Bibliotecas públicas de Nueva York perdonarán multas a menores de 17 años

Casi 200,000 niños, mayormente de bajos recursos, se beneficiarán con la medida en las 217 librerías de la Gran Manzana
Bibliotecas públicas de Nueva York perdonarán multas a menores de 17 años
Aproveche la oportunidad de enriquecimiento educacional y entretenimiento que ofrecen las bibliotecas públicas. archivo

Con la intención de que aquellos menores de edad que tienen deudas pendientes con las bibliotecas de Nueva York por pérdidas de libros o multas por retrasos vuelvan a tener su récord limpio, la Ciudad acaba de anunciar una amnistía que se hará efectiva este jueves. Unos 200,000 menores se beneficiarán con la medida en las 217 bibliotecas de la Gran Manzana y sus deudas automáticamente serán eliminadas de sus tarjetas a partir de hoy.

Así lo confirmó Adriana Blancarte-Hayward, gerente de alcance comunitario de las Bibliotecas públicas de Nueva York, quien explicó que el 20% de los 927,000 menores que acuden a las bibliotecas tienen deudas pendientes, lo que en muchos casos evita que regresen.

“La idea es beneficiar a todos los niños. Muchas veces pasan accidentes, se olvidan de regresar los libros o se pierden, y entendemos que a veces es difícil pagar las multas, por lo que esta amnistía les ayudará a tener un comienzo nuevo para que sus multas se reduzcan a cero y vuelvan a la biblioteca sin tener pena por no haber pagado o miedo”, comentó la funcionaria. “Es una nueva bienvenida a todos los niños ahora que regresaron a clase después del verano”.

Y aunque el programa de manera automática beneficia a todos los deudores menores de 17 años, también se hará extensivo a aquellos jóvenes mayores que tengan deudas y que todavía son estudiantes de secundaria. “Ellos también pueden aplicar por el perdón de las deudas, pero deben ir en persona a sus respectivas bibliotecas”, agregó Blancarte-Haywart.

“Esto se hace posible gracias a la Fundación JPB”, agregó la Biblioteca Pública de Nueva York, a través de un comunicado, donde resaltaron que la iniciativa resulta muy beneficiosa para garantizar que todos los niños tengan acceso a los múltiples recursos y programas que ofrecen estos centros en los cinco condados, que son más que espacios de lectura.

Las bibliotecas no son ahora solo sitios para estar calladitos y leyendo sino que ahora hay más actividades, tutorías de tareas, programas de lectura, actividades con los padres, internet gratis”, destacó Blancarte-Hayward.