Trabajadoras exponen epidemia de acoso sexual en NYC

Las víctimas testificaron en una audiencia pública convocada por la Comisión de Derechos Humanos, la primera sobre acoso sexual desde la década de 1970

Guía de Regalos

Trabajadoras exponen epidemia de acoso sexual en NYC
Las víctimas testificaron en una audiencia pública convocada por la CCHR, la primera sobre acoso sexual desde la década de 1970.

La Comisión de Derechos Humanos (CCHR) de la ciudad de Nueva York realizó la primera audiencia pública en más de 40 años sobre acoso sexual en el lugar de trabajo. El evento, que contó con el testimonio de 29 víctimas, se celebró la tarde del miércoles en el auditorio Dave Fields de la Escuela de Derecho de CUNY, en Long Island City, Queens.

La agencia convocó a trabajadoras de diversas industrias para testificar acerca del flagelo que cobró visibilidad mediática luego de que diversos escándalos emergieran en la cúspide hollywoodense, a los que siguió la poderosa campaña en redes sociales #YoTambién (#Metoo), impulsada por la actriz Alyssa Milano.

En la audiencia pública llamó la atención el testimonio de trabajadoras de color y de minorías de sectores en donde predominan los varones, como la industria de la construcción. El profesor de derecho, Rick Rossein, describió el acoso sexual en el lugar de trabajo como una “epidemia” que debe erradicarse.

Congresista Eleanor Holmes Norton.

El catedrático destacó la importancia de la primera audiencia pública sobre acoso sexual desde la década de 1970, cuando la entonces comisionada Eleanor Holmes Norton, ahora congresista, catalizó la situación como un tema de interés nacional.

“Hace cuarenta años, cuando serví como comisionada de la Comisión de Derechos de Humanos de la ciudad de Nueva York, lideré la primera audiencia pública de la nación sobre la discriminación contra la mujer (…) el lugar de trabajo debe estar libre del acoso sexual, es hora de convertir estos sitios en lugares de poder para la mujer”, dijo la congresista a unos 200 asistentes, la mayoría mujeres. “Estas mujeres son muy valientes al testificar y exponer el problema a nivel nacional. El acoso sexual es una forma de discriminación y debe ser castigado como tal. Es una violación grave a los derechos humanos”.

La comisionada de la CCHR, Carmelyn P. Malalis, destacó que las leyes neoyorquinas son las más severas de la nación contra la discriminación de género y el acoso sexual.

Comisionada Carmelyn P. Malalis.

“Estamos haciendo lo mejor y haremos más”, dijo la comisionada. “Es por lo que necesitamos la colaboración del gobierno y la comunidad, para impulsar políticas más estrictas para compañías y empleadores”.

Los testimonios recabados en la audiencia serán la base para un reporte que la CCHR divulgará en el primer semestre de 2018, el cual incluirá recomendaciones para hacer frente al acoso sexual en los lugares de trabajo en toda la ciudad.

Latinas alzan la voz

Los defensores destacaron la desprotección que sufren particularmente las trabajadoras domésticas indocumentadas, quienes a menudo optan por no denunciar el acoso sexual en su lugar de trabajo por miedo a que su información trascienda a autoridades de inmigración.

Daniela Contreras, de 34 años, una organizadora líder de National Workers Alliance, dijo al panel que en los últimos dos años ha escuchado el testimonio de al menos 500 mujeres que han experimentado acoso sexual por parte de sus empleadores.

Contreras dijo que la terrible experiencia de estas mujeres la llevó a enfrentar sus propios miedos. La activista reveló que a los 16 años fue víctima de acoso sexual en su primer empleo, como niñera, en la ciudad de Nueva York. Su empleador intentó abusar sexualmente de ella, mientras cuidaba al hijo de éste.

Daniela Contreras, trabajadora de casa.

El dramático testimonio de Daniela causó conmoción entre la audiencia.

“Las historias de acoso sexual que han emergido en los últimos meses me han hecho recordar mi propia historia (…) Nunca denuncié por miedo y por vergüenza, pero ahora estoy luchando por esa niña de 16 años y por las mujeres que sufren y han sufrido acoso sexual”, dijo Contreras, quien llegó a la ciudad de Nueva York a los 11 años.

Marrisa Senteno, gerente de programas de National Workers Alliance, pidió a la Ciudad que arrecie la persecución de empleadores responsables de acosar a sus trabajadoras.

“Necesitamos leyes más duras”, dijo Senteno. “Las trabajadoras de casa indocumentadas están mayormente expuestas a estas prácticas aberrantes”.

La denuncia va en aumento en NYC

La Comisión de Derechos Humanos de la ciudad de Nueva York investiga actualmente 123 denuncias de acoso sexual y de género, de éstas, el 85% (105 casos) se produjeron en el lugar de trabajo. Los casos de acoso sexual representan casi el 40% de todas las reclamaciones de discriminación de género que la Comisión investiga actualmente, lo que representa 123 reclamos de acoso sexual de un total de 340 casos de discriminación por motivos de género.

Las víctimas testificaron en una audiencia pública convocada por la CCHR, la primera sobre acoso sexual desde la década de 1970.

Los reclamos de acoso sexual, que se presentan en virtud de la discriminación de género, han aumentado casi el 50% en toda la ciudad en los últimos dos años, con 109 reclamaciones presentadas en 2016/15, en contraste con las 73 establecidas en 2014/13.

La CCHR tiene la autoridad para investigar y responsabilizar a los infractores con sanciones civiles de hasta $250,000. La Comisión también puede ordenar capacitaciones sobre la Ley de Derechos Humanos, cambios en las políticas de la empresa y otras medidas de alivio, como el servicio comunitario y las disculpas mediadas.

Las víctimas, además de informar el incidente a su Departamento de Recursos Humanos o gerente, pueden reportarlos llamando al 311 y a directamente a la línea de la Comisión al 718-722-3131.