Convertirán más de 1,100 apartamentos para desamparados en viviendas asequibles

El alcalde Bill de Blasio anunció la nueva medida como una estrategia para frenar el creciente problema de quienes no tienen hogar
Convertirán más de 1,100 apartamentos para desamparados en viviendas asequibles
Más de 60,000 personas sin techo vivien en los albergues de la Gran Manzana. /ARCHIVO
Foto: Araceli Martínez / La Opinión

La crisis de los desamparados en Nueva York hace mucho tocó fondo, con más de 60,000 personas sin techo viviendo en los albergues de la Gran Manzana. Y como una manera de agarrar al toro por los cuernos, la Ciudad convertirá en viviendas asequibles la gran mayoría de apartamentos donde hoy se alberga a varias familias quienes no tienen casa.

Así lo anunció este martes el alcalde Bill de Blasio, tras explicar que la Ciudad usará financiamiento público para ayudar a las organizaciones sin fines de lucro a adquirir una tercera parte de estos apartamentos, que en muchos casos están bastante deteriorados, y que forman parte de un programa lanzado hace 17 años para brindar albergue que la Ciudad desea terminar.

“La crisis de los desamparados de nuestra ciudad no se creó de la noche a la mañana y no se resolverá de la noche a la mañana. Requiere que desarrollemos nuevas estrategias creativas y audaces para ayudar a los que están en la calle y aquellos que necesitan refugio y vivienda permanente asequible”, aseguró el mandatario, tras anunciar su proyecto. “Esta iniciativa transformará decenas de apartamentos temporales en ruinas, en viviendas de calidad y permanentemente asequibles”.

Para lograr su objetivo, la Ciudad negociará los espacios o se acogerá al derecho de aplicar el concepto jurídico de “eminent domain” para conseguirlos.

Los desarrolladores urbanísticos sin fines de lucro que adquieran los edificios contribuirán en su rehabilitación, de la mano del Departmento de Preservación de Vivienda y Desarrollo (HPD), a fin de que esas unidades sean hogares asequibles para familias sin techo, al tiempo que se sumarán al mercado de viviendas de renta estabilizada.

Los nuevos propietarios firmarán un acuerdo regulatorio con HPD para garantizar la asequibilidad a largo plazo de los apartamentos como viviendas para familias sin hogar y otros neoyorquinos de bajos ingresos. En el proceso de transición, estas unidades de vivienda seguirán funcionando como refugios con fondos y programas del Departamento de Servicios de Desamparados.

Hasta el momento la Ciudad ya tiene en mente entre 25 y 30 edificios para implementar la iniciativa, donde viven unas 800 familias desamparadas y otros 300 inquilinos, para un total de 1,100 unidades.

A quienes ya residen en esas viviendas y estén preparados para tener un sitio propio, se les dará la oportunidad de permanecer como inquilinos con un nuevo contrato de alquiler estabilizado.

“La comisionada de Salud y Servicios Humanos de Nueva York, Herminia Palacio, comentó que con este plan se pretende brindar apoyo a trabajadores que intentan dar una vida mejor a sus familias.

“Eliminar la incertidumbre de la vivienda puede fortalecer la salud de una familia y la estabilización de las familias conduce a comunidades más fuertes”, dijo la funcionaria.

Steven Banks, comisionado del Departamento de Servicios Sociales, calificó la nueva movida de la Administración De Blasio como una herramienta muy positiva para aliviar la crisis de los desamparados.

“Es parte de nuestro compromiso utilizar todas las herramientas a nuestra disposición para ayudar a los neoyorquinos necesitados a recuperarse, y al mismo tiempo crear vivienda para familias sin hogar y preservando la asequibilidad para miles de neoyorquinos en los próximos años”, dijo Banks.

Desde enero del año pasado, cuando había más de 3,600 apartamentos para desamparados, la Ciudad ha reducido su uso en 35%. Actualmente hay unas 2,272 familias en esas unidades.

“Se ha comprobado que este tipo de unidades resultan costosas e ineficientes, y esta es la decisión correcta”, dijo el concejal Stephen Levin, presidente del Comité de Bienestar General del Concejo Municipal, quien calificó la medida del Alcalde como el camino indicado. “Esta acción que estaba atrasada hace mucho tiempo, proporcionará viviendas asequibles para algunas de las familias más vulnerables de Nueva York”.

Asimismo el concejal Ritchie Torres, de El Bronx, donde existe el mayor número de estos apartamentos de desamparados, mencionó que la iniciativa muestra el compromiso de la Ciudad para luchar contra el problema de quienes no tienen techo y el interés para que haya más viviendas estables.