Desde su cama de hospital Akayed Ullah escucha cargos que enfrenta

Los fiscales pidieron que Ullah permanezca bajo arresto sin derecho a fianza y bajo custodia policial hasta su próxima aparición en corte el 13 de enero

Desde su cama de hospital Akayed Ullah escucha cargos que enfrenta
El ataque ocurrió en un túnel peatonal del Subway en la calle 42.
Foto: EFE

El sospechoso de causar terror en la estación del Subway del Port Authority escuchó este miércoles los cargos federales que enfrenta postrado en una cama del hospital Bellevue, en donde recibe cuidado médico tras sufrir laceraciones menores producidas por el estallido de la bomba casera que fabricó en su apartamento de Brooklyn.

Ullah fue radicado el martes de cargos por terrorismo por el fiscal federal Joon H. Kim, del Distrito de Manhattan; sin embargo, no fue sino hasta este miércoles que los fiscales acudieron al hospital Bellevue para leer los cargos formalmente y en persona al acusado. El presunto atacante enfrenta cadena perpetua de ser hallado culpable.

La visita de los fiscales se considera como la primera aparición en corte de Ullah desde que detonó la bomba casera en un túnel peatonal en la terminal de autobuses de la Octava avenida en Manhattan, un acto de terror que los fiscales describieron como un ataque suicida fallido y premeditado en nombre del ISIS.

La lectura de cargos a Ullah fue transmitida a un tribunal federal de Manhattan por video. En la grabación se observa al sospechoso con la cabeza apoyada en una almohada y una manta blanca cubriendo su torso.

Policías de la Autoridad Portuaria lograron derribar y arrestar a Ullah tras detonar el artefacto explosivo, el cual fábrico con luces navideñas y baterías de nueve voltios siguiendo instrucciones que consiguió en internet.

Ullah respondió con monosílabos y frases cortas a las preguntas del juez sobre los cargos que enfrenta, que van desde brindar apoyo material de una organización terrorista hasta el el uso de un arma de destrucción masiva.

Sin derecho a fianza

Los fiscales federales pidieron que Ullah se mantenga bajo arresto sin derecho a fianza y bajo custodia policial al menos hasta su próxima cita en la corte el 13 de enero.

El acusado, de 27 años y beneficiario de una tarjeta verde, emigró de Bangladesh a Estados Unidos con una visa familiar en 2011 y trabajó como taxista y electricista. La esposa y el hijo de seis meses del acusado residen en Dhaka, la capital de su lugar de origen.

Según los fiscales, Ullah se radicalizó en 2014 y hace aproximadamente un año comenzó a planear el ataque suicida para vengar las políticas estadounidenses en Medio Oriente. La investigación reveló que el sospechoso inició la recolección de materiales para la bomba casera desde hace tres semanas.

El fiscal Kim reveló el martes que Ullah había publicado en su cuenta de Facebook “Trump no protegiste tu país” antes de viajar a la estación de Subway. Los fiscales dijeron que su pasaporte contenía anotaciones manuscritas en las que se leía “Oh América, muere por tu rabia”.

Ideas terroristas

Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley en Estados Unidos y en Bangladesh dijeron que Ullah no estaba en su radar de extremistas y radicalizados. Sin embargo, la Policía bangladesí reveló el miércoles que el sospechoso había alentado a su esposa a leer los escritos de Jashimuddin Rahmani, el líder encarcelado del proscrito grupo Ansarullah Bangla Team, que ha sido acusado de orquestar los asesinatos de blogueros ateos.

El jefe antiterrorista de Bangladesh, Monirul Islam, dijo que sus investigadores no encontraron ningún vínculo directo entre Ullah y Rahmani, quien supuestamente fue inspirado por Al Qaeda.

Rahmani ha sido vinculado con otro terrorista estadounidense, Quazi Nafis, quien cumple una condena de 30 años tras ser atrapado en una operación federal y declararse culpable de un plan para volar el Banco de la Reserva Federal de los Estados Unidos en Manhattan.