Diez trucos efectivos para no comer de más en Navidad

Evita el atracón que luego trae indigestión y remordimiento
Sigue a El Diario NY en Facebook
Diez trucos efectivos para no comer de más en Navidad
La celebración de Navidad no tiene que estar marcada por los atracones de comida.
Foto: Shutterstock

La fiesta de Nochebuena, esa ineludible cita familiar donde mandan los excesos. Siempre pasa igual, pensamos que nos controlaremos y después de darnos el atracón ataca el remordimiento.

Nos servimos el típico plato navideño de arroz con gandules, lechón, pasteles, ensalada de papa, ensalada de codito, guineítos y/o yuca en escabeche, mollejas, que acomodamos en un plato de 10 pulgadas de circunferencia apilados hacia arriba en una rebosante montaña de comida.

Sabemos que no debemos comer tanto, ni de todo, pero en el fragor del momento, del jolgorio y la alegría, como que nos dejamos llevar. Pero, no flaquees, hay truquitos simples que nos pueden ayudar a reducir el consumo de comida durante las fiestas.

  1. Viste ropa ajustada, pero cómoda. Cuando vistes ropa entallada hay probabilidades de que te ocupes más en mantener la barriga en su lugar y verte bien, y no en comer más de la cuenta.
  2. Haz un “vuelo de reconocimiento”. Al llegar sírvete un buen vaso de agua con un limón y espera al menos media hora antes de ir al ataque. Esto te dará tiempo para examinar las opciones de comida y optar por cosas de las que luego no te arrepentirás.
  3. No piques y ve directo al plato principal. Si necesitas calmar el hambre antes, opta por unas cuantas almendras o uno o dos cubitos o rebanadas de queso.
  4. Sé selectiva. Busca las opciones que realmente te interesan y evita aquello que puedes comer cualquier día. No creas que tienes la responsabilidad cívica de probarlo todo.
  5. Sé firme y prepara tu plato. No sucumbas a las buenas intenciones de tu tía o tu mamá. Si tú te sirves la comida controlas lo que quieres comer y no terminas con ese plato monumental que ya conocemos.
  6. El día de la fiesta come todas tus comidas regulares. No creas que te ahorras calorías saltándote el almuerzo. Las probabilidades son que llegues hambrienta y comas más de la cuenta.
  7. Masca chicle durante un rato. Mientras más fuerte el sabor mejor. Ayuda a mantener la mandíbula activa mientras tratas de evitar la picadera.
  8. Mantén una bebida en tu mano dominante de modo que no esté libre para agarrar cuanto antojo te pase por el frente.
  9. Involúcrate en la fiesta. Conversa, juega, baila, canta, de modo que estés más concentrada en esas actividades más que en comer y comer.
  10. Alterna las bebidas alcohólicas con las no alcohólicas. Si vas a beber alcohol opta por una copa de vino o un licor con soda y limón, y ahórrate el azúcar de los refrescos o jugos. Y aunque sea duro… evita el coquito, aunque sea por esa noche.