallada culpable de robar medicinas veterinarias. Crédito: Putnam County District Attorney's Office | Cortesía

Elisa Sánchez, técnica veterinaria, fue declarada culpable por hurto mayor y posesión criminal de propiedad robada después de un juicio con jurado , anunció el fiscal de distrito del condado Putnam (NY), Robert V. Tendy.

Sánchez, anteriormente empleada de “Guardian Veterinary Specialists” en la pequeña ciudad Southeast de Nueva York, fue declarada culpable de robar de las instalaciones medicamentos oncológicos que salvan vidas y se utilizan para tratar animales con cáncer.

Los miembros de la Oficina del Alguacil del condado respondieron a ese centro veterinario el 28 de julio de 2022, después de que sus compañeros de trabajo vieron a Sánchez colocando estos medicamentos en su bolso personal, informó la fiscalía en un comunicado.

Los empleados ya habían observado a Sánchez hacer esto en ocasiones anteriores antes de denunciarla a la gerencia, lo que finalmente llevó a su arresto y despido.

El fiscal de distrito Tendy dijo que “es muy triste que un técnico veterinario robe medicamentos esenciales contra el cáncer para perros y gatos, las amadas mascotas de la gente. Es algo realmente bajo. Afortunadamente, los empleados y la gerencia de estuvieron atentos y contactaron a las autoridades”.

Está previsto que Sánchez sea sentenciada por el juez del tribunal del condado Anthony Molé el 31 de enero de 2024. La residente del condado Dutchess se enfrenta a una sentencia máxima de 2 1/3 a 7 años de prisión en una prisión estatal, destacó NBC News.

En un caso similar, en enero un veterinario hispano de Elmsford (NY) perdió su licencia después de declararse culpable de intento de falsificación y dos cargos de crueldad animal.

En septiembre Julie DeVuono, enfermera de 51 años, se declaró culpable de fraude y lavado de dinero al recaudar $1,5 millones de dólares vendiendo tarjetas de vacunas falsas durante la pandemia de COVID-19 en Long Island (NY).

En esta nota

veterinaria

Suscribite al boletín de New York

Recibe gratis las noticias más importantes de Nueva York diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain