Vecinos de El Bronx son azotados por robo de cheques y giros

El robo de giros bancarios y cheques de buzones del USPS están a la orden del día en el Condado de la Salsa
Vecinos de El Bronx son azotados por robo de cheques y giros
A María Flores le robaron y cobraron un giro postal con el que iba a pagar su alquiler.

Nueva York— El robo de cheques y giros bancarios de los buzones del Servicio Postal de Estados Unidos (USPS) tiene en vilo a residentes del sur de El Bronx. Las víctimas afirman que sus documentos son alterados y cobrados en oficinas de Western Union y bancos del área.

Los primeros casos ocurrieron en el verano de 2014 y el más reciente se registró en mayo pasado. Pese a denunciar a la policía y comprobar el fraude en Western Union, varios afectados aún esperan una investigación de la empresa, el reembolso de cientos y hasta de miles de dólares, y el arresto de los responsables.

Una de las víctimas es la comerciante mexicana María Flores, quien en julio del año pasado depositó un giro bancario de $500 para el pago de alquiler en un buzón del USPS situado en la esquina de la calle 149 y Southern Boulevard.

“El casero se quejó de que no recibió el dinero. Pensé que el ‘money order’ se había perdido, así que fui al Western Union en donde lo compré. Ahí me enteré que alguien ya lo había cobrado”, contó Flores. “Sólo coincidía mi dirección, pero cambiaron mi nombre y firma”.

El caso de Flores no es aislado. La vendedora de perritos calientes es una de varias víctimas de un patrón persistente de robo y alteración de cheques en el sur del Condado de la Salsa. En un edificio de 32 apartamentos, situado en 784 de la calle Beck, al menos siete inquilinos reportaron el mismo problema.

“Irónicamente el buzón más cercano a este edificio está a unos pasos del Cuartel 41. Está claro que eso a los malhechores no les importa”, dijo el hondureño Jesús Orellana, encargado del edificio.

En marzo pasado, Héctor Castillo, trabajador de la construcción y uno de los siete inquilinos afectados, colocó su giro bancario para el pago de alquiler en el buzón ubicado en la Avenida Longwood y Southern Boulevard, confiando en la seguridad del USPS.

“Alguien se robó el ‘money order’ y alteró mis datos, y Western Union pagó ese dinero. Cómo una compañía tan grande falla en detectar documentos ilegítimos”, cuestionó Castillo.

El hondureño Roger Rosales y la dominicana Omara Nuñez compartieron la queja de su vecino. Ambos perdieron cientos de dólares luego de que sus giros bancarios para el pago de alquiler fueran robados del mismo buzón.

“Estos rufianes le roban a los más necesitados”, se lamentó Rosales. “Sabemos de muchos otros casos en este vecindario. Muchos vecinos de otros edificios se quejan de lo mismo”.

Marcos Suazo, residente, contó que en enero observó a un par de hombres de apariencia latina abriendo el buzón sin problema.

“Fue sospechoso porque no tenían el uniforme del USPS, pero si una llave”, dijo. “Tenemos un año con el mismo problema y queremos que esto termine ahora”.

Las víctimas reportaron sus casos al Cuartel 41, pero el NYPD no dio detalles de la investigación.

Donna Harris, vocera de la oficina de investigación del USPS, dijo que la agencia está consciente de los reportes relacionados con los buzones de correo en esta área específica de El Bronx.

“Actualmente estamos investigando estos crímenes, junto con la Policía de Nueva York para aprehender a la persona responsable”, sostuvo. “En este momento no tenemos un número exacto de las quejas recibidas en este sector del condado, pero hemos atendido otros casos relacionados con el robo de correo en otras zonas, y los inspectores han detenido a los responsables”.

Harris pidió a los residentes llevar su correo directamente a las oficinas del USPS. El robo de correo es un delito federal que implica multas de hasta $25,000 y cinco años de prisión.

Un delito que crece en NYC

Terry Raskyn, vocera de la Fiscalía de El Bronx, recomendó a las víctimas reportar sus casos al USPS o al cuartel del NYPD correspondiente.

“Hemos estado trabajando en una serie de casos en el presente, pero no con en este grupo de residentes en particular”, dijo Raskyn. “Este tipo de delito está ocurriendo en toda la ciudad y el estado. La alteración de cheques robados de buzones -una práctica conocida en inglés como ‘fished’- está pasando cada vez más”.

Raskyn explicó que los documentos más comúnmente sustraídos de buzones y alterados incluyen cheques personales y giros bancarios de Western Union o de cualquier otra compañía.

Sarah Meske, vocera de Western Union, dijo que debido a las políticas de privacidad de la compañía, no puede comentar públicamente los detalles de cualquier reclamación de los clientes.

La compañía estipula a sus sucursales que antes de pagar un giro bancario, es obligatorio verificar la legitimidad del documento. La empresa puede ayudar a los clientes en el proceso de solicitar un reembolso en caso de que el giro bancario se cobre en un banco, pero la decisión final depende de las políticas del banco en cuestión. Algunos bancos establecen un tiempo límite para documentar el fraude y solicitar el reembolso.

Reporte y pida ayuda

Si usted observa actividad sospechosa en cualquier buzón de correo del USPS, puede reportarlo al (212) 330-2400.

Para recibir asistencia de Western Union, puede llamar a su Centro de Servicio al Cliente al 1-(800) 325-6000. Para más detalles acerca de cómo solicitar un reembolso de giro bancario, puede visitar el sitio https://thewesternunion.custhelp.com/app/answers/detail/a_id/52