“En Nueva York ya no hay Subway pa’ tanta gente”

El metro de Nueva York está a punto del colapso
“En Nueva York ya no hay Subway pa’ tanta gente”
Transporte en Nueva York.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

“No hay cama pa’ tanta gente” es una de las canciones más emblemáticas del Gran Combo de Puerto Rico, pero según el colombiano Jaime Casas, el título del éxito salsero fácilmente podría ser coreado por muchos de los casi 6 millones de neoyorquinos que cada día se mueven en el metro de la Gran Manzana.

“Es que en Nueva York ya no hay Subway pa’ tanta gente. Ya parecemos sardinas”, se queja el economista, quien todos los días debe tomar el tren 4 desde Wall Street hasta su apartamento en El Bronx. “Llegar a la casa en tren cada vez es más una odisea y si es en buses, peor. Ya tienen que hacer algo. Esto no aguanta más”.

Y esa es precisamente una de las preocupaciones de varios líderes y expertos en transporte público, quienes coinciden en afirmar que, desde la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA), Nueva York necesita una reforma urgente en los trenes y autobuses, o de lo contrario el sistema va a colapsar.

“Estamos en un momento en que es vital tomar medidas para modernizar la transportación y asegurarnos de que la MTA haga un mejor trabajo, pues una autoridad que usa recursos de $3,000 millones, no puede darse el lujo de que trenes como el A corran tan lento, simplemente porque el sistema de señales que usa fue hecho casi 100 años atrás”, asegura el presidente del Comité de Transporte del Concejo, Ydanis Rodríguez.

El concejal, quien está promoviendo para el próximo 22 de abril el segundo día sin carro en Nueva York, a fin de conservar el medio ambiente, recalcó que antes de que su iniciativa se amplíe, se require un sistema de transporte público más eficiente y más seguro.

“La Ciudad tiene que ofrecer oportunidades y responder a las necesidades de todos, pues hay miles de personas que viven en lugares cerca de Queens, Brooklyn o el Sur de El Bronx, que tienen que caminar 10 bloques para tomar el subway o el bus, y antes de sugerirles que voluntariamente cambien un carro por transportación masiva, tenemos que construir un transporte que llegue a todos”, advirtió el líder político, al tiempo que mencionó dos iniciativas concretas para mejorar la calidad de trenes y autobuses.

Transporte en Nueva York.
Transporte en Nueva York.

“Hay modelos de otras ciudades, como el de Hong Kong, donde ellos capturan el valor de las estaciones de trenes y trabajan con el sector privado. Y llevo pidiéndole a la MTA que trabaje así para que los privados adopten una estacion de tren, donde tengan beneficios promocionándose en esas estaciones y al mismo tiempo sean responsables de su mantenimiento y modernización”, acotó Ydanis, resaltando que con los autobuses se puede generar todo un “boom” de transporte eficiente.

“Tenemos la gran oportunidad de convertir los autobuses en una especie de trenes en las carreteras. La transportación pública en los autobuses de Nueva York es un desastre que nosotros tenemos que mejorar. En muchas ocasiones una persona llega más rápido caminando que cuando va en autobus, y propongo que al tiempo del día sin carro, se modernice el sistema de buses y se le de mejor utilidad”, explicó el concejal, durante el Simposio sobre transporte sostenible para el futuro de Nueva York.

Asimismo, Pierina Sánchez, directora en Nueva York de la organización “Regional Plan Association”, manifestó que urge mayor inversión en el sistema de transporte y pidió a las autoridades que vinculen otros sistemas para beneficio de los usuarios.

“Una manera de evitar un colapso es que hagamos cambios para que el Metro North y el Long Island Railroad también funcionen como subways, pues ahora mismo hay gente como yo, que vivimos en Kinsbridge y podríamos llegar a la 42 en 20 minutos en esos trenes. Pero tendríamos que pagar 10 dólares y no alcanza”, comentó la investigadora.

“Si hubiera un sistema racional que tuviera más sentido, muchos neoyorquinos pudieran montarse a esos trenes y ayudar a que los trenes 4 y el D ya no estén tan llenos como ahora, mientras que el Metro North va vacío”, agregó Pierina, señalando que hacer recortes al sistema de transporte es la peor idea.

“Necesitamos que tomen el tránsito con mayor importancia. Este año hubo un recorte del Estado de $65 millones, que fue algo técnico sobre dónde los pusieron, pero lo hicieron a la vez que subieron los precios, y no tiene sentido, pues es necesario que inviertan más, como prioridad”.

El concejal Ydanis Rodríguez promovió el “Simposio sobre transporte sostenible para el futuro de Nueva York”.

La delegada de “Regional Plan Association” destacó que si la crisis del transporte no se resuelve pronto, en un par de años habrá incluso una crisis social en Nueva York.

“A largo plazo, si dejamos que el sistema de tránsito se quiebre, lo que podríamos ver es un retorno al Nueva York de los 60’ y los 70’, cuando la gente se iba por culpa del tránsito y podría generarse una reducción en la población y la economía”, enfatizó la experta.

Michael Replogle, Director de Políticas del Departamento de Transporte de Nueva York, admitió también que el transporte público de la Gran Manzana necesita reformas, pero destacó que es responsabilidad del Estado y no de la Ciudad meterle mano al sistema de autobuses y trenes, por lo que urgió a Albany a que cumpla con su obligación.

“La Ciudad está presionando fuertemente para que la MTA tenga más recursos y seguimos solicitando mayor financiamiento para tener mejores servicios, mejores subways y mejores buses, pero nosotros como Ciudad no manejamos los trenes ni los buses, eso lo hace la MTA, que está manejada por el Estado”, dijo el funcionario. “Claramente necesitamos que el Estado haga su parte y se comprometa financieramente con la MTA, al igual que necesitamos más fondos federales para acomodar la creciente ciudad de Nueva York, que necesita aliviar el hacinamiento que hoy hay en trenes y buses”.

NildaMesa, exdirectora de la Oficina de Sostenibilidad de la Alcaldía, mencionó que el sistema actual se ha quedado corto ante el aumento de pasajeros y afirmó que además de una mayor inversión, se necesita reformar y ampliar el servicio de autobuses con visión de modernidad.

“Ahora mismo hay muchos problemas porque el subway no está funcionando muy bien, especialmente porque están haciendo labores de construcción que se necesitan hacer, pero hay que entender que hay más gente que antes y es vital resolver el problema de la capacidad, pues los trenes no son suficientes para tanta gente”, comentó la también maestra de la Universidad de Columbia. “Se necesitan más trenes, pero hay que trabajar más en la tierra que en los subterráneos , pues es más fácil poner buses de tránsito rápido que construir nuevos túneles para el subway”, concluyó.

Rebecca Bailin, de la organización Riders Alliance, destacó que la responsabilidad de la reforma al sistema de transporte público debe incluir alivios económicos a los más pobres y advirtió que no solo es responsabilidad del Estado sino también de la Ciudad.

“La Ciudad puede hacer una diferencia al financiar tarifas asequibles para los neoyorquinos de bajos ingresos y priorizar un mejor servicio de autobuses, especialmente en los lugares donde el tránsito no llega y el Estado tiene que hacer su parte, financiando adecuadamente nuestro sistema de tránsito”, dijo la activista.

Y ante las quejas de los usuarios y expertos sobre el colapso que parece avecinarse en el sistema de transporte si no se toman cartas en el asunto, Kevin Ortíz, vocero de la MTA, aseguró que esa agencia está trabajando fuertemente para mejorar el transporte público en Nueva York, a través del llamado Plan Capital, que está invirtiendo casi $16,000 millones para modernizar los trenes y autobuses y evitar una crisis.

Transporte en Nueva York.
Transporte en Nueva York.

“Nuestro Plan Capital busca renovar y mejorar el sistema para acomodar el creciente número de usuarios. Estamos gastando más de $1,000 millones para instalar la base de comunicaciones de control de trenes, que permitirá que corran más trenes”, aseguró el funcionario, recordando que la primera fase del metro de la Segunda Avenida, inaugurado en enero, ha aliviado en 46% el hacinamiento que había en los trenes del Upper East Side. “La MTA también está invirtiendo miles de millones de dólares en nuevos vagones de trenes con puertas más amplias y más espacio cerca de las puertas para aumentar capacidad”.

Datos

  • 5.7 millones de usuarios viajan en Subway cada día
  • 1,763 millones de viajeros usan el Subway de Nueva York anualmente
  • 2,029,843 en promedio son los usuarios que usan los autobuses diariamente
  • 131,325 millas recorre en promedio cada tren en un año
  • 1904 fue el año de inauguración del subway con 28 estaciones
  • 469 estaciones existen actualmente en el sistema
  • 66,359,208 pasajeros anuales convierten a Times Square en la estación más congestionada del sistema
  • 7,905 son los viajes que hacen los trenes por las vías de Nueva York en una semana
  • $4,700 millones se están invirtiendo en obras de mejoramiento de sistemas de comunicación
  • $1,000 millones en obras a lo largo de los trenes que van por las líneas de la 8a Avenida, Culver y Queens Boulevard.
  • $15,800 millones es la inversión total del Plan Capital de la MTA para modernizar el sistema
  • $2,152 millones para modernización de señalizaciones
  • $2,856 millones en modernización de vagones y trenes
  • $2,781 millones en modernización de estaciones
  • $1,845 millones en modernización de vías del Subway
  • 2019 es el año pautado para culminación total de las obras