Canciller de Educación rinde cuentas sobre el bullying pero deja muchas dudas

Aunque Carmen Fariña admitió que necesitan trabajar mucho más para acabar con esa epidemia, líderes políticos, activistas y estudiantes insisten en que falta abordar el asunto con más seriedad.
Canciller de Educación rinde cuentas sobre el bullying pero deja muchas dudas
La estudiante mexicana Stephanie Valera y Adilka Pimentel en la audiencia contra el bullying

Serios cuestionamientos sobre la efectividad de los programas de lucha contra el bullying que se están implementando entre el 1.1 millón de estudiantes de las 1,800 escuelas de la Gran Manzana, recibió este lunes la canciller de Educación, Carmen Fariña, quien estuvo rindiendo cuentas ante el Comité de Educación del Concejo Municipal. La reunión, convocada tras el apuñalamiento de dos jóvenes el mes pasado en una escuela de El Bronx, que terminó con la muerte de uno de ellos y el agresor (aparentemente víctima de bullying por su orientación sexual) en la cárcel, dejó muchos interrogantes sobre la seriedad y responsabilidad con la que el acoso escolar está siendo manejado en los centros educativos.

“Nunca va a haber un sistema donde todo esté perfecto. Lo que está pasando aquí es una cosa que todos tenemos que mejorar, en eso yo no tengo ninguna discusión, pero cómo lo hacemos y qué rápido lo podemos hacer, son dos cosas completamente diferentes”, comentó la Canciller, tras defender los programas anti-bullying que se aplican en las escuelas y el plan “Respeto para todos” donde hay coordinadores entrenados que reciben capacitación y proveen información pública sobre la lucha contra el acoso.

Fariña aprovechó su presencia en la audiencia, que duró más de cuatro horas, para anunciar una nueva iniciativa de inversión de $8 millones para luchar contra el bullying, a través del fomento de más talleres, manejo de las quejas contra el acoso a través de un portal y expansión de los servicios ofrecidos, pero advirtió que el trabajo no puede recaer solo en manos de las escuelas.

“La cosa más importante para hoy es que los padres sepan que tienen derechos y que si algo está pasando con sus hijos en las escuelas y creen que otros niños se están yendo contra ellos, tienen la obligación y el derecho de ir a la escuela y hablar con la directora y reportar lo que está pasando pero también tienen la obligación de educar a sus hijos que no deben usar ciertas palabras, ciertos dichos contra otros estudiantes; es su responsabilidad y obligación”, advirtió la funcionaria.

Pero los comentarios de la jefa del sistema escolar de la Gran Manzana no convencieron a los miembros del Comité y a algunos asistentes.

“No me quedo conforme con esto, pues siento que les falta hacer mucho y admitirlo. Por ejemplo la principal de la escuela donde ocurrió el apuñalamiento me dijo personalmente que estaba pidiendo apoyo y oficiales y se lo negaron. Además notamos que había programas disponibles para los maestros para intervenir y se dijo que eran un costo”, comentó bastante preocupado el concejal Rafael Salamanca.

“Obviamente aquí alguien no está diciendo la verdad y yo quiero respuestas. Tiene que haber una investigación más profunda en la administración porque cuando un director pide algo pero el Departamento de Educación dice que no es grave”, agregó el político de El Bronx. “Lo que queremos es que digan la verdad y si tienen un problema hay que admitirlo y si el problema es de recursos tenemos que dárselos, pero tienen que asumir sus problemas”.

Asimismo, el concejal Ydanis Rodríguez aseguró que el problema del bullying va más allá de la actual administración y manifestó que una de las causas es la falta de igualdad con que se manejan las escuelas ubicadas en vecindarios de bajos recursos.

“La realidad es que el problema del sistema de educación está por encima del deseo que yo sé que tiene la canciller Fariña, pues este es el sistema más segregado de toda la nación y eso se nota en la calidad de educación que se está proporcionando y en los servicios que tienen los jóvenes, pues a nivel nacional se recomienda que haya 285 estudiantes por cada consejero guía y en Nueva York hay 500 por cada uno”, dijo el líder dominicano.

Canciller de Educacion Carmen Fariña testifica ante el concejo sobre como evaluan la informacion sobre “bullying” en las escuelas.

“Hay que ir a las raíces del problema para terminar con el bullying aumentando la cantidad de consejeros, pero hay que acabar con la segregación, pues cuando hay un caso de un estudiantes en las escuelas de clase alta o clase media, inmediatamente hay una reacción pero si es con niños de bajos recursos no pasa lo mismo”, agregó Rodríguez, quien propuso la creación de un sistema de mediación dirigido por los estudiantes y supervisado por adultos para manejo de conflictos.

Sandford Rubenstein, abogado de la familia del estudiante Matthew McCree, de 15 años, quien perdió la vida en la escuela Urban Assembly School for Wildlife Conservation, también asistió a la audiencia y culpó al Departamento de Educación por no tomar cartas en los asuntos que ponen en riesgo la seguridad de los menores.

“El Departamento de educación asegura que las máquinas detectoras de metales no cambian mentes pero con esas máquinas Matthew estuviera vivo hoy. Ellos nada hacen por los estudiantes”, dijo el abogado. “La canciller tiene la responsabilidad de proveer la seguridad e integridad de los estudiantes y si la directora le informó y solicitó que hiciera algo y no lo hizo, ella tiene la responsabilidad y ella no respondió a esos llamados”.

La estudiante mexicana Stephanie Valera, quien cursa último grado en el sistema escolar de la Gran Manzana, también mencionó que falta más responsabilidad y seriedad de las autoridades escolares para manejar el bullying y criticó las medidas punitivas.

“La manera como suelen resolver el problema lo que hace es empeorar las cosas y hacer que los estudiantes no se sientan seguros en las escuelas”, dijo la joven. “El problema de bullying es algo muy serio en la ciudad y tenemos que tener más conversaciones sobre la manera de solucionarlo con justicia restaurativa, porque más allá del apoyo de consejeros hay que crear estrategias efectivas”.

Adilka Pimentel, organizadora juvenil d ela organización Make the Road NY aseguró que la principal falla del Departamento de Educación ha sido ignorar a los propios jóvenes que sufren bullying, pues a través de ellos se puede implementar soluciones a fin de evitar otra tragedia futura.

“El bullying no es algo nuevo y quienes pasan por el bullying saben que la solución no es traer más equipos o policía sino darles sentido de seguridad, a través de la creación de círculos de diálogo que reduzca el problema”, dijo la activista. “Creo que aunque las escuelas están trabajando, no están hablando mucho con los jóvenes y hay una falla de comunicación enorme”.

El presidente del Comité de Educación del Concejo Municipal Daniel Dromm, pidió al DOE una vez más que en vez de justificar sus fallas sobre este flagelo, tome acciones inmediatas, de manera especial contra los jóvenes LGBT, ya que el problema es tan serio que se calcula que el 64% de los estudiantes que son víctima de bullying no lo reportan.

“Como ciudad es nuestra responsabilidad asegurarnos de que nuestros estudiantes se sientan valorados y apoyados en la escuela para que puedan desarrollar su potencial”, comentó la presidenta del Concejo, Melissa Mark-Viverito, quien hizo mostró especial interés es conocer la manera en que el Departamento de Educación maneja la información y los reportes que reúne para ayudar a luchar contra el bullying.

Datos del bullying en las escuelas

  • La Fiscalía de Nueva York descubrió que en el 2013 de las 1,792 escuelas públicas y charter de la Gran Manzana, el 70% no reportó un solo incidente de bullying o discriminación
  • En el 2015 el 94% de las escuelas reportó tan solo 10 o menos incidentes de bullying
  • Actualmente existen leyes y medidas contra el bullying como el “Acta del éxito para todos los estudiantes (ESSA)”, el “Acta por la dignidad de todos los estudiantes (NYC DASA)”, el “Acta de Escuelas seguras contra la violencia (SAVE Act)”, el programa “Respeto para Todos (RFA)” y la Regulación A-832, pero según los críticos parecen ser insuficientes para proteger a los estudiantes de Nueva York.
  • En el 2015 se reportaron 4,293 incidentes de bullying, de los cuales 276 fueron por asuntos de género, 201 por motivos de raza, 195 por orientación sexual y 143 por peso, entre otros

Dónde y cómo buscar ayuda contra el Bullying:

• Los estudiantes que crean que han sido objeto de acoso o intimidación o discriminación por parte de otro estudiante o por un miembro del personal, y todos los estudiantes con el conocimiento de tal comportamiento, deben reportar el incidente inmediatamente.
• Las víctimas de bullying deben informar de inmediato sus preocupaciones a través de la oficina “Respeto para todos” o a cualquier otro miembro del personal escolar.
• Si un estudiante tiene conocimiento de tales comportamientos contra otro estudiante, se le motiva a que reporte el incidente inmediatamente.
• Un estudiante puede hacer un reporte de abuso, intimidación, discriminación o acoso por parte de otro estudiante por escrito o de manera oral a los miembros del personal escolar
• Si un estudiante cree que ha sido objeto de acoso por parte de alguien del personal escolar debe reportarlo al director, al designado o a la Oficina de Investigaciones Especiales.
• Si un estudiante considera que ha sido objeto de acoso o discriminación basados en la raza, color, origen étnico, religión, credo, origen nacional, sexo, identidad de género, expresión de género, orientación sexual, estatus migratorio, peso o discapacidad, debe reportarlo.
• EL DOE asegura que investigan todas las denuncias de acoso, discriminación y/o intimidación y piden a los estudiantes que presenten los reportes tan pronto como sea posible después del incidente para que puedan ser investigados y tratados de manera efectiva.
• Si, después de informar de sus quejas un estudiante necesita asistencia adicional, existe el correo electrónico RespectForAll@schools.nyc.gov para recibir más ayuda.
• El DOE lanzó la aplicación gratuita “KnowBullying” para teléfonos inteligentes en asocio con el programa federal StopBullying que proporciona información a los padres, cuidadores y educadores sobre cómo hacer frente ante la intimidación y el acoso a los estudiantes. Está disponible en iPhone y Android. Esta app se puede descargar en este enlace https://store.samhsa.gov/apps/knowbullying/index.html

?>