Las mascotas: medicina de cuatro patas para la salud física y mental

Expertos describen algunos de los beneficios que traen los integrantes de la familia de cuatro patas
Sigue a El Diario NY en Facebook
Las mascotas: medicina de cuatro patas para la salud física y mental

Cuando Friday llegó a la casa de Estela Hernández, ella puso el grito en el cielo porque sabía que tarde o temprano estaría encargada de cuidar al cachorro y no su hijo, quien lo adoptó tras el deseo de experimentar el tener una mascota.

¡Y dicho y hecho, así fue! A pocos meses de haber adoptado al canino, por cuestiones laborales, el hijo de Estela se mudó de California y ella se quedó con Friday sin saber que éste se convertirá en su mejor compañía y hasta una de las medicinas para superar los problemas de salud (ansiedad, depresión, cáncer mamario, artrosis y diabetes) que ha encarado en las últimas décadas.

“Nunca me imaginé que estos animalitos le dieran a una tanto amor y compañía”, dice Hernández, refiriéndose con cariño a Friday, quien ya de viejo falleció hace un par de años, dejando en ella un gran vacío y la necesidad de adoptar a un cachorrito que hoy es ya todo un canino adulto que alegra sus días y la obliga a salir de casa y ser una persona de la tercera edad muy activa.

La historia de Hernández no es única. Tan solo es un ejemplo de lo que arrojan las investigaciones científicas sobre los beneficios que tiene una mascota en la salud física y emocional de todos los integrantes de las familias que cuidan de ellas.

Por ejemplo, un estudio realizado en julio de 2014 por el Dr. Jeremy Barron, director médico del Centro Beacham de Medicina Geriátrica de las Instituciones Médicas Johns Hopkins, asegura que entre los humanos y el cuidado de un animal existe una conexión probada que proporciona una variedad de beneficios para la salud.

“Si no estás listo para un amigo peludo a tiempo completo en tu casa puedes ofrecerte a pasear el perro de algún vecino, cuidar del gato de un amigo o donar tu tiempo a algún refugio de animales de tu localidad, incluso interacciones cortas proporcionan algunos de estos beneficios”, dice el Dr. Barron, basado en Baltimore, Maryland.

Los beneficios

Cabe recordar los numerosos beneficios asociados a tener una mascota, que de acuerdo con los resultados del estudio del Dr. Barron son los siguientes:

1. Reduce el estrés

De acuerdo con la investigación, la simple acción de acariciar a un perro disminuye la hormona del estrés denominada cortisol, mientras que la interacción social entre las personas y sus perros en realidad eleva los niveles de la hormona del bienestar denominada oxitocina, misma que une a las madres con sus hijos.

De hecho, el 84% de los pacientes con trastorno de estrés postraumático a los que se les proporcionó un perro adiestrado informaron una reducción significativa en sus síntomas y un 40% fueron capaces de reducir sus medicamentos, de acuerdo con una encuesta reciente.

2. Baja la presión sanguínea

Los beneficios de disminuir el cortisol y aumentar la oxitocina al acariciar a un perrito también ayudan a mantener la presión arterial a raya. “Acariciar y sostener a un animal permite apreciar la belleza de la naturaleza”, explica el Dr. Barron. “Es relajante y trascendental”.

3. Incrementa la actividad física

“¿Cuántas personas están dispuestas a salir al amanecer y hacer ejercicio bajo la lluvia o la nieve?”, pregunta el galeno. “Los dueños de perros a menudo no tienen otra opción que sacar a caminar a sus mascotas, proporcionándoles así la excusa diaria para realizar su dosis diaria  de ejercicio”, resalta el especialista.

4. Promueve la salud del corazón

Según resalta el Dr. Barron, la Asociación Americana del Corazón publicó un informe investigativo que asegura que tener un perro como mascota es una forma de prevenir las enfermedades cardiovasculares.

5. Alivia la depresión y la sensación de soledad

Un estudio de 2011 encontró que los dueños de mascotas tenían mejor autoestima. Otro estudio determinó que las mascotas proporcionan un mayor apoyo social que los humanos en la mitigación de la depresión.

“El cuidado de una mascota proporciona un sentido de propósito o finalidad [en la vida] al dueño”, dice Barron. Además, las mascotas son un buen catalizador social para conocer gente que comparte sus intereses animales.

6. Ayuda a sobrepasar ciertos problemas clínicos

Más allá de la simple compañía, los perros han sido ayudantes maravillosos para lo no videntes o con problemas de movilidad. Se han utilizado incluso para ayudar a detectar condiciones de salud, desde las convulsiones hasta el cáncer.

Otras ventajas

Erin Askeland, entrenadora y experta en comportamiento en Camp Bow Wow (la franquicia más grande de cuidado de mascotas de Estados Unidos), describe por su parte otros beneficios relacionados con el cuidado de las mascotas, especialmente en la edad de cachorros:

  • Desarrollo de la confianza en los niños. Tener un perro en el hogar puede ayudar al desarrollo de unos niños con confianza en sí mismo al aprender cómo manejar la ansiedad y el estrés. Por ejemplo, los niños a quienes se les dificulta la lectura o las matemáticas pueden ganar confianza en sí  mismos al leer en voz alta o recitar las tablas de multiplicar a sus perros.
Las mascotas ayudan a edificar la seguridad y estima en los niños./Shutterstok
  •  Excusa perfecta para el ejercicio y el juego.  El jugar y hacer ejercicio con el perro, además de  proporcionar una  estimulación mental, ayuda a la creatividad y a alivia el estrés.
  • Estructuración de una rutina. Un horario diario estructurado reduce el estrés en cualquier individuo, así que tener un perro que depende de uno en momentos específicos del día para la alimentación o el paseo obligatorio para evacuar sus desechos corporales puede ayudar a establecer una rutina.