El esperado encuentro entre Donald Trump y Enrique Peña Nieto

La reunión será en Alemania, donde acudirán al G20
Sigue a El Diario NY en Facebook
El esperado encuentro entre Donald Trump y Enrique Peña Nieto
Los mandatarios se reunirán por primera vez este mes.
Foto: Hector Vivas/LatinContent/Getty Images

NUEVA YORK – Después de los desaguisados de enero, a pocos días de la toma de posesión del presidente Donald Trump, el mandatario por fin podría reunirse con su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto.

Al menos así lo confirmó la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de ese país, a través de dos mensajes en su cuenta oficial en Twitter.

“Los gobierno de México y EEUU, han acordado una reunión entre los presidentes de ambas naciones de la Cumbre G20. Ambos mandatarios revisarán los avances en los diferentes temas de la relación bilateral. La agenda se dará a conocer más adelante”, se tutiteó.

En enero, Peña Nieto iba a viajar a los EEUU, pero canceló su visita tras la polémica del pago del muro fronterizo, sobre lo cual el presidente Trump insistió que sería México cubriría el costo. Actualmente ese tema sigue en el aire.

La cumbre de los jefes de Estado y de Gobierno se celebrará en Hamburgo, Alemania, los días 7 y 8 de julio, en cuyo marco se encontrarían los mandatarios estadounidense y mexicano.

La Casa Blanca no ha confirmado ni desmentido esa reunión ni tampoco el presidente Trump vía Twitter, su medio favorito para informar sobre algunos temas.

Aunque la agenda se está trabajando, según la SRE, hay al menos cuatro temas que están pendientes, debido a su premura y la importancia que ambos líderes han expresado por separado.

1. El Muro.- El Congreso estadounidense está por definir el monto de los recursos que serán destinados al inicio de la construcción de la polémica estructura, pero se espera que en septiembre se construyan los primeros prototipos. El gobierno mexicano no ha sido lo suficientemente enérgico contra el tema, tal como lo han sido otros exmandatarios, como Vicente Fox y Felipe Calderón. Las preguntas a responder incluye, entre otras: ¿cómo se resolvera, principalmente, el tránsito de habitantes de ambos lados que tienen sus vidas personales y profesionales en los dos países? y, sobre todo, ¿quién lo pagará?

2. Inmigrantes.- La política del presidente Trump contra indocumentados está impactando, sobre todo a mexicanos, ya que de los detenidos hasta ahora, más del 60 por ciento son de esa nacionalidad. Aunque la administración estadounidense afirma que está capturando a “puros delincuentes”, hay decenas de casos de personas que no han cometido delitos, pero son deportados o están en peligro de hacerlo. También deberá determinarse si el gobierno de Peña Nieto aceptará que se envíen ciudadanos de otras naciones a México, como eran las intenciones del Departamento de Seguridad Nacional. Para diversos sectores en México y EEUU, el gobierno mexicano no ha sido firme con su apoyo a los inmigrantes, a pesar de contar con un programa de ayuda del que no se han reportado avances de su aplicación, por lo que el tema será foco de atención. ¿Peña Nieto hablará firme sobre el tema?

3. Narcotráfico.– Aunque el presidente Trump ha dicho que México es culpable de enviar drogas a los EEUU, en febrero, durante su visita a ese país, el secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, y el secretario de Estado, Rex Tillerson, reconocieron que el consumo de drogas en EEUU es un gran problema que impacta en la violencia que se vive en México. Lo que debe informarse es cómo será la coordinación contra el crimen organizado, ya que en México se tienen ubicados a líderes de cárteles (aunque eso no asegura su detención), pero su país vecino, por el tipo de mercado, no hay líderes de organizaciones criminales similares, como lo indica el libro “Los narcos gringos”.

4. TLCAN. La renegociación del Tratado de Libre Comercio es primordial, ya que ambas naciones comenzaron en sus propios congresos los procesos para sentarse a la mesa y discutir las nuevas reglas, asimismo, hay una coordinación con Canadá sobre los cambios, pero no se ha especificado en qué consistirán. Por lo pronto, México y EEUU concretaron una negociación en el tema del azúcar, que tenía abierto desde los años noventa.

Además de su reunión con Peña Nieto, el presidente Trump tendrán un encuentro con el mandatario ruso Vladimir Putin, quizá el encuentro más esperado en los EEUU, debido al “Rusiagate”, la posible injerencia del Kremlin en las elecciones estadounidenses y la colusión del equipo del republicano.