Resistencia neoyorquina contra la ley de salud del Senado de EEUU

Hubo vigilias en 6 ciudades a través del estado
Sigue a El Diario NY en Facebook
Resistencia neoyorquina contra la ley de salud del Senado de EEUU
Medicare ayuda a personas de 65 años o más con algunas excepciones.
Foto: Archivo

Aunque se haya retrasado el voto del plan de salud del Senado de los Estados Unidos, este miércoles neoyorquinos en seis ciudades a través del estado organizaron vigilias en contra de la medida que dejaría a unos 22 millones de personas  sin cobertura médica para el 2026, según la Oficina del presupuesto del Congreso.

El líder de mayoría republicana Mitch McConnell atrasó el voto para después del 4 de julio porque no tiene suficientes votos para aprobar el proyecto de ley.

“Tenemos que seguir presionando y no volvernos complacientes y asumir que van hacer lo correcto”, expresó Lillie Cariño, directora del Fondo Político de Acción para el sindicato 1199. Entre sus preocupaciones por el plan está que eliminaría trabajos en la industria de salud en Nueva York, lo que podría resultar en mayor desempleo y más desamparo.

La posible eliminación o la reducción de fondos federales para el Medicaid en Nueva York, podría alcanzar los $4,000  millones anuales. Esto no permitiría continuar con la expansión de este programa estatal del cual dependen 6 millones de neoyorquinos y podría provocar la eliminación del nuevo programa Essential Plan (Plan Esencial), según reportó El Diario.

Pero una de las grandes preocupaciones entre los grupos que formaron parte de la vigilia fue cómo los recortes afectarían a los neoyorquinos, en particular los 3.3 millones de ancianos que se benefician de Medicare.

“La legislación del Senado significa costos más altos y menos cobertura para los adultos mayores de Nueva York”, dijo David McNally, director de Asuntos Gubernamentales y Defensoría de AARP Nueva York, quien instó a todos los senadores a que se opongan a la medida.  “Cortaría fondos para Medicare, dejando la puerta abierta para recortes de beneficios y cupones de Medicare, aumentando el costo y poniendo en riesgo los beneficios para todos”, añadió.

McNally además se opone a que la medida reduzca los impuestos para las farmaceúticas y las compañías de seguro.