Víctimas de stop-and-frisk tendrán voz sobre reforma policial

Lanzan serie de foros públicos en los cuales las comunidades afectas por esa táctica policial podrán dar sus opiniones

¡Únete a nuestra comunidad en Facebook!

Sigue al Campeón de los Hispanos en Facebook
Víctimas de stop-and-frisk tendrán voz sobre reforma policial
Lanzamiento de "Nuestras Comunidades, Nuestras soluciones" en las escalinatas de la Alcaldía. Foto por Camille Padilla Dalmau

Hace tres años cuando la jueza federal Shira Scheindlin determinó que la práctica policial del stop-and-frisk era inconstitucional y que el Departamento de Policía (NYPD) debía realizar reformas, en su decisión recomendó que a la hora de hacer cambios y buscar soluciones se tomara en cuenta la experiencia de las comunidades que han sido más afectadas por esas tácticas de la Uniformada.

“Por muy grandes que sean los conocimientos jurídico o policiales no pueden reemplazar la comprensión que tienen estas comunidades sobre las probables consecuencias prácticas que traería una reformas en términos de libertad y seguridad”, escribió la jueza.

Precisamente para dejar escuchar la voz de los afectados por el stop-and-frisk, este miércoles se anunció que los afroamericanos, latinos y miembros de otras minorías, tendrán la oportunidad de participar en una serie de foros comunitarios donde se discutirán las reformas policiales. Los encuentros se realizarán en los cinco condados a partir de este jueves.

“Stop-and-frisk y otros abusos policiales no han terminado y no se resolverán hasta que la Ciudad priorice las soluciones comunitarias”, explicó Mark Winston Griffith, vocero de Comunidades Unidas para la Reforma Policial, durante una manifestación este miércoles en las escalinatas de la Alcaldía en la cual se anunció la realización de los foros.

“Por eso estamos lanzando Nuestra Comunidad, Nuestras Soluciones, que son una serie de reuniones públicas y online para facilitar la participación de las comunidades y los neoyorquinos quienes por décadas han sido directamente afectados por los abusos del NYPD, e instar a las personas a que se involucren en la conversación sobre las reformas”, expresó Winston.

El lanzamiento de esta iniciativa contó con el apoyo de activistas, líderes comunitarios y funcionarios electos entre los que se encuentran los concejales Jumaane Williams y Robert Cornegy, además de la madre de Eric Garner y los abogados envueltos en varios de los casos contra la Ciudad y el NYPD.

Darius Charney, el abogado principal del caso Floyd vs. la Ciudad de Nueva York que llevó a la conclusión de que la táctica policial viola la Cuarta Enmienda de la Constitución y es racialmente discriminatoria, dijo que aún una gran porcentaje de las requisas de la Uniformada son inconstitucionales.

“Todavía hay inquietudes por la constitucionalidad y obviamente todavía estamos preocupados de que la raza está jugando un papel muy importante en la decisión que hacen los oficiales sobre a quién van a parar”, expresó el abogado integrante del Centro para los Derechos Constitucionales.

Darius Charney, abogado principal de Floyd vs. La Ciudad de Nueva York
Darius Charney, abogado principal de Floyd vs. La Ciudad de Nueva York

Cada vez se paran menos

Durante el apogeo de stop-and-frisk en 2011, los agentes pararon a los neoyorquinos 685,724 veces según cifras del NYCLU obtenidas por el NYPD. El 88% de esas requisas fueron a personas inocentes y el 87% eran latinos o afroamericanos mientras que solo el 9% eran blancos.

Desde entonces, las detenciones usando esa práctica han bajado en un 97%. De enero al 1ro de agosto del 2016, han habido alrededor de 9,600 requisas, de las cuales 24% acabaron en arrestos. Según el NYPD, la disminución se debe a nuevos entrenamientos y nuevas políticas en las guías de cuándo no es apropiado parar a un individuo.

La táctica misma no es inconstitucional y el NYPD continúa usándola. “Parar, preguntar y revisar es una herramienta policial crítica”, dijo el inspector Eric Pagán. “Los oficiales en la calle no pueden esperar que algo pase para tomar acción. Si pensamos que algo va a pasar, tenemos que pararlo antes”, añadió.

El principal problema de stop-and-frisk ha sido la manera que desproporcionalmente afecta a las comunidades de color. En el 2016, el 83% de los detenidos y revisados han sido latinos o afroamericanos mientras que 11% fueron blancos.

“No estamos parando a los afroamericanos e hispanos porque queremos, sino porque así son la mayoría de las descripciones de quejas criminales”, explicó el teniente John Grimpel, al defender las cifras.

Desafortunadamente, tras años del uso inconstitucional de esa práctica policial se ha creado toda una generación que desconfía en la Uniformada. Darian X, un  afroamericano nacido y criado en Brooklyn, estimó que desde los 13 años ha sido parado alrededor de 100 veces. “He tenido esta interacción cercana, interpersonal con el Departamento de Policía, nunca positiva, que formó mi vida y me llevó a ver a esta institución como defectuosa, que no me apoya a mí, ni a mi comunidad”, expresó el joven.

Darian ahora trabaja con la organización Se Hace Camino Nueva York, liderando sus campañas de reforma policial y educando a jóvenes latinos y afroamericanos sobre sus derechos y lugar en el sistema de justicia.

Fechas de los foros públicos:

  • Cuándo: Martes 15 de noviembre de 7-9mp.m.
  • Dónde:BronxWorks Betances Community Center 547 E 146th St, Bronx, NY
  • Contacto:(718) 731-311 o info@bronxworks.org

En cifras: Stop and Frisk a través de los años

2016

En el primer semestre del año, 83% de los detenidos fueron latinos o negros, y 77% de ellos no resultó en arrestos o citaciones.

Del 2010 al 2015

2010 hubo 601,285 detenidos.
518,849 (86%) eran inocentes.
315,083 (54%) eran negros.
189,326 (33%) eran latinos.
54,810 (9%) eran blancos.

2011 hubo 685,724 detenidos.
605,328 (88%) eran inocentes.
350,74 (53%) eran negros.
223,740 (34%) eran latinos.
61,805 (9%) eran blancos.

2012 hubo 532,911 detenidos.
473,644 (89%) eran inocentes.
284,229 (55%) eran negros.
165,140 (32%) eran latinos.
50,366 (10%) eran blancos.

2013 hubo 191,558 detenidos.
169,252 (88%) eran inocentes.
104,958 (56%) eran negros.
55,191 (29%) eran latinos.
20,877 (11%) eran blancos.

2014 hubo 45,787 detenidos.
37,744 (82%) eran inocentes.
24,319 (53%) eran negros.
12,489 (27%) eran latinos.
5,467 (12%) eran blancos.

201 hubo 22,939 detenidos.
18,353 (80%) eran inocentes.
12,223 (54%) eran negros.
6,598 (29%) eran latinos.
2,567 (11%) eran blancos.

Te recomendamos